El id es:node/132539
Sabores - Chef 15 de Noviembre de 2014

Alejandro Ramírez y su pasión por la comida de mar

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

Lina Orozco Montesino
Compartir:
Luego de graduarse como ingeniero industrial en Bogotá,  Alejandro Ramírez Gómez emigró a Cartagena para laborar en un establecimiento comercial de esa ciudad. Fue allí donde descubrió su verdadera pasión: el arte culinario.
 
Podría decirse que su incursión en la gastronomía fue casi que por accidente, porque al restaurante 818 –que era propiedad de su actual socio y amigo, Juan Felipe Camacho– llegó a ejercer su profesión, sin pensar que dentro de él encontraría un nuevo horizonte.
 
“En 818 me «metí» en la cocina, por curiosidad, y terminó enamorándome”, manifiesta.
De esta manera, en 2006, dos años después de llegar a La Heroica, decidió viajar a Londres, donde ingresó a la Westminster Kingsway College. 
 
Para él, esta resultó siendo una gran oportunidad para conocer un mayor espectro del arte gastronómico. “Cuando uno estudia en el exterior, en Europa, por ejemplo, tiene muchas facilidades de viajar, conocer muchos lugares y diferentes cocinas”, explica.
 
En la capital británica tuvo, en sus palabras, la suerte y el privilegio de trabajar junto a un reconocido cocinero de la zona, con quien pudo aprender y perfeccionar su técnica. “Además, como él tiene restaurantes en todo el mundo, tuve la posibilidad de visitar diversos países y enriquecer los conocimientos que ya tenía”, resalta. 
 
En la actualidad, este bogotano de 33 años es uno de los propietarios y el chef principal del restaurante María, que desde hace poco menos de 2 años funciona en el Centro Histórico de Cartagena.
 
El sitio cuenta con un menú diseñado por Alejandro, conformado en un 70 por ciento de pescados y mariscos. Según asegura, uno de los platos más apetecidos de esta carta es el pulpo a la parrilla con espuma de papa. “Es delicioso”, agrega.
 
El chef reconoce que tiene predilección por preparar comida de mar. “Tuve la fortuna de trabajar en Japón, donde son expertos en pescados.
 
Salmón curado en remolacha y vodka.
 
Lo más importante de este alimento es que esté fresco y esa es la ventaja que tenemos en Cartagena, que es muy fácil encontrar el producto todos los días”, indica.
 
De acuerdo con Alejandro, lo que destaca sus recetas es el “atrevimiento” que tiene para fusionar diversos sabores. “En María mezclamos la cocina nacional con técnicas que venimos incorporando de otras culturas”, puntualiza.   
 
SOBRE ÉL...
“Soy muy sencillo a la hora de comer. El sabor que más disfruto es el de sándwich de jamón y queso”.
 
SOBRE SU PROFESIÓN...
“Aún me falta mucha experiencia, pues en este oficio uno nunca termina de aprender”.
 
 
Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO