El id es:node/152242
Temas del Padre 20 de Abril de 2019

Eres el culpable

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

Nada ganamos con declarar al otro como el culpable de nuestras desgracias. Nada logramos descargando la responsabilidad de nuestras malas decisiones en los demás, de nuestras acciones equivocadas y de todo lo que no hemos hecho bien. Pero extrañamente es lo que más hacemos: culpar a los demás. Es como si culpar a los otros fuera una acción mágica que nos resolviera los problemas. Es como si el ser humano no pudiera librarse de su tendencia a culpabilizar a los otros de las desgracias propias… Ah, pero solo las desgracias, porque los triunfos son nuestros, sin mucha influencia de los demás. Pero, cosa rara, las desgracias nuestras tienen otros culpables. Y así justificamos que a ese “culpable” debemos maldecirlo, odiarlo y tratar de que todos piensen lo mismo que yo, para que sea “bueno”

Sin embargo, quiero decirte con claridad, que ese no fue el camino que nos enseña y nos propone Jesús, el de perdonar hasta setenta veces siete, el de poner la otra mejilla, porque Jesús sabe que eso de culpabilizar y señalar a los demás de todo lo malo que me pase enferma, no sana; incapacita, no mejora. Por ello, lo básico es mirar hacia adentro y darnos cuenta de que si todo llegó hasta un punto terrible es porque, de alguna manera, yo dejé que eso pasara, elegí mal o no me di cuenta de lo que estaba sucediendo a pesar de todas las señales que me hicieron. Algunos dejan que las situaciones de irrespeto y la ausencia de cariño lleguen a unos niveles que no se puede manejar y terminan generando mucho dolor. Por miedo o por sus hijos no se deciden ellos y tienen que soportarla. Es responsable quien está comportándose de manera irrespetuosa y no expresa cariño como aquel que consciente, con la vieja excusa de llevar la fiesta en paz, que eso pase. 

Se necesita serenidad, paciencia pero mucha inteligencia y decisión para saber qué hacer en el momento que tiene que hacer. Se necesita valentía para trancarnos en lo que consideramos no negociable. Se necesita fortaleza para aguantar una ruptura o para dejar que el otro se vaya si atenta contra mi dignidad. Pero basta de culpar y culpar, eso no hace bien, ni funciona. 

En este tiempo y en las condiciones que vive nuestra sociedad aprender a perdonar y no culpabilizar a los otros nos ayudaría relacionarnos de la mejor manera. Se requiere ser generoso y bondadoso, sin esas cualidades ningún líder, ni ninguna persona aportara a que seamos mejores seres humanos. Por eso antes de disparar las balas de tus palabras contra los otros y de acusarlos recuerda que puedes ser bondadoso y generoso. Nada justifica que destruyas al otro con tus palabras, te aseguro que si no lo tratas con bondad y generosidad eres igual a Él aunque no lo creas así. Libérate, acepta tus errores, decide en paz y vive con pasión y felicidad. Vive a plenitud y ten relaciones sanas, emocionantes y funcionales. 

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co
 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO