El id es:node/146636
Millennials 09 de Diciembre de 2017

“Dejé mi trabajo por la aventura de viajar por el mundo”: María Paola Jaramillo

El usuario es:

Foto: Orlando Amador Rosales

Compartir tiempo con su familia, jugar con sus mascotas y realizar meditación dos veces al día son las actividades que más disfruta hacer María Paola Jaramillo.

Daniela Murillo Pinilla

La vida de la barranquillera María Paola Jaramillo dio un giro de 180° cuando creó el blog de viajes Buscando a Jacinta, un espacio donde ofrece ‘tips’ a turistas sobre hospedaje, transporte y alimentación.

Vivir un día a día sin horarios ni ataduras y conocer nuevas culturas son las razones que inspiraron a la barranquillera y administradora de logística y producción, María Paola Jaramillo, a dejarlo todo por un sueño. 
 
Con su blog y página web Buscando a Jacinta y mediante el uso de sus redes sociales, María Paola ha registrado a través de fotografías y videos 35 lugares de Colombia y el mundo en menos de un año. En su cuenta de Instagram (@BuscandoaJacinta) tiene un  poco más de 15 mil seguidores y desde ahí responde las inquietudes de todos los viajeros, turistas o curiosos interesados en conocer más sobre un destino determinado. 
 
Pero no todo fue un viaje para María Paola. Antes de ser una bloguera de viajes, la vida de esta joven de 25 años fue totalmente distinta. Estudió Administración en Logística y Producción en la Universidad del Rosario en Bogotá y, tras graduarse, empezó a trabajar en la sección de compras de una empresa.
 
 Con el tiempo, ingresó a laborar en una organización petrolera en Bogotá que, según ella, le daba “todo lo que cualquier joven anhela tener cuando comienza la década de los 20”. 
 
“Tenía muy buenos ingresos económicos, más de lo que llegué algún día a pensar a esta edad, un novio espectacular que se desempeñaba como modelo y vivía en un apartamento muy cómodo. Todo parecía estar en orden para las personas que me preguntaban sobre mi vida, menos para mí”, explicó la barranquillera. 
 
María Paola estaba cansada de la rutina y de tener que levantarse todos los días a las 3 de la mañana. 
 
“En esta empresa trabajaba en el departamento que laboraba para Brasil y tenía que llegar a las 5 de la mañana a la oficina. Yo siempre me he caracterizado por tener buena energía y así me levantaba todos los días, hasta que un día caí en cuenta que lo hacía por obligación y que no era completamente feliz”, contó. 
 
Empezó un proceso de introspección donde se propuso hacer un análisis en su vida y averiguar lo que quería hacer con ella. Afirmó haber “sentido pánico” por su futuro y por “soltar la estabilidad de un trabajo con el que lo tenía todo”. Con los días, llegó a la conclusión que solo dos cosas le apasionaban en la vida: bailar y viajar. Entonces, su propósito fue uno solo y empezó a “jugársela por convertirse en una bloguera de viajes”. 
 
Mantener una actitud positiva es para esta bloguera una de las claves para afrontar exitosamente los retos que se le presentan en el día a día. 
 
Renunció a su trabajo y emprendió el plan de partir a Nueva York para empezar a trabajar y así ahorrar suficiente dinero para iniciar los viajes. 
 
“No conocía a nadie en esa ciudad, pero, por cosas del destino, un amigo me conectó con una persona que él conocía y que residía allá. Le escribí, le conté mi historia y él me tendió una mano y me dijo que me ayudaría a desenvolverme en la ciudad. Arriesgué mucho porque dejé a mi familia, a mi novio, a mis amigos y estaba confiando en un desconocido”, afirmó. 
 
Estando en Nueva York fue contratada en un restaurante y fue allí cuando se dio cuenta que no todo podría ser como esperaba. Aseguró que trabajaba con inmigrantes, quienes “le hacían bullying por haber llegado a Estados Unidos en avión y sin cruzar la frontera como les tocó a ellos”.
 
Quiso devolverse para su país en varias ocasiones pero su fortaleza por conseguir sus metas la mantuvo en pie. En cinco meses “de lágrimas y vivencias excepcionales” volvió a Colombia con más de 27 millones de pesos en su bolsillo. 
 
Contrató una agencia de publicidad, creó su página web y reformó sus redes sociales bajo el nombre de Buscando a Jacinta. Punta Gallinas, en La Guajira, fue su primer destino, y después pasó a Puerto Rico. 
 
“Dejé mi trabajo para viajar por el mundo. Mi misión siempre ha sido dar las recomendaciones pertinentes para que los viajeros puedan armar su propio itinerario de viajes con el presupuesto que tienen. Doy consejos sobre hospedaje, transporte, alimentación y recreación sobre lugares turísticos y otros que, por lo general, son más escondidos. Pero, más allá de esto, lo que yo promuevo es un estilo de vida que es resultado de que, si te lo propones, siempre vas a llevar la vida que sueñas”, explicó la bloguera. 
 
María Paola durante una de sus visitas a Isla Fuerte, en Córdoba. 
 
En la actualidad, María Paola continúa viajando y llevando a los lugares que visita su línea de productos de Buscando a Jacinta, que creó junto a un grupo de diseñadores. También, aprovecha para dictar conferencias de emprendimiento y motivación donde reafirma que cada quien “es el dueño de su propio destino”. 

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas