El id es:node/133075
Moda 24 de Enero de 2015

El toque retro de Lilly Quintero llega al Caribe

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Esta samaria imprime en sus diseños su fascinación por las siluetas clásicas y femeninas de los años treinta, cuarenta y cincuenta.

Catalina Rojano Ovallos
Compartir:

Aunque la primera carrera que estudió en la universidad no estaba relacionada con  moda, Lilly Quintero supo desde niña que quería diseñar ropa. “Tengo cuadernos y cuadernos llenos de dibujos de cuando estaba más pequeña”, cuenta esta samaria sentada junto a su escritorio, sobre el cual se encuentran diferentes elementos que hablan de su afición por los patrones llamativos y los colores vivos: flores blancas y moradas a lado y lado de su computador y libros de moda y textiles.

Su forma de vestir y maquillarse también refleja el estilo que plasma en sus diseños. Sus labios están perfectamente delineados y pintados de un color rojo intenso, al mejor estilo de las actrices de la época dorada del cine.

Lilly es una joven emprendedora que a sus 27 años de edad ya lleva un recorrido importante en el mundo de la moda y ha cosechado significativas experiencias.

En tres ocasiones representó a la Universidad Autónoma del Caribe —donde cursó diseño de moda— en el Miami Fashion Week. También participó en el Ecuador Fashion Week y en Plataforma K, en 2008.

De su experiencia en el Miami Fashion Week recuerda que le gustó mucho poder apreciar la diversidad estética que existe en los diseños de los diversos países de Latinoamérica. “Me encantó ver la diferencia entre los diseñadores de México, Argentina, Venezuela y Colombia”, señala Lilly.

Según cuenta, su estilo ha evolucionado mucho desde que se graduó como diseñadora de moda. “Ahora estoy desarrollando mi propio estilo, antes estaba haciendo cosas académicas que son un poco más extravagantes, menos comerciales”, expresa la diseñadora.

Lilly ha trabajado con diseñadores como Beatriz Soto y Judy Hazbún, y en empresas como Fashiontex y Laboratorio Textil. Con esta última tuvo la oportunidad de viajar a ferias de moda en Paris y en Shanghái, experiencias con las que logró conocer cómo está el diseño a nivel mundial y ampliar su propio panorama de la moda.


A Lilly le gusta utilizar en sus prendas materiales e insumos exclusivos.

La diseñadora ahora tiene su propia marca y planea sacar tres colecciones para el 2015. En su experiencia de venta hasta el momento, lo que más compran sus clientas son blusas y vestidos; Lilly afirma que es importante conocer bien el mercado al que se dirigen sus creaciones.

Una de las principales metas de Lilly es lograr que la ropa que diseñe sea completamente exclusiva. “El tema de los insumos es complicado. Si te quieres diferenciar con los textiles, te toca irte a Medellín a hacer estampación digital con tus propias ideas”, afirma Lilly.

Cuando estuvo el año pasado en Colombiatex, hizo un contacto con una empresa italiana que ahora le provee los detalles de los vestidos que produce. “He ido evolucionando en ese aspecto porque quiero que mis piezas tengan cosas que no se puedan encontrar en cualquier parte; que la mía no sea cualquier marca comercial”, dice Lilly.

Su película favorita no podría estar más cerca de su tema predilecto: El diablo se viste de Prada. A la hora de diseñar, Lilly evoca los años treinta, cuarenta y cincuenta, dándole a lo que hace ese estilo retro que la identifica.

Esta joven diseñadora es seguidora de grupos como The Killers, The Kooks, Lorde, Of monster and men, Florence and the machine, entre otros. Dentro de sus aficiones se encuentran los libros de Dan Brown y comer sushi.

Los íconos de la moda que inspiran a Lilly son Cristian Dior y Coco Chanel, y de ellos extrae su estética que, aunque distinta, la diseñadora samaria sabe mezclar en sus diseños.

Una mirada al pasado

La moda retro evoca los estilos que causaron furor en décadas pasadas y reviste esos diseños con algo de actualidad.

La tendencia surgió hace algunos años en Estados Unidos cuando clientas de la alta sociedad de Manhattan, Nueva York, en la idea de personalizar sus prendas, comenzaron a interesarse por básicos de las más grandes firmas de alta costura.

Hoy, diseñadores como Lilly Quintero, traen esos aires de antaño a las pasarelas y brindan al mercado una opción distinta, glamurosa y estilizada.

“Ahora estoy desarrollando mi propio estilo, antes estaba haciendo cosas académicas”.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO