El id es:node/152751
Temas del Padre 08 de Junio de 2019

Poner límites

El usuario es:
Padre Alberto Linero
Compartir:

Todos buscamos la felicidad, esa es la meta de cada ser humano. Nadie vive para estar amargado, aburrido y frustrado. Bueno, para poder ser felices necesitamos aprender a poner límites. Sí, en todas las relaciones hay que saber decir hasta aquí. No es cierto que en una relación, de cualquier tipo, todo se puede soportar y aceptar. No tengamos miedo para decir esto no lo acepto porque va en contra de mis intereses y de mi dignidad. Creo que una de las tareas más importantes de la crianza es prepararnos para ser capaces de vivir autónomamente y no permitir que nadie nos subyugue o nos haga vivir indignamente, para ello es necesario saber aprender a decir “hasta aquí”, eso no lo permito. Te propongo cuatro reflexiones a tener en cuenta para saber poner límites:

1-Eres el dueño de tu vida. Nadie puede tener las riendas de tu proyecto de vida. Puedes amar y entregarte con toda la libertad posible, pero sin entregar el timón de la nave de tu vida. Eres tú quien decide qué hacer y cómo vivir, ya que eres el responsable, esto es, el que asume las consecuencias de tus actos y el que tenga que responder por tus acciones.

2-Entender que puedes decir no cuando algo no te gusta o te hace daño. No puedes tener miedo a mirar a los ojos, con firmeza y con asertividad decir que No. Esta declaración tiene que ser clara y firme. Quien no acepte tu No como respuesta no te ama ni te merece. Amar no es perder la libertad. No estás disponible para todo lo que el otro quiera. No vives para satisfacer las múltiples necesidades de los demás ni tienes que agradar a todos.

3-Tu dignidad no se negocia. Lo que te agreda como ser humano, lo que ponga en riesgo tu integridad, tu dignidad no puede ser aceptado. Tienes que tener claro cuáles son las líneas que no se pueden cruzar en una relación. Esas líneas deben estar claras para ti y deben ser compartidas con las personas con las que te relacionas.

4-Tu experiencia espiritual te debe afirmar como un ser único y valioso. Trascender en búsqueda del sentido te debe hacer dueño de tu existencia. En el cristianismo la relación con Dios está marcada por la libertad. Él, que lo declaramos el libérrimo, respeta nuestra libertad y nos ofrece, en su hijo, una propuesta de ser feliz siendo plenos en Él. Cualquier experiencia espiritual que te haga ser sometido a manifestaciones indignas y que te pisotee no puede ser buena.  

Ahora, que quede claro que esto es en todo tipo de relaciones de pareja, de amistad y de trabajo, etc. En todas damos lo mejor de nosotros pero no permitimos que nos maltraten. Saben que me encanta la canción de Adolfo Pacheco Me rindo majestad y me gusta porque es capaz de dejar claro que nos podemos entregar plenamente en el amor, pero sabiendo poner límites: “Voy a abdicar al trono de mi reinado/ Vengo a decirle me rindo majestad/Usted será la reina yo su vasallo/Le entrego toda mi libertad… Pero si abusas de mi desprendimiento/ Automáticamente me vuelvo un rey”. Tal cual entrego todo, pero no acepto que abuses de mi desprendimiento. 

@Plinero 
www.elmanestavivo.com
www.jai.com.co
 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO