El id es:node/22993
Temas del Padre 27 de Mayo de 2011

La fe es cuestión de actitud

El usuario es:

Compartir:

A veces creemos que la fe es magia. Aprendemos frases bíblicas y las repetimos como si ellas tuvieran un poder extraordinario y espectacular de hacer aparecer o desaparecer situaciones, personas, cosas, etc.

Pareciera que estamos emitiendo un "pase mágico" aprendido en la dimensión arcana de la vida; unos “abrakadabra” bíblicos. Tenemos que ser claros: eso no funciona así.

La Palabra de Dios nos revela la verdad de salvación y nos muestra cuál es el sentido de la vida. Ella nos muestra el poder de Dios, pero a la vez nos hace conscientes de qué es lo que los hombres debemos hacer para vivir esa acción del Creador en nuestro ser.

La fe es una experiencia de relación con Jesús de Nazareth, una relación íntima e intensa que llena la vida, la impulsa y nos hace vivir felices entendiendo que -en medio de las circunstancias de la vida (buenas o malas, de triunfo o de derrota, de alegría o de tristeza)- podemos encontrar sentido trascendiendo y viéndolas desde nuestra relación personal con Dios.

Tengamos claro que la fe también es militancia, compromiso, esfuerzo, trabajo. Si queremos que nuestra situación cambie debemos pedírselo a Dios, así como también debemos esforzarnos para generar las condiciones que permitan que eso suceda. No es posible quedarse como un aprendiz de mago esperando que los movimientos que hemos hecho con la varita mágica causen el efecto que queremos.

Si quieres tener un buen hogar no sólo tienes que pedírselo a Dios sino que tienes que construir en tu familia y en tu vida de pareja, una relación y una dinámica que genere un ambiente agradable, constructivo y realizador. Si quieres que detrás de todos estos problemas que estás viviendo haya un mejor mañana y una bendición inmensa que vivir tienes que esforzarte por solucionarlos de la mejor manera, asertivamente.

No te vaya a pasar como a una señora que me escribió y me dijo que espera que detrás de los problemas que está teniendo vengan muchas bendiciones, sin embargo está haciendo todo lo posible para que los problemas se mantengan en su vida o se generen unos peores. No creo que allí haya fe que valga pues la acción de Dios siempre invita a actuar de manera inteligente y sabia para que todo salga bien, nos llama a construir soluciones o procesos que nos hagan crecer y no que destruyan.

Tenemos que revisar bien cómo estamos viviendo nuestra relación con Dios. Esta supone siempre que seamos capaces de actuar desde la opción de vida y la oferta de sentido que Él nos ha hecho.

No puedo pretender invocar a Dios con gritos, gemidos y palabras altisonantes al mismo tiempo que voy olvidándome de lo que me pide, de su invitación a vivir de un modo distinto, ni pretender que el Señor me bendiga mientras continúo viviendo en las lógicas de la maldad que nos enseña este mundo.

No es compatible vivir según la propuesta de vida que nos hace Dios y hacer el mal. Quien se compromete a decir: “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, no entiende que por magia lo va a tener súper-poderes sino que es capaz de dedicarse a luchar para demostrar que es así. El que dice: “en todo salimos más que vencedores”, es porque está haciendo lo mejor para vencer. El que dice: “detrás de esta dificultad viene una bendición” es porque está actuando como Dios quiere y busca soluciones verdaderamente cristianas. GC

POR
Padre Alberto Linero
www.elmanestavivo.com
www.yoestoycontigo.com

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Más de Temas del Padre
16 Agosto 2019
26 Julio 2019
19 Julio 2019
12 Julio 2019
Ir a EL HERALDO