El id es:node/152703
Perfil 01 de Junio de 2019

“He hecho un enorme esfuerzo por mantenerme auténtica y real”

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

La artista cordobesa Martina La Peligrosa contó cómo inició su carrera en la música. También se refirió a sus proyectos actuales y a una de las situaciones más difíciles en su vida: su separación matrimonial.

Sharon Kalil
Compartir:

Maquillaje y peinado: James Carp.

Locación: Bourbon St. Barranquilla.

 

Jugar en un patio grande con la naturaleza, crecer en el campo y tener la libertad de compartir y disfrutar con niños de su edad, son algunos recuerdos que atesora Martina López Llorente, reconocida en el mundo artístico como Martina La Peligrosa.

La cantante y compositora, oriunda del corregimiento de El Carito, en Córdoba, asegura que su niñez estuvo marcada por muchos momentos “bonitos”, en los que los sonidos, los cantos y las melodías siempre tuvieron protagonismo. “Mi papá siempre le dio un lugar importante a la música en mi casa, así que yo nací y crecí rodeada de este ambiente. Fue como a los 9 años que me di cuenta que podía cantar y que tenía talento”, contó.

Desde ese momento, su hermana, la también reconocida cantante Adriana Lucía, empezó a enseñarle cómo hacer armonías en la voz y le dio varios consejos en cuanto a interpretación musical, convirtiéndose así en “su ejemplo a seguir”, aunque también su hermano mayor, Luis, ha sido un referente para ella al ser músico.

“Ella empezó su carrera de pequeña y eso me motivó a que la música sea lo que quiero para mi vida. La primera canción que escribí fue cuando tenía como 12 años y la hice porque estaba enamoradita de un amigo que vivía en Bogotá. Le compuse a él la canción, pero la verdad lo hice con la intención de conservarla para mí y no de mostrársela a alguien. Aunque, en una conversación se lo conté a Adriana y ella me dijo que tenía idea sobre composición y eso me motivó mucho”.

Sin embargo, Martina considera que, en esa época, era muy tímida a la hora de componer, por lo que se dedicaba a cantar las letras de otras personas. Ahora bien, en su época escolar considera que sus amigos la veían como una líder, pues seguían todas sus “locuras”.

“En el colegio fui muy activa con todo lo que tenía que ver con la música, la escritura, estaba en el periódico, el coro y la banda marcial. Estuve involucrada en cada cosa cultural que encontraba y que podía hacer, pero también fui muy normal, o sea, jugaba con mis amigos y demás”.

Mientras crecía, sintió “esa rebeldía de adolescente” en la que se quería “comer y conquistar el mundo”, por lo que empezó a visionarse lejos de su casa: en Bogotá. “A los 18 años me fui a vivir a la capital. Mi llegada fue medio loca porque estaba de gira de conciertos con mi hermana en España y cuando volvimos a la ciudad, donde ella vivía desde hace años, simplemente dije que me iba a quedar. A mis papás no les gustó nada la idea, pero finalmente conté con mi hermana como aliada, quien dijo que iba a estar pendiente de mí”. 

En 2013 Martina, quien se describió como una persona soñadora y alegre,  lanzó su carrera como solista lanzando el sencillo La Peligrosa. “Venía de muchas experiencias, trabajé en muchos bares en Bogotá. Lanzarme como solista fue un riesgo porque no sabía si la música que escribía iba a gustar o si me iba a ir bien. Sin embargo, la gente recibió mi primera canción con mucho cariño, me dieron muchas oportunidades, así que recuerdo esos inicios de mi carrera con mucho amor”.

Por otra parte, uno de los momentos más difíciles, a nivel personal, de la artista fue la separación de su matrimonio con el guitarrista Jairo Barón, hace dos años. “Fue una etapa muy difícil porque más allá de una relación personal era mi compañero en el camino musical. Uno como personaje público está expuesto a las opiniones que de alguna manera afectan, a pesar de esto, no podía parar, sino seguir con la carrera y la música”.

Martina asegura que ha defendido su verdad siempre, lo que ella describe como “mantener los pies arraigados a lo que uno es, estar conectado con el sueño y sus inicios (…) obviamente uno en el camino se va encontrando con otras metas, pero creo que he hecho un enorme esfuerzo por mantenerme auténtica y real, porque estamos rodeados de mentiras”.

Sonido musical. La cordobesa define sus melodías como un conglomerado Caribe, pop y urbano. “A mí nunca me ha gustado ponerle un nombre al género que hago porque realmente los nuevos sonidos colombianos son una mezcla. Sin embargo, si tuviera que describir la música que estoy haciendo sería un pop urbano tropical”, dijo entre risas.

Martina participó en el sencillo El Celoso de Koffee el Kafetero, que en unos meses será lanzado. “Estoy muy contenta porque tengo un estudio musical, un sueño que al fin cumplí. Es un lugar espectacular para crear, siento que me inspira demasiado y me obliga a tener la disciplina de todo el tiempo crear música. Es un lugar que no solo es para mí, sino también para otros artistas que producen y crean canciones allí. También he estado componiendo temas para otros cantantes”.

El más reciente sencillo que lanzó la artista es Báilame, que fue “un regalo de reyes en el 2018” para sus fans. Este es un tema que contiene un sonido urbano y un “espíritu” tropical “que la gente ha recibido con mucho cariño”.

Ser solista...
“La gente recibió mi primera canción con mucho cariño, me dieron muchas oportunidades”.

Sobre su hermana, Adriana Lucía...
“Ella empezó su carrera de pequeña y eso me motivó a que la música sea lo que quiero para mi vida”.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO