El id es:node/149516
Millennials 28 de Julio de 2018

“Una habitación debe permitir el desarrollo autónomo de un niño”

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Sharon Kalil
Compartir:
Para Yenny Buenaventura Pérez, de 26 años, la maternidad fue el gran detonante de su amor por el diseño de interiores infantiles. 
 
Mirando hacia atrás recuerda que todo empezó en el colegio cuando se apasionó tanto por el diseño que vendió tarjetas y carteleras a sus compañeros en fechas especiales. Entre risas asegura que hacía una muestra y tenía un libro de mensajes,  “entonces la gente solo seleccionaba y se registraba el pedido”.
 
Esta joven barranquillera desde esa época tenía seguridad de que iba a estudiar una carrera afín al arte, las manualidades y la creatividad. Entre sus opciones se decidió por diseño de interiores y luego cursó su segunda carrera: arquitectura, para “ver el panorama mucho más amplio desde el exterior y complementar”.
 
Según recuerda Yenny, su mamá la apoyaba en su pasión dejando que experimentara en el patio de su casa con herramientas artísticas. El arte no fue el único pasatiempo de esta joven pues también se disponía a practicar el ajedrez, otro de sus grandes talentos.
 
“Desde los nueve años jugué ajedrez y alcancé a practicarlo profesionalmente por lo que me becaron para estudiar en el colegio y la universidad (...) mientras estudiaba Diseño de Interiores y Arquitectura participaba en competencias”, dice Yenny, que fue campeona intercolegial, departamental y Nacional por Equipo sub 12, en el 2003. 
 
La diseñadora resalta de este deporte el hecho de que “se debe pensar antes de actuar”, lo mismo que en el diseño, pues “primero se piensa la propuesta que se hará al cliente, se presenta, y si todo está aprobado, se ejecuta”.
 
Por otro lado, asegura que su talento artístico se desarrolló en su hogar pues en este “hay muchas personas afines al arte”. “Por ejemplo, mi mamá aprendió de mi abuela a coser, mi hermano es productor musical, una prima es arquitecta y otra es diseñadora de modas”.
 
Su acercamiento con el diseño interior infantil empezó cuando decoraba la habitación de su hijo Daniel, de dos años, “de una manera diferente y creativa”. “Lo intenté seis veces hasta que este se volvió mi laboratorio creativo”, dice entre risas.
 
Yenny, que se considera una persona revolucionaria y dinámica, entendió que la habitación de un niño debe ser un complemento “entre un espacio muy bonito y amigable donde, en conjunto, todas las cosas le permitan desarrollar su capacidad de ser autónomos y de disfrutar el espacio pensado para ellos”.
 
Por eso decidió crear hace cinco años la empresa Mobyd Baby, dedicada al diseño de interiores y comercialización de mobiliario, accesorios y juguetes para niños de 0 a 6 años. 
 
Sobre su estilo de diseño asegura que ondeaba en corrientes ‘normales”donde usaba cenefas, cunas y mecedoras, lo que no la hacía “sentir cómoda”. 
 
Por eso, en la actualidad se identifica con el estilo boho chic que se caracteriza por ser fresco, juvenil, relajado y que usa mucho la madera, una de sus fascinaciones.
 
“Mi casa y todos mis diseños son muy boho chic. Todos mis clientes tienen un poco de pino y de plantas en sus habitaciones (entre risas) porque da una apariencia cálida y linda”.
 
Yenny también prefiere usar tonos pasteles en los diseños para niños pues  para ella es preponderante que en la habitación una persona se sienta relajada con solo ver los detalles. 
 
Comenta que los colores llamativos son utilizados para los juguetes y los accesorios.
 
En cuanto a las tendencias en diseño infantil destaca el estilo escandinavo, uno de los más populares del mundo, que se caracteriza por usar tonalidades blancas y negras. 
 
Esta diseñadora de interiores se dedica en la actualidad a trabajar en su empresa, disfrutar del crecimiento de su hijo y descubrir el mundo de la teología junto a su esposo, Rafael Marenco.
 
 
Sobre su trabajo...
“No puedo diseñar si no estoy escuchando música anglo como la de Coldplay”.
 
Su actual descubrimiento... 
“Estudio teología porque a veces sentía que el diseño era muy vacío y quería integrarle espiritualidad”.
 
Espacios infantiles
Esta diseñadora de interiores y arquitecta se caracteriza por crear espacios infantiles “lindos, diferentes y funcionales” para que cuando una persona entre se sienta agradable. También busca que los niños tengan al alcance todos los objetos de su habitación. 
 
 
 
 

 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO