El id es:node/131501
Moda 12 de Julio de 2014

Collares ‘choker’, el fuerte de Catalina Vargas

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

José Luis Rodríguez R.
Compartir:

Una joven emprendedora que gestiona su propia marca de accesorios y exporta sus diseños a nivel nacional e internacional.

Desde niña, recuerda,  siempre fue muy curiosa e interesada en saber el cómo y por qué de las cosas. Catalina Vargas es una joven barranquillera, de 26 años, profesional en Negocios Internacionales, egresada de la Universidad del Norte.

Investigar desde pequeña fue lo suyo. Reconoce que su vena comercial despertó a temprana edad, ya que siempre quiso ser independiente. Buscaba la forma de hacer negocios ya fuera en el colegio, en la familia o en el trabajo de sus padres, quienes siempre la apoyaron. 

Pero la parte artística también llamó su atención, especialmente las manualidades en torno a la bisutería. Desde los 6 años comenzó hacer sus propios accesorios y a medida que fue creciendo se enamoró de los diseños y se aferró a lo que en ese momento era un hobby.

Estando en la universidad, en cuarto semestre, decidió trabajar y llevar a cabo su idea de negocio. Luego de realizar un estudio de mercado sobre bisutería en la ciudad, cuenta sonriente, se dio cuenta de la necesidad que existía en el sector por los pocos actores que ofrecían este tipo de producto con calidad. Catalina encontró una oportunidad de negocio para formarse como una joven diseñadora y empresaria.

En octubre del 2007 nació Bizacc (Bisutería y accesorios), un almacén en  la calle 77 con 67, que en sus inicios vendía insumos para elaborar bisutería y enseñaba la elaboración de prendas.

Con este, confiesa la barranquillera, su vida cambió totalmente. Las responsabilidades fueron mayores entre sus estudios universitarios y la vida empresarial. Al comienzo, recuerda, no fue nada fácil.

“Con mucho esfuerzo y trabajo me tocó ganarme la credibilidad y confianza de mis proveedores y clientes. Les costaba creer que una joven de 19 años asumiera tanta responsabilidad, pero al final el trabajo habla por uno”, afirma la diseñadora.

En 2010 se le presentó la oportunidad de trabajar en la Oficina Comercial del Gobierno de Colombia en España, Proexport. No lo dudó y se fue de Colombia para seguir creciendo.

Dicha experiencia le dejó grandes enseñanzas y gratitud por el país. Durante un año en el exterior, asegura, creció como persona y abrió su mente hacia nuevas experiencias, culturas e ideas.

“Trabajar en el exterior por la imagen y posicionamiento de Colombia no tiene precio”, puntualiza.

A su retorno a Barranquilla, en 2008, se dio cuenta del gran potencial que tenían los accesorios colombianos en materia de diseño, calidad y precio, y de cómo tenía una gran aceptación el collar ‘chocker’ entre las mujeres de la región Caribe.

A partir de ese momento cambió el sentido de su proyecto para ofrecer un almacén exclusivamente dedicado al producto terminado. En él, el cliente tiene la oportunidad de seleccionar el accesorio, el material y los colores a su gusto, y así darle vida a las ideas de cada uno.  Bajo esta estrategia Catalina ha logrado posesionar su negocio en Medellín, Bogotá y la región Caribela, y exportar su producto hacia Panamá, Costa Rica y Miami. También le ha permitido la oportunidad de darse a conocer en ferias como Plataforma K y las organizadas por Propaís.

Actualmente sus diseños los han lucido reconocidas personalidades de la farándula nacional,  como  Claudia Lozano, presentadora del Canal Caracol; la ex Señorita Colombia, Daniela Álvarez; Liliana Álvarez, presentadora de Telecaribe, entre varias reinas del Carnaval de Barranquilla. 

Catalina aspira seguir expandiendo su negocio a nivel nacional e internacional. Quiere que su testimonio sirva a los jóvenes para que confíen en sus talentos y se atrevan a emprender sus ideas de negocio sin importar la edad. “Lo más importante es la convicción y el amor que se tiene por llevar a cabo un sueño”. 

EN DETALLE

Ama: mi familia
Pasión: el diseño de accesorios
Hobby: me gusta bailar
Fobia: a las mentiras
Detesta: la hipocresía
Comida: la mexicana
Música: el reguetón
Fortaleza: mis ganas por emprender nuevos retos

SOBRE SU LABOR

‘Choker’ significa gargantilla o collar ajustado. Sus diseños son elaborados con materiales, como cristales, perlas de vidrio, acrílicos, herrajes de aluminio y piedras naturales, entre otros.
 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO