El id es:node/152561
Millennials 18 de Mayo de 2019

Elisa, la “luz y esperanza” en la vida de María Fernanda Bustillo

El usuario es:
Foto: Eduardo Maguiña

Hoy día la barranquillera es madre por segunda vez. Su hija, Elisa, es una bebé que se ha convertido en su apoyo para afrontar la pérdida de su primer hijo y de su madre.

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

María Fernanda Bustillo es barranquillera, empresaria y comunicadora social y periodista. Desde muy joven empezó trabajando en el Canal Telecaribe, en un programa que se transmitía todos los días a las 6:30 de la mañana. Luego se vinculó al canal de Telmex y, después, debutó en Caracol Internacional con el programa El Trip. No obstante, y pese a estas facetas, en la actualidad asegura que “ser madre” siempre ha sido su mejor rol, su prioridad y “el que le da felicidad” a su vida.

El 31 de diciembre de 2015, María Fernanda vivió uno de los momentos más difíciles de su vida. Un accidente de tránsito en la Vía al Mar, en el que ella también resultó herida, que acabó con la vida de su madre y de su pequeño hijo, Juan Alejandro. A pesar de esta trágica situación que enlutó su corazón, en agosto de 2016 decidió hacer un cambio en su rutina. Se mudó a Lima, Perú, junto a su pareja Carlos Deutsch y decidió darse una nueva oportunidad en la maternidad. 

“En la actualidad si estoy dedicada 100% a la casa. Nunca imaginé ser ama de casa, es una transformación en mí porque es una experiencia que no había vivido antes. Cuando uno es joven en ocasiones piensa que si uno tiene este rol, la vida se acaba. No es así. Ahora tengo mucho tiempo para compartir con mi bebé, Elisa”, compartió.
Sobre la llegada a su vida de su segunda hija, María Fernanda no puede disimular su alegría. No obstante, confiesa que, tras la pérdida de su hijo, en aquel entonces había tomado la decisión de no convertirse nuevamente en madre. 

“Sin embargo, con el paso del tiempo lo fui conversando con mi pareja. Empezamos a reconsiderarlo como una opción porque, para nosotros, un bebé completa un hogar. Y ya estábamos sintiendo que nos estaba haciendo falta esta ilusión”, explicó. 

Asegura que desde el primer momento que se enteraron que venía en camino todo “fue mágico”. Fue el día del cumpleaños de Alejo, como le decía cariñosamente a su hijo, cuando supo que estaba embarazada. Manifiesta que fue “una sincronía maravillosa”. 

“Elisa nació un día antes del cumpleaños de su papá. Yo siento que ella estaba esperando a que decidiéramos tener un bebé, para que ella pudiera llegar de inmediato. Claramente, también existía el temor de criar a un niño con miedo por lo que ocurrió. Instintivamente pensé que sería una madre sobreprotectora, pero no ha sido así. Todo es muy tranquilo y orgánico”, manifestó. 

María Fernanda afirma que como madre ha contado con suerte, porque tanto Alejo como Elisa han sido unos “niños súper tranquilos”. 

“Sea lo que sea, la llegada de un niño es alegría. Elisa ha sido una recarga de amor para nosotros, al ambiente de nuestro hogar cambió en un 100%. Ella es la unión de toda una familia”, estableció. 

Un proceso

A las mujeres que han tenido que enfrentar la pérdida de un hijo o de un ser querido, la barranquillera aprovecha para aclarar que es importante tener en cuenta que cada proceso de duelo es diferente, pues depende “de cómo pasó, de las circunstancias y del momento que se está viviendo”. Deja claro que lo suyo no es recomendar lo que a ella le ha funcionado para conllevar el dolor, ya que no se considera “una psicoterapeuta” y así como tiene días buenos, también tiene otros “no tan agradables”. 

“Yo siento que lo que más me ayudó fue la aceptación. Esto hace parte del duelo, porque entre más uno se demore en aceptar la situación, más se expande ese primer dolor. Hay que refugiarse mucho en el amor, yo no soy tanto de recomendar religiones porque es un tema delicado. Cuando nos enfrentamos a la pérdida de seres que queremos al primero que se le reclama es a Dios. En mi caso la ayuda de Carlos fue muy importante. Es esencial tener a una persona al lado que te deje fluir en el proceso”, explicó. 

Asegura que no se cohíbe de llorar cuando quiere hacerlo, pero no se permite estar más de un día “tirada en la cama y estando triste”. Aún siente que Alejo la acompaña en distintos momentos de su vida. “No suelo hacer esto público porque siento que es un diálogo muy personal, pero es algo increíble. A veces estoy baja de ánimo y me encuentro en mi camino con cosas y logos de Batman, una figura que me recuerda mucho a él. Así siento que estoy bien”.

Según María Fernanda, cuando las personas se enfrentan a estas situaciones, lo primero de lo que se arrepienten es en no compartir más tiempo con sus seres queridos. Es por ello que hoy día su propósito es cuidar de Elisa e involucrarse en proyectos profesionales que le permitan tener tiempo para compartir con su familia. Ejemplo de esto, es la joyería Juan Elisa, un emprendimiento que creó y que pronto llegará a la capital atlanticense. 

“Todo lo que me ocurrió me puso a analizar muchas cosas en la vida. Tú empiezas a buscar tu motivo en el mundo. Me di cuenta que lo que más disfruto hacer es ser mamá. Lo supe con mi hijo y ahora lo recalco con Elisa”, concluyó.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO