El id es:node/152550
Sin Photoshop 18 de Mayo de 2019

Odette Esper: una mamá que defiende los derechos de las mujeres

El usuario es:
Foto: Cortesía Odette Esper

Durante 18 años, la barranquillera ha liderado proyectos que benefician los derechos de las mujeres. En entrevista contó su rol laboral y su faceta como mamá.

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

La abogada barranquillera Odette Esper es egresada de la Universidad del Norte. Ha cursado un magíster en Derecho Internacional, otro en Derechos Humanos y, finalmente, una especialización en Derecho Contractual.

Desde hace 18 años le ha apostado a los proyectos gubernamentales que tienen un fin concreto: defender los derechos humanos de las mujeres y de los niños. 

A lo largo de los años ha ocupado cargos que han tenido gran impacto en la comunidad y ha desempeñado muchos roles, dentro de estos está ser mamá, esposa y activista. Le apuesta a una sociedad que garantice condiciones de vida dignas y que fomente la igualdad, la libertad y la seguridad.

“En Colombia los derechos humanos son esenciales para lograr la paz y el desarrollo sostenible (...)  defender los derechos de las mujeres lo llevo en mi ADN. He estado rodeada de mujeres que han sido una fuerte influencia para mí, en especial mi abuela. También he tenido a quienes han sido víctimas de la violencia doméstica, esa que ocurre detrás de las paredes de las casas y que fue legitimizada por mucho tiempo en los sistemas patriarcales. Ser criada por mi abuela, que supo poner un pare, marcó mi carácter de por vida y siento que fue el motor más importante para empezar a hacer algo por quienes son víctimas de la violencia, del acoso, del abuso sexual y del feminicidio, entre otros actos inhumanos”.

Odette considera que en la sociedad hay un progreso frente al panorama del respeto hacia la mujer, pero aclara que aún existe un machismo imperante que impide que algunas mujeres se desarrollen por completo. 

Su hija, Sophia, es para Odette lo más importante. Las dos disfrutan ir al parque, jugar, cocinar juntas o simplemente estar en casa.

No es conformista. En su discurso señala que no hay que contentarse con solo eliminar normas discriminatorias de nuestro ordenamiento jurídico. Cree que es vital avanzar hacia el reconocimiento de la dignidad humana de las mujeres en armonía con los tratados internacionales. A su vez, ve  indispensable fortalecer las políticas públicas para respaldar el pleno ejercicio de los derechos de las féminas.  
“Nuestro género exige castigos más severos contra los agresores y abusadores sexuales; y un Estado más garantista y protector de las víctimas”.

Esper da a conocer que su satisfacción más grande es sentir que su trabajo ha sido útil para la protección y la defensa de los derechos y libertades de los niños y mujeres.

“Ponerle corazón a lo que haces para que los proyectos tengan un impacto social significativo en la comunidad, es de los logros que mayor satisfacción me ha dado. Poder llegar a conocer las necesidades de miles de mujeres y defender sus derechos de manera que sean respetadas y tengan acceso a condiciones de vida dignas es para mí muy grato”.

Hoy día sus proyectos laborales están enfocados en trabajar por la población vulnerable y combatir la pobreza extrema, sin dejar de lado la lucha por los derechos humanos de las mujeres. 

Su rol de madre. Ser mamá para ella es una experiencia fascinante. Dice que siempre trata de destinarle tiempo de calidad a su hija Sophia, de 6 años.

En todo momento busca ser su guía, además de fomentarle independencia; y de trasmitirle amor y respeto. Asegura que disfrutan ir al parque, jugar o simplemente estar en casa y cocinar juntas.

“Cuando la miro a los ojos veo a una niña feliz. Mi hija no podrá recordar todos los abrazos ni tampoco todos los “te amo” que le digo cada día, pero sí recordará la sensación de estar a mi lado, el sentirse amada y el hecho de que nunca me faltó tiempo para decírselo. Quiero que recuerde que nunca me ha faltado coraje y que para mí los límites solo están en la cabeza”.G

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO