El id es:node/148600
Millennials 28 de Abril de 2018

Armadillo, el emprendimiento que une a cuatro barranquilleras

El usuario es:
Foto: Orlando Amador Rosales

Ana Cristina Correa, Carolina Herrera, Alejandra De la Rosa y Mariana Pérez son las creadores del proyecto. A través de este buscan afianzar el vínculo de la familia y desarrollar habilidades en los niños.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:
¿Cómo jugar de forma correcta con los hijos, pensar en qué comprar y qué juguetes brindarles durante su crecimiento?, fueron preguntas necesarias para que la abogada Ana Cristina Correa; la administradora de empresas Carolina Herrera, y las psicólogas con énfasis en educación Alejandra De la Rosa y Mariana Pérez se unieran e idearan un proyecto de emprendimiento denominado Armadillo.
 
Con un propósito claro, las cuatro barranquilleras articularon sus conocimientos y habilidades con el fin de crear esta marca dedicada a llevar a cada hogar una caja que reúne actividades especiales para niños y niñas entre cero y seis años.
 
Esta herramienta cuenta en su interior con materiales e instrucciones que cumplen dos propósitos: desarrollar las destrezas en cada etapa del niño y fortalecer los vínculos entre padres e hijos.
 
La marca se gestó en diciembre del año pasado y desde entonces funciona a través de suscripciones que pueden realizarse de tres, seis y 12 meses, a través de la cuenta de Instagram @armadillo.com.co o desde la página web www.armadillo.com.co. 
 
Carolina indica que al realizar la suscripción, mes a mes el padre o la madre recibe la caja con una temática y actividades diferentes a la dirección que indique. Cabe mencionar que las actividades van desde manualidades hasta juegos que resultan divertidos y facilitan la exploración de los cinco sentidos.
 
“La temática la cambiamos mensualmente entre todas. Al elegirla la aplicamos a todos los niños, pero las actividades las variamos teniendo en cuenta la edad. Por ejemplo, los recién nacidos empiezan a agudizar un poco más la visión, de modo que para ellos sean actividades que tengan que ver con el seguimiento visual. La caja de cuatro hasta los seis años procuramos que sea para que los pequeños creen y descubran (...) el grado de complejidad va aumentando teniendo en cuenta los años”, resalta Mariana.
 
Sobre la elección de la temática manifiestan que primero realizan una lluvia de ideas y luego recurren al proceso de selección, esto con el fin de lograr que los niños cada mes sean estimulados con diferentes actividades.
 
Por su parte, Ana Cristina especifica que el hecho de que tres de ellas sean madres (Mariana, Alejandra y Ana Cristina) facilita la inspiración y permite que a la hora de elegir los temas estos tengan que ver con los intereses de cada pequeño.
 
“Muchas veces nos damos cuenta que hay temáticas que a ellos les llama la atención. Además, Mariana y Alejandra son psicólogas con enfoque en educación, que trabajan con niños, siempre están atentas a lo que ellos requieren y esto lo ponemos en práctica en las actividades para que tengan un propósito específico. Se trata de que ellos aprendan y fortalezcan ciertas destrezas jugando”.
 
Las cuatro coinciden en que esta herramienta no pretende que el padre o la madre sea un tutor o un profesor, pues se trata de mostrar un juego mediante el cual se genere la interacción entre la familia, que la tecnología pase a un segundo plano y el desarrollo del menor se fortalezca.
 
Nombre de la marca. El origen del nombre Armadillo surgió en relación con la palabra armar. Cada caja de color (morado, amarillo, verde y azul) contiene actividades para realizar y un folleto que explica e indica las habilidades afianzadas al cumplir con la tarea establecida. La morada está dedicada a niños de dos a cuatro años, la amarilla para pequeños de cuatro a seis años, la verde para los de nueve meses a dos años y la azul para los que son de 0 a nueve meses.
 
Adicional a las actividades, los padres encontrarán un producto o bonos recomendados que normalmente provienen de marcas locales emergentes. 
 
Estas cuatro emprendedoras han participado en dos ferias en Barranquilla y hasta el momento distribuyen mensualmente 200 cajas en la ciudad y en otras partes de Colombia como Bogotá, Medellín, Envigado, Cali, Puerto Boyacá, Montería y Cartagena, entre otras.
 
“Los materiales de las actividades nos encargamos de buscarlos, los diseñamos y los armamos con amor y dedicación, pues nuestra misión es que lo que llegue a cada hogar genere una experiencia y tenga un significado en la vida del padre y del hijo (...) En estos momentos trabajamos con una diseñadora que tiene un don para pintar detalles infantiles, además de proveedores que varían dependiendo las actividades del mes”, señala Ana Cristina.
 
Visión. Armadillo es, para ellas, “cajas diseñadas por profesionales, curadas por expertos y avaladas por niños”.
 
Explican que su meta actual es crecer y cerrar el año con 1.000 suscripciones. Además, trabajan desde ya para llegar a ser una plataforma que cree comunidad, ya que ven la necesidad de usar sus cajas para trabajar con la primera infancia vulnerable. Esto con el fin de enriquecer el desarrollo y crecimiento del menor. 
 
Armadillo es...
“Cajas diseñadas por profesionales, curadas por expertos y avaladas por los  niños y niñas”.
 
Las cuatro afirman que...
“Todos los materiales los diseñamos y los armamos con amor y mucha dedicación”.
 
Para Ana Cristina...
“El hecho de que tres de nosotras seamos mamás, nos permite elegir temas del interés de los niños”.

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO