El id es:node/133853
Actualidad 06 de Mayo de 2015

Alternativas médicas para lograr ser madre

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Melissa Zuleta Bandera
Compartir:

Convertirse en madre es el sueño de muchas mujeres, pero no siempre es fácil de volver realidad. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, el 10% de las mujeres del mundo padece problemas de fertilidad.

Por fortuna, hoy en día existen diversos métodos y tratamientos para lograr alcanzar la deseada maternidad.

La doctora Jane Frederick, especialista en endocrinología reproductiva y directora del centro de fertilidad estadounidense HRC Fertility, explica que el primer paso si una pareja cree que tiene problemas para concebir es consultar un médico.

“Hay que hacer pruebas tanto en el hombre como en la mujer, porque es una enfermedad de la pareja, son dos personas que están tratando de tener un bebé juntas”, sostiene la experta.

Algunas de las pruebas que se llevan a cabo, según explica Frederick, son para saber cuántos óvulos tiene la mujer y qué tan saludables están, si las trompas de Falopio están tapadas, si el esperma del hombre está en buenas condiciones y qué tan rápido “nadan” sus espermatozoides.

“Esto determinará el diagnóstico del paciente y qué tipo de tratamiento va a necesitar”, añade.

Tal tratamiento puede ser desde inseminación artificial (para ayudar al esperma a alcanzar el óvulo) o un procedimiento para destapar las trompas, hasta fecundación in vitro, proceso en el que se hace el encuentro del óvulo y el espermatozoide fuera del cuerpo de la madre, y luego se implanta el embrión.

En este caso particular existe un abanico de opciones según sea el estado de salud de los padres, que explica en detalle Mindy Berkson, fundadora del centro de consultoría en fertilidad Lotus Blossom Consulting.

Berkson enumera como posibilidades la donación de óvulos o de esperma (por parte de personas que no componen la pareja), donación de embriones (ya fecundados, de otras parejas), banco de óvulos (son removidos de la mujer que desea ser madre, congelados y usados más adelante en la vida) y vientres de alquiler (para mujeres con condiciones médicas que les impiden gestar un bebé).

Esta última opción puede darse de dos formas: tradicional y gestacional. “Con la tradicional, la mujer que alquila el vientre es la madre biológica del bebé. Con la gestacional, el embrión no tiene relación con la madre sustituta y puede ser el embrión biológico de los futuros padres o un embrión creado por gametos de donantes”, explica Berkson.

Cuestión de edad
La doctora Frederick recomienda a las pacientes menores de 35 años que intenten quedar embarazadas naturalmente durante un año antes de consultar a un médico. “Si tiene de 35 a 40 años, recomiendo que intente por seis meses. Pero si es mayor de 40 años, recomiendo que vaya a un médico inmediatamente, sin esperar, porque está en una edad crítica”, señala la experta.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO