El id es:node/152836
Millennials 15 de Junio de 2019

Miguel Vergara Cabello, un padre con alma de empresario

El usuario es:
Foto: Orlando Amador Rosales

Hace seis meses, el barranquillero asumió la gerencia de Camacol Atlántico. Contó que su mayor reto en el gremio es mejorar la sinergia entre lo público con lo privado. También, compartió detalles de su rol como papá.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

Con 38 años, Miguel Vergara Cabello ha recorrido un gran camino en el ámbito profesional. Solo basta con escucharlo hablar de su vida para reiterarlo.

Primeramente, estudió Derecho en la Universidad de los Andes. Luego, se formó en dos especializaciones: en Gobierno, Gerencia y Asuntos Públicos de la Universidad Externado de Colombia; y en Finanzas de la Universidad del Norte. También cursó una maestría ejecutiva en Desarrollo Urbano.

Su inclinación por el Derecho se dio en su infancia, justo cuando empezó a sentir atracción por las discusiones y los argumentos.

“De pequeño no le aceptaba a mis padres un NO como respuesta, siempre de alguna forma les exigía una argumentación por cada pregunta que les formulaba y, al final, el Derecho termina siendo eso. A su vez, mi tía Margarita Cabello, quien recientemente fue nombrada como Ministra de Justicia, de alguna forma influyó en mí porque siempre la vi como un modelo a seguir”.

Asegura que la vida misma se ha encargado de encaminarlo en lo laboral. En 2007 fue secretario general de la Sociedad Portuaria Bocas de Ceniza, rol que le permitió ser parte de la estructuración técnica, jurídica y financiera del proyecto del puerto de aguas profundas de Barranquilla.

“En 2010, cuando estuve en ese sector privado, mi papá sufría de alzheimer. Para ese tiempo yo conocía a Elsa Noguera, así que me pidió que la ayudara en la campaña de la vicepresidencia y por alguna razón salí en una publicación del periódico EL HERALDO, mi papá la vio y de inmediato pensé que esa era la forma para que no se olvidara de mí; hoy día tiene seis años de fallecido y extraño mucho su apoyo”, explica.

En 2012, luego de que Noguera fuera nombrada como alcaldesa de Barranquilla, Miguel recibió el título de secretario de planeación. Allí asegura que aprendió sobre temas de vivienda.

“En esta faceta me apasioné mucho. Estuve en la modificación del Plan de Ordenamiento Territorial que era entrar a debatir con la ciudad de cuál era el nuevo futuro de la capital atlanticense, qué era lo que debíamos hacer como barranquilleros y cuál era esa ciudad soñada; en todo ese ejercicio me enamoré de los temas urbanos y de los de vivienda”.

Fue viceministro encargado en el Ministerio de Vivienda, en 2016. En ese año fue asesor de despacho de la misma entidad, donde una de sus funciones era coordinar y realizar seguimiento a los programas de vivienda y agua. Alternativamente, asumió la Presidencia de la Junta Directiva del Fondo Nacional del Ahorro.

Cada uno de los anteriores cargos fueron vitales para robustecer sus conocimientos y su experiencia, y así asumir con todas las de la ley, hace seis meses, el cargo de gerente de Camacol Atlántico.
“Siempre tuve la camisa del sector público y en Camacol he podido entender, desde otra perspectiva, las problemáticas del empresario, del constructor y del desarrollador. El 10% del empleo en el departamento del Atlántico depende de la construcción, así que cobra gran relevancia en la ciudad”.

Miguel posa junto a su hijo y su esposa María Carolina Penso. Para él, los tres en su hogar hacen el mejor equipo.

Dentro de sus funciones está la coordinación del gremio, el cual, para él, termina siendo un ecosistema donde todo se encuentra y donde hacen relacionamiento para que de alguna forma el gremio se fortalezca. Adicionalmente, asegura que apoya la gestión ante las entidades estatales, locales y nacionales, con el fin de que el gremio continúe con las mismas facilidades y, a su vez, las construcciones sigan avanzando.

En materia de construcción, dice que Barranquilla está pasando por un buen momento.

“Cuando uno ve los números del sector, realmente nos lleva a determinar que ha presentado un aumento en las ventas, ya que los inversionistas están confiando en la ciudad y en el Atlántico. El sector está reaccionando positivamente”.

Su reto es que la gente siga confiando y que haya un mejoramiento en la sinergia público-privada.

Su faceta de papá. Miguel explica que ser papá le ha permitido cambiar el chip de su vida. Añade  que ha cambiado los planes para dos por aquellos que involucran a su hijo Miguel Felipe, de dos años.

La alegría que le genera la define como incalculable. Califica su experiencia como única y como la más retadora, pues estima que ser padre primerizo lo ha llevado a esmerarse más y poner mayor atención a cada cosa que realiza, ya que le resulta importante que su hijo crezca orgulloso de su padre. 

“A mí me quedan dos tiempos en el día para compartir con él: el almuerzo y en la tarde-noche. Estos no los negocio (...) Todo pasa muy rápido y trato de disfrutarlo y hacer cosas con él como jugar fútbol, escuchar música y bailar como las marimondas”.

En materia de construcción...
“Barranquilla está pasando por un buen momento. Hay confianza en la ciudad”.

Ser papá...
“Significa cambiar el chip, pues la experiencia es retadora (...) un hijo genera una alegría alculable”.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO