El id es:node/152004
Así Nos Conocimos 23 de Marzo de 2019

Un proyecto de vida que comparten Jorge y Blanca de Velásquez

El usuario es:
Foto: John Robledo

Esta pareja de psicólogos está casada desde el 2003. Hoy día consolidan mancomunadamente su hogar, conformado por nueve hijos, y un centro de transformación dirigido a personas naturales, parejas, familias y empresarios.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

Existe un adagio popular que reza: “todo sucede por alguna razón”. Este podría ejemplificarse tomando como referencia la historia que experimentaron en Venezuela los psicólogos Jorge Velásquez y Blanca de Velásquez, la cual fue esencial para que hoy día los dos caminen por la vida unidos bajo el sacramento del matrimonio.


Haciendo un flashback, Blanca recuerda que antes de que cruzaran palabra alguna, los dos vivían  la separación con quienes eran en su momento sus esposos. Enfocados en dicha situación, ninguno de los dos abría las ventanas del corazón para ver más allá.


“Inicialmente nos caímos mal, ya que siempre he manejado un liderazgo y él igual. Fue algo parecido a una guerra de titanes. Recuerdo que lo vi por primera vez debido a que me habían invitado a un evento que estaría precedido por un motivador que acababa de hacer una gira por Europa, quien terminó siendo él. Entonces, cuando lo escuché hablar, empecé a evaluarlo y me di cuenta que estaba afónico, como de por sí su tono de voz es bajo, yo no lograba escucharlo muy bien, así que me preguntaba que si ese era el súper motivador. De inmediato, pensé en que no me asombraba y lo dije, sin querer, en voz alta, así que Jorge escuchó”, relata entre risas la barranquillera.


Luego del suceso, surgió un encuentro fortuito en el que los dos volvieran a coincidir, sin entablar una conversación. Por circunstancias de la vida, así como lo denomina Blanca, dos años después asistió a un entrenamiento de ventas y emprendimiento que, para su sorpresa, estuvo dirigido por Jorge.


“El taller era teórico-práctico y duraba ocho horas. La verdad no me sentí cómoda cuando vi que era él quien lo dictaría. Durante su intervención, decidí quedarme callada para escucharlo atentamente y pude descubrir a una persona interesante. Ahora, yo no me quedé atrás y empecé a hacer aportes que atrajeron su atención, lo que lo llevó a proponerme que saliéramos a tomarnos un café. Por supuesto, en su momento dije que lo pensaría, pero al final no fui aunque me muriera por dentro”.


Jorge se sincera y dice que en ese momento su plan era acercarse a alguna mujer sin la intención de mantener una relación seria. El diálogo que lograron tener le dio señal de que Blanca era una mujer divorciada, confesión que causó en Jorge una frotada de manos acompañada del  pensamiento: “es mi momento”.


“El proceso de enamoramiento que viví con ella fue interesante, porque a pesar de que en mi vida pasada fui mujeriego, todo fluyó rápido y de una manera profunda. Nos ennoviamos en marzo y en diciembre de 2003 nos casamos, justo en Maracaibo. Además, como ya venía de un divorcio pensaba en que si iniciaba una relación con ella, quería que no tuviera la pretensión de contraer nupcias; pero al final le propuse que se casara conmigo. Nuestro romance ha sido de la mano de Dios, pues es quien ha cambiado mi perspectiva de las cosas”, señala el venezolano.


Después de un mes, Blanca viajó a Colombia. En su retorno al país petrolero encontró en su teléfono algunos mensajes de Jorge, señal que le cayó como anillo al dedo, puesto que debía tomar una decisión en la empresa en la que laboraba y requería de una guía. Así que, ¿qué mejor forma de aceptarle el café?


“Cuando nos vimos pude comentarle la situación que estaba viviendo, pero al percatarme de la hora paré la reunión porque necesitaba ir a la iglesia (...) yo era una mujer divorciada, con cuatro niños pequeños, que amaba a Dios y que sagradamente iba a congregarse y él era un hombre ateo. Entonces, entusiasmado por lo que le dije, decidió acompañarme y al llegar tomó la silla que yo había declarado como el asiento de “mi esposo”. Desde entonces Jorge se sienta en ese puesto cada vez que vamos a la iglesia”.
Los dos coinciden en que al principio nadie daba un peso por la relación, sobre todo por la reputación que guardaba Jorge con las mujeres y por ser padre de cinco hijos. No obstante, contra todo pronóstico, esta pareja decidió seguir adelante. Hoy día han sustentado su hogar y emprendido muchos negocios.

Sus negocios. Recién casados y en medio de una madrugada, Blanca tuvo la idea de ocuparse de los matrimonios que aparentemente “estaban bien”, a través del programa La vacuna anti divorcios.


“¿Cuándo las parejas van a consulta?, cuando están enfermas y hay mucho dolor. Por tanto, la vacuna anti divorcios es ideal, porque opera antes de la crisis como una ‘medicina preventiva’. Por otro lado, creamos un programa de radio que llamamos Momentos de familia. Cuando empezamos a trabajar con las parejas descubrimos que haciendo coaching empresarial podíamos encontrarle solución a problemas existentes en el recurso humano de una organización”, explica Blanca.


Hace cuatro años aterrizaron en Medellín y de allí llegaron a Curramba la Bella. Hoy día le apuestan a su Centro de Transformación 180°, porque creen en la renovasión de los seres humanos. Allí hacen talleres empresariales y cuentan con un club de mujeres, de parejas, de hombres y adultos mayores, entre otros.


“Buscamos que cada quien encuentre la mejor versión de sí mismo. Nosotros le hacemos mentoring y coaching a cualquier persona, estrategias empleadas para brindar un acompañamiento, pues no podemos despersonalizar los procesos, es decir, no podemos ver a alguien como un paciente que no tiene sentimientos, sino como una persona que vive una crisis, la cual requiere de una ayuda profesional. Es decir, nosotros brindamos experiencias placenteras de transformación”.


Para los dos, la base de un matrimonio consolidado está en el amor. Este debe ser auténtico; y aunque es difícil de entender, creen en que amar comienza dando. Así mismo, consideran que la metástasis de una relación es la falta de comunicación y recomiendan que se establezcan límites, con el fin de no darle el permiso a terceros para que opinen, ya que de esta forma se podría perder el orden del hogar. Y a pesar de que haya momentos difíciles, sustentan que la grandeza y el  empoderamiento de la relación se obtiene en la manera en cómo se reacciona y cómo la pareja ve la vida, finalmente la misión será ser felices.


Jorge admira a Blanca por su entrega, su forma de ver la vida y su pasión en cada cosa que realiza. Mientras Blanca, por su parte, menciona que Jorge le da equilibrio, porque es más tranquilo y analiza mejor cada cosa. Le encanta que le complace en todo y en cualquier locura que se le ocurra, él ‘se transforma’ y la complace.

La pareja sustenta...
“El amor es la base de una relación. Y aunque es  difícil de entender, amar se comienza dando”.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO