El id es:node/134923
Sabores - Chef 29 de Agosto de 2015

Sazón currambera con toques argentinos

El usuario es:
Foto: Orlando Amador

El chef y propietario del restaurante Milonga, en Barranquilla, le imprime sabor caribeño a su cocina con influencia gaucha.

Diana Sofía Polo
Compartir:

Ricardo Movilla estudió Administración de Empresas y durante varios años se dedicó a esta carrera. No obstante, desde los 17 trabaja en el sector de los restaurantes, ya que ofrecer buena comida y momentos agradables son las especialidades de su familia.

“Empecé en la cocina de nuestro restaurante La Fontaine, y era como los ojos de mi papá, ya que él estaba más metido en la parte de relaciones públicas. Aquí aprendí viendo cómo los otros preparaban las recetas”, cuenta.

En esta cocina y liderando los asados de sus amigos en el colegio, fue desarrollando un toque especial que hoy en día incorpora en las comidas de Milonga, el restaurante que desde hace poco más de un mes abrió sus puertas en Barranquilla y del que es chef y propietario.

A los cuatro años de haberse graduado de administrador se mudó  a Argentina, en donde estudió cocina y profundizó su conocimiento sobre los vinos, ya que también ha trabajado en la importación de estas bebidas y otros alimentos.

De su educación en el país gaucho provienen los toques de su cocina actual, una que está fuertemente influenciada por el trabajo en parrilla y la comida italiana.


El secreto del éxito...
“No es solo ofrecer una comida rica, es tener un ambiente agradable y tratar bien a la gente”.


Risotto de coco con mariscos

Ingredientes:
100 g de arroz arbóreo
100 g de caldo de mariscos
1 coco rayado
1 colita de langosta
2 langostinos
1 mejillón
60 g de camarones
80 g de pimentón en cuadros
80 g de cebolla blanca en cuadros
2 dientes de ajo
100 mg de vino blanco
60 mg de crema de leche

Preparación:
En una sartén coloque ajo, cebolla, mantequilla y aceite de oliva, dórelos y eche el arroz crudo. Revuelva y eche vino blanco y el caldo de mariscos. Siga revolviendo con una cuchara de palo de vez en cuando, durante 18 minutos. Saltee los mariscosen aceite de oliva y ajo, y viértales un poquito de vino blanco.

Después de tres minutos de dorarlos, incorpore los mariscos. Agregue un poco más de crema de leche, un poco de aceite de oliva y estará listo para servir. Al final, es opcional rocear queso parmesano.

El chef aconseja consumir este plato con vino blanco, particularmente Chardonnay. 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO