El id es:node/153069
Perfil 13 de Julio de 2019

Santiago Molina Ballestas, entre la música y la actuación

El usuario es:
Foto: Josefina Villarreal

El barranquillero tiene 15 años y asegura que le lleva alegría a niños de dos fundaciones a través de su canto. Por otro lado, dice que sueña con posicionarse en la industria musical y continuar en la actuación.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

El barranquillero Santiago Molina Ballestas brilla con luz propia. Tiene 15 años y, aunque resultan pocos, se ha encargado de construir una carrera en la música y en la actuación, con miras al éxito. Tiene la destreza para tocar instrumentos como la guitarra, el piano, el ukelele, el bajo y el acordeón. Y cuenta con la elocuencia para explicar que las melodías de algunos cantantes vallenatos fueron las encargadas de enfocarlo en la música. 

Asimismo, da a conocer que de pequeño su padre, Rolando Molina, y su abuelo hacían que sus programas de televisión fueran videos musicales de algunos artistas. Esta experiencia permeó su vida, de hecho, al transcurrir los años fue desarrollando una fuerte conexión con la música y los instrumentos musicales.

“En la casa siempre ha habido instrumentos. Prácticamente eran como mis juguetes, me dedicaba a tocarlos y a explorarlos para entender cómo se producía el sonido”.

A los cinco años ingresó a una escuela donde aprendió a cantar. Sus primeras interpretaciones las hizo con los covers de artistas como Makano, Diomedes Díaz y Silvestre Dangond. Al cumplir los siete, hasta los 12, hizo sus primeras presentaciones en las tarimas de varios festivales vallenatos.

“En 2016 quedé de virrey en el Festival de la Leyenda Vallenata, en la categoría Infantil. También me presenté en el programa Grandes Chicos y quedé como Rey en más de 10 festivales vallenatos. En 2018 me presenté en la audición a ciegas de La Voz Kids, cantando Todo de cabeza de Kaleth Morales y fue muy especial porque los tres jurados alcanzaron a voltearse”.

Luego de lo antes mencionado, Santy Molina dice que decidió forjar su camino como cantante, como muestra de ello hoy día trabaja en la fusión del vallenato con el género urbano. Esto porque a pesar de que ha contado con una influencia clásica vallenata, siempre se ha sentido atraído por los ritmos de la nueva ola.

Primer sencillo. Santy Molina se lanzó este año al escenario musical con Decídete, letra que escribió entre octubre y noviembre del año pasado, y que actualmente promociona. 

“Es una historia de amor, de mucha pasión y de muchos sueños. Trata básicamente de dos chicos enamorados; la mujer se muestra indecisa, pasa el tiempo y el chico intenta convencerla para que se decida a estar juntos”.

Componer canciones no es nada nuevo para él. Cuenta que hizo algunas composiciones para festivales vallenatos, pero considera que ha llegado la hora de dar el salto y aventurarse a crear música comercial para el público. 

“La idea se la comenté a mi papá, él me motivó y me apoyó. Así que al crear Decídete, de inmediato se la mostré a mi papá y le apostamos a grabarla. Ya cuenta con video oficial, que fue rodado entre Barranquilla y Santa Marta. La modelo es Mariana Villa, amiga mía y quisimos mostrar algo muy familiar, entre amigos”.

Su rol como músico le demanda tiempo, pero asegura que no se ha desligado del estudio, de modo que cursa noveno grado de forma virtual. Su sueño es llegar a ser reconocido en la industria para llevar su música a diferentes partes del mundo.

La actuación. Luego de escribir Decídete, Santy afirma que recibió una llamada ‘ganadora’. A través de esta escuchó la propuesta de realizar un casting para la película Ángel de mi vida, dirigida por Yuldor Gutiérrez.

“En este proceso el maestro Yuldor me dio el “sí” y me preguntó que si tenía una canción para presentársela. Le mostré mi tema y de una me propuso que la incluyéramos en el rodaje del filme, al enterarme de que todo se me había dado, sentí mucha felicidad porque, por ejemplo, la película la veo como la plataforma idónea para promover mi canción y catapultar mi carrera (...) se estima que la película llegue a las carteleras del país a finales de este año”.

Explica que su personaje será el del segundo hijo de la familia protagonista. La historia en sí la describe como “especial”, que lleva un mensaje de inclusión.

“Ángel de mi vida trata de un niño con Síndrome de Down, quien le toca lidiar con el desprecio de su familia. En esta personifico a Álvaro, el hermano del niño. En la trama me rehúso a aceptarlo porque me da pena presentarlo como mi hermano ante mis amigos, pero el  desenlace termina siendo hermoso”.

Sentir altruista. Teniendo siempre presente la idea de que el talento que tiene el ser humano es para compartirlo con los demás, desde hace cinco años asiste a dos fundaciones para cantarle a los niños y alegrarle la vida con la música.

“Yo pertenezco a las fundaciones: Voy por un sueño, que apoya a jóvenes que sueñan con ser futbolistas, y Brindemos sonrisas, que ayuda a niños con enfermedades oncológicas de escasos recursos. A ellos les canto para alegrarles el momento”.

Puntualiza en que uno de sus propósitos en la tierra es, a través de su talento, ayudar al prójimo. 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO