EL HERALDO
Facebook Twitter Instagram You Tube Google+
SUSCRÍBETE
El id es:node/144471
Temas del Padre 05 de Agosto de 2017

Enfrentar los problemas

El usuario es:
Padre Alberto Linero

Supongo que todos recuerdan la película de El Rey León. Tal vez sepan que es una grandiosa adaptación de una obra también muy buena llamada Hamlet, escrita por uno de los más reconocidos genios de la literatura: William Shakespeare. En la historia un príncipe se entera que la muerte de su padre no fue accidental sino que su tío lo asesinó para quedarse con el trono y con la reina.

Entonces huye y sólo cuando se da cuenta de que su verdadera misión es enfrentar a su tío, regresa para que todos se enteren de lo que en realidad sucedió. En la versión de El Rey León el final es alegre y triunfante, en la obra original todo termina en tragedia. Hay un detalle que recuerdo ahora de la película de El Rey León y del que quiero hablarles. Cuando conoce a sus dos compañeros de aventura, Pumba y Timón, un jabalí y un suricato, ellos le cuentan sus historias trágicas, por las que decidieron escapar cada uno de su vida y buscar un sitio en el que pudieran vivir sin preocupaciones, así les tocara comer solamente gusanos e insectos. Recuerdo que Simba casi decide quedarse a vivir como ellos, pero no puede dejar a un lado su pasado y finalmente regresa a enfrentar su destino. Creo que hay una gran enseñanza ahí. Creo que el futuro nos atormenta cuando lo elegimos para huir de las cosas que no queremos o sentimos que no podemos enfrentar, creo que en cada momento en el que queremos dejar todo atrás desesperadamente empezamos a dañar lo que viene por delante.

Nuestro futuro será mejor en la medida en que no lo usemos para huir de lo que hemos vivido, de lo que somos o de lo que debemos asumir.  Enfrentar lo problemas que tenemos es lo fundamental. Para enfrentarlos necesitamos mucha objetividad, serenidad e inteligencia. No podemos dejar que los problemas adquieran una dimensión que no tienen, no podemos dejarnos ganar por el negativismo que hace que realcemos los rasgos más complicados y minimizan las oportunidades; hay que ser objetivo para poder tener claridad de lo que está pasando y cómo podemos solucionarlo. Esto se tiene que hacer con serenidad, descontrolarnos, angustiarnos solo nos lleva a no saber qué hacer o a equivocarnos en la toma de decisiones. Pero sobre todo se necesita inteligencia, que es saber tomar decisiones, saber cuándo hablar, cuándo callar, que significa saber medir las fuerzas que se requieren para responder. No podemos actuar como seres irracionales ni desconocer nuestras emociones.

Dios es fuente de ánimo, fuerza, motivación para poder enfrentar y vencer los problemas. Él nos enseña a no huir de ellos sino a ser capaces de asumirlos de la mejor manera. Por eso hoy te invito a fortalecer tu relación personal con Él y descubrir que Él te ayuda a salir adelante. Dios contigo. Confía y cree en su poder, y decide dar lo mejor de ti para lograr lo que necesitas. Lucha con la seguridad de que Él no te dejará solo. Estoy seguro que tú, que me estás leyendo, puedes salir adelante y no tienes por qué darte por vencido. Ánimo. Cuenta siempre con nuestra oración.

@Plinero
www.elmanestavivo.com
www.yoestoycontigo.com
 

Etiquetas

Más de revistas
-->