El id es:node/137244
Así Nos Conocimos 19 de Marzo de 2016

El presentador y su mánager

El usuario es:
Foto: Camilo Espitia y archivo particular

Carlos Calero, figura de la presentación en Colombia, está casado hace 19 años con la cartagenera Paulina Ceballos, que a su vez es su representante. Tienen dos hijos, viven en Bogotá y no pierden su esencia costeña.

Daniela Fernández Comas @danielaferco
Compartir:

En un congreso en Cartagena, hace 22 años, el barranquillero  criado en esa ciudad, Carlos Calero, vio por primera vez a Paulina Ceballos, una costeña rubia que lo encantó con su belleza e inteligencia.

Calero, que para ese entonces trabajaba con la oficina de comunicaciones de la Contraloría de Bogotá, tuvo la suerte de que la comunicadora de la Cámara de Comercio de la capital de Bolívar se sentara a su lado. Fue desde ese día que esta pareja comenzó a conocerse. La atracción –coinciden– fue inmediata.

“Desde que se sentó a mi lado me gustó. Fue un flechazo a primera vista, me pareció hermosa. Recuerdo que hasta trabajamos juntos ese día en un mismo grupo y desde ahí cruzamos los teléfonos y fuimos conociéndonos lentamente, sin afán. Y, fíjate, dio resultado”, cuenta Carlos.

“Sí, desde ese día comenzó todo. Como él vivía en Bogotá y yo en Cartagena, él me llamaba, me enviaba fax, por ahí empezó el coqueteo. Estábamos muy jóvenes, yo tenía 22 años y él tenía 24, pero, desde entonces no nos hemos separado”, dice Paulina.

El cortejo. Vivir en diferentes ciudades no fue impedimento para que este par se comunicara. Llamadas, fax y hasta viajes se convirtieron en el apoyo de estos comunicadores sociales para mantener el constante contacto.

“Yo trabajaba en Bogotá y me mandaban a viajar por trabajo. Eso lo aprovechaba para ir a visitarla y encontrarme con ella”, recuerda Carlos entre risas.

La dificultad de vivir en distintas ciudades lo hacía más interesante, pero trabajando cada uno en lo suyo no los dejaba verse tanto. Esto no fue imposible, dice Paulina.

“No era fácil movernos mucho de dónde estábamos. Él en Bogotá y yo en Cartagena no lo hacía nada fácil, pero buscamos las maneras de hablarnos, conectarnos y así nos enamoramos. Cada 15 días o menos tratábamos de vernos a cualquier costo”.  

Con el tiempo el amor fue floreciendo entre ellos y al cabo de un año y unos cuantos meses decidieron casarse el 11 de junio de 1997, en Cartagena.

El 11 de junio de 1997, Carlos y Paulina se casaron en Cartagena. 

“Yo era un intenso. La llamaba todo el tiempo, la molestaba todo el tiempo, la quería ver todo el tiempo, hasta que le dije que nos casáramos y me dijo que sí”, cuenta Carlos, que en ese momento de su vida, aún seguía viviendo en la capital. Mientras tanto, Paulina se encontraba en Cartagena, esperando un traslado de su trabajo a Bogotá, pero durante un tiempo estuvieron casados sin vivir juntos. “Él tenía el sueño de ser presentador y por eso debía quedarse entonces le aposté al amor y lo apoyé y sigo haciéndolo cada día”, cuenta la hoy mánager de su esposo.

Un trabajo en pareja.  Día a día Carlos y Paulina  trabajan de la mano, no solo en casa criando a sus dos hijos, Sofía y Carlos, sino también en la sociedad que han construido juntos. “Yo manejo a Carlos, soy su mánager. Pero todo el día me la paso riendo. Él me hace reír mucho, me mama gallo todo el tiempo así que es muy divertido. Siempre está tratando de buscarle el lado alegre y positivo a las cosas. Disfruto el tiempo con él”, dice Paulina.

Carlos y Paulina junto a sus hijos, Sofía, de 18 años y Carlos, de 11.

Hoy, tras casi 20 años de matrimonio, estos esposos y colegas afirman que han encontrado cómo mantener esa chispa por medio de detalles y caricias, pero admiten que han pasado ‘las verdes y las maduras’ en su relación. “No todo es color de rosa. Claro que hemos tenido nuestras crisis o momentos de rutina, pero es ahí donde sacamos nuestros deseos de continuar juntos y ponemos de nuestra parte para seguir. Él es mi partner y así espero que sea, hasta viejitos”.

Esta familia costeña reside en Bogotá hace poco menos de dos décadas apoyando a Carlos en todos sus proyectos como presentador del canal RCN, manteniendo la llama del amor, cuidando de su familia, recordando con agrado el día que se conocieron. 


Con un viaje a París celebraron su aniversario número 18.


Carlos y Paulina compartiendo en una reunión social, en Salgar. 


La pareja de costeños durante una fiesta en Barranquilla. 

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO