El id es:node/150754
La Cita Positiva 21 de Noviembre de 2018

Disfunción eréctil

El usuario es:
Frauky Jiménez Mazo

El Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, dice que la disfunción eréctil es la incapacidad, persistente o recurrente, para obtener o mantener una erección apropiada hasta el final de la actividad sexual, que provoca malestar acusado o dificultades de relación interpersonal.

La disfunción eréctil es la que más preocupa a quien la padece y supone el primer motivo de consulta en el ámbito de las disfunciones sexuales, a pesar de que la eyaculación precoz y el bajo deseo sexual de la mujer son más frecuentes.

¿Porqué se da la disfunción eréctil?

Las razones se clasifican en dos grandes grupos: Causas psicológicas o psicógenas y causas orgánicas.

¿Cuándo son las causas orgánicas?

Cuando hay alteración de los mecanismos fisiológicos que intervienen en la erección, los factores de riesgo y enfermedades de mayor repercusión sobre la erección, son la arterioesclerosis, diabetes, hiperlipidema, hipertensión, insuficiencia renal, fármacos, tabaquismo, alcoholismo, alteraciones hormonales.

¿Cuándo son causas psicológicas o psicógenas?

La ansiedad a la ejecución, el temor al fracaso, obligación de resultados por parte de su pareja, y cuando la persona se concentra demasiado en su imposibilidad para penetrar, le aumenta la ansiedad, perdiendo así su erección y tiende por esto a evitar la relación sexual.

Otro de los motivos de la Disfunción eréctil son los acontecimientos vitales traumáticos de reciente historia, por ejemplo un accidente, una pérdida, violaciones. Por vulnerabilidad desarrollada en la infancia o adolescencia.

Una relación con problemas y disminución del deseo de uno de los dos miembros de la pareja, la rutina, el desgaste, relaciones extramaritales disminuye el deseo y las erecciones con su pareja.

El 85% de las disfunciones eréctiles se dan a partir de los 50 años en adelante, casi siempre por debajo de esa edad, se debe a factores psicológicos y no orgánicos.

¿Se puede presentar al mismo tiempo causas psicológicas y orgánicas?

Si estos son algunos ejemplos:

La disfunción de etiología hormonal por déficit de testosterona libre, en la cual tras reponer los valores hormonales, la imposibilidad para la erección persiste.

Por ejemplo paciente depresivo que inicia un trastorno de erección y en la evaluación se encuentra una hipertensión arterial o una diabetes.

La persona que comienza su disfunción coincidiendo con un estrés intenso y a continuación evoluciona hacia una depresión que perpetua el problema de erección.

Como consecuencia de una diabetes aparece la disfunción eréctil y ante la disfunción, el paciente se deprime o bien genera ansiedad de ejecución, lo que mantiene y agrava el proceso.

 

Visítame en Web: www.miterapiadepareja.com

Sigueme en Twitter: @Frauky

Sigueme en Instagram: Frauky_Jiménez

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas