El id es:node/130978
Moda 17 de Mayo de 2014

Gabi Arenas pinta de colores sus diseños y su nido familiar

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Lilibeth Hernández García / lilibeth.hernandez@elheraldo.co
Compartir:

La diseñadora cartagenera celebra 15 años de estar conquistando el mundo de la marroquinería. En la intimidad de su hogar recibió a la revista Gente Caribe para compartir su experiencia como madre, empresaria y socia de sus hijos.

Descomplicada, amigable, buena conversadora, amante de la gastronomía cartagenera, creyente en Dios y amiga de sus hijos. Así es María Gabriela Arenas Foliaco en la intimidad de su casa, con sus amigos y con todas los personas que se encuentra cada mañana, cuando camina el Centro Histórico de Cartagena.

No hay mucha diferencia entre la mamá y amiga y la diseñadora de accesorios de cuero que ha constituido una marca bajo el nombre de Gabi Arenas.

En función de su trabajo también es espontánea, alegre y cercana a su equipo de trabajo. Destaca en ella su disciplina, entrega y perseverancia ante los retos que se propone.
Enmarca su creatividad como un regalo mayúsculo de Dios, que agradece cada vez que está inspirada y cuando ve la felicidad de sus clientes.

Realizó dos semestres de idioma, sin embargo, desistió de la carrera cuando notó que lo suyo estaba ligado al diseño, sacándole provecho a esa creatividad que todos le reconocían desde muy pequeña. “Quienes me conocían me pedían que les diseñara cuando tenían algún evento. En mi casa siempre habíamos sido empresarios, pero en otro ámbito”.

Por cosas de la vida, como ella misma afirma, llegó al mundo del cuero. Pasando por todas sus etapas: “Fui representante de varias empresas en Colombia, después administré un almacén y luego abrí una tienda multimarcas”.

Al pasar este ciclo nació Gabi Arenas. Con su identidad como marca y el que considera su logro empresarial bandera, Gabi ha estado presente en el mercado.

Este año celebra 15 de estar marcando la diferencia con creaciones “únicas”. El lanzamiento de su primera colección la define como un home run con base llena, por lo alto. Fue en el Hotel Santa Clara, con invitados y amigos que desde siempre confiaron en ella.

“Anteriormente en el mercado solo prevalecían diseños en colores neutros como el café, negro y miel. Sin embargo, yo me atreví a debutar con una explosión de colores, que aún me caracteriza”.

Bolsos, zapatos, tanto para hombres como para mujeres, clutch, portacosméticos, monederos y billeteras. Accesorios como aretes, collares, pulseras, llaveros y cinturones, y una línea de vestuario que incluye abrigos, chaquetas, pantalones y faldas, hacen parte de su marroquinería.

Gabi Arenas expresa que el valor agregado de sus diseños está en la calidad de los cueros y en el trabajo artesanal. “Mi colección siempre es única. Es un solo bolso por diseño, pintado a mano sobre cuero nacional”.


Su habitación, además de ser el punto de encuentro con sus hijos, es el lugar donde Gabi descansa, lee y se inspira.

Lo anterior para sus colecciones limitadas, ideales para clientas más arriesgadas, que les gusta ser únicas como lo que escogen. Para las clásicas, en sus tiendas, mantiene una línea comercial que tiene el mismo proceso de calidad, pero no son piezas exclusivas.

Se regocija al saber que su clientela prefiere el producto hecho a mano, sobre todos los extranjeros, que reconocen que en ninguna parte del mundo van a encontrar una de mis creaciones igual a otra”.

Con piezas funcionales y prácticas viene innovando. Muestra de esto es un bolso amplio que diseñó para que la mujer lleve su computador o iPad, y al mismo tiempo, cargue sus artículos personales.

Sus hijos, sus socios. Cada seis meses Gabi Arenas lanza colección, al día siguiente, confiesa, ya está pensando en la próxima. Expresa que sola ningún proyecto puede lograr, es ahí cuando presenta a sus hijos como su mayor fuente de inspiración y perseverancia. Además de ser sus coequiperos, cumplen roles dentro de la empresa familiar. “El grupo lo conformamos mis tres hijos y yo. Todo lo que hacemos es conjuntamente”.

A la cabeza, por supuesto, está Gabi como diseñadora. En la pirámide sigue su hijo Guillermo Llamas, que apoya en el diseño y control de calidad; Alberto Llamas, está en la dependencia comercial; y José Augusto Llamas, en la parte de mercadeo, relaciones públicas y publicidad.

Con ellos también tiene un pool de empresa de alimentos y bebidas.

En este orden de ideas también cita a Claudia Marcela Otero, diseñadora gráfica y esposa de su hijo Alberto, quien aporta su experiencia y creatividad en el posicionamiento de imagen y marca, diseño de bolsas y material publicitario de las tiendas de Gabi Arenas.

Es así como la cartagenera desarrolla sus habilidades, transmitiendo pujanza en su nido familiar, al que le impregna el mismo colorido, amor y pasión que a sus diseños. 

SU NUEVA COLECCIÓN: 'FLORA'

Gabi Arenas explica que su más reciente colección es un homenaje a la flora colombiana, su variedad en colores y tamaños, que está plasmada en sus creaciones. Incluye bolsos, cinturones y zapatos, entre otros accesorios. “Todos mis diseños están pintados a mano, que es el sello de mi colección”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO