El id es:node/150130
Temas del Padre 22 de Septiembre de 2018

Ante los problemas...

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

Me gusta leer el relato del milagro del Mar Rojo (Éxodo 14, 1-31). Allí se presentan algunas actitudes negativas que tiene el ser humano ante los problemas:

1- Desesperación. Perdemos el control de nuestras emociones y nos dejamos arrastrar por ellas hasta el punto que terminamos diciendo y haciendo lo que no nos conviene, acentuando la dificultad. Nadie puede negar el peligro que tiene en frente, ni hacerse el que no ha visto el gran problema que tiene, pero tampoco puede desesperarse y angustiarse de tal manera que exagere la situación y entre en pánico. Cuando nos desesperamos todas las dificultades son percibidas con una magnitud mayor a la que tienen. Todo siempre tiene una solución y lo importante es descubrirla, por eso no creo que valga la pena desesperarte y enloquecerte sino buscar la forma de saber qué es lo que está pasando y cómo se puede resolver. Mucha gente se desespera por algo que después termina siendo muy simple de superar. No sufras por adelantado.

2- Derrotismo. Ellos se dan por vencidos ante la dificultad. Están seguros que van a perecer en ese lugar. No ven ninguna salida. No entienden que es posible superar la situación que están padeciendo. La verdad que tienen en el corazón es que ya no vale la pena seguir luchando, que todo está perdido, que no se puede superar el obstáculo. Así son muchas personas. Se dan por vencidos antes de iniciar la batalla. Creen que son incapaces y que no pueden hacer nada. Sufren por la muerte de quien todavía respira, lloran la derrota que no se ha producido, tiemblan por el enemigo que no existe. Esas son las consecuencias del derrotismo. No puedes dejar que las características de la dificultad te cieguen y te hagan creer que todo está perdido. No olvides que no siempre las conclusiones que se sacan de los indicios son correctas y que la vida no se sigue por las lógicas y las probabilidades que se definen previamente. Recuerda que siempre es posible el milagro y que tú crees en eso. Siempre hay una posibilidad, que aunque no la tengas en tu cuadro lógico siempre existe y puede realizarse.

3- Renegar. El pueblo reniega de lo que ha vivido al lado de Dios. El creer que todo está perdido, que no puede solucionar el problema, que su fin está cerca lo lleva a pelear con Dios y a ser grosero con quien lo ha liberado. Aún más ve en la liberación una acción malvada. Cree que Dios no hace nada bueno y lo ataca. Renegar es típico de las personas que están desesperadas. Seguro piensan que renegando van a resolver la situación. Están convencidos que al renegar podrán mover las estructuras que están dañadas y que los están afectando. El que reniega no sólo no está superando el problema sino que además está rompiendo su relación con Dios, y solo Él puede ayudarlo a superar la situación. Por eso blasfemar, decir groserías contra Dios y maldecir su acción en nosotros no sólo no resuelve la dificultad sino que nos pone ante un problema mayor, porque nos reduce las posibilidades que tenemos de encontrar a alguien que nos ayude a entender de una mejor manera lo que estamos viviendo. Los gritos, las malas palabras y los arrepentimiento de lo que Dios ha hecho en tu vida no son herramientas que te ayuden a encontrar las soluciones que estás buscando. Serenarse, ser optimista y confiar en el poder de Dios da mayor resultado que decir una retahíla de palabras que nos aseguren que todo está mal.

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co
Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO