El id es:node/133803
Actualidad 29 de Abril de 2015

Cuando ‘salen del clóset’ después de los 50

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Melissa Zuleta Bandera
Compartir:

A los 65 años, el medallista olímpico Bruce Jenner decidió emprender el proceso de convertirse en mujer.

La decisión del padrastro de Kim Kardashian ha recibido gran despliegue mediático, incluso antes de confirmar su transición (cuando solo se hablaba de rumores), por el alto perfil de Jenner, y sus declaraciones han llamado la atención sobre los miembros de la comunidad LGBTI que empiezan a vivir abiertamente su orientación o su género cerca de la tercera edad.

“A medida que nuestra sociedad ha cambiado durante las últimas décadas y se ha vuelto más tolerante de la diversidad, nuestro entendimiento sobre lo que significa ser gay, lesbiana, bisexual o transgénero también ha cambiado. La homosexualidad, en un pasado no muy distante, era considerada una enfermedad mental, y junto a esa designación existía un correspondiente estigma y discriminación”, explica el doctor Michael Ian Rothenberg, sexólogo clínico con experiencia en trabajo social y terapia.

Rothenberg añade que en la época en que estas personas eran jóvenes había un peligro real de violencia, rechazo y abandono por parte de familiares, amigos y demás seres queridos, con lo cual concuerda la sexóloga Frauky Jiménez Mazo, psicóloga clínica y especialista en terapia de pareja.

“Hay muchos factores: familiar, social, de madurez, de falta de apoyo en su momento cuando eran más jóvenes, de metas personales que probablemente no hubieran podido alcanzar con su condición en otra época... Estamos hablando de personas nacidas en la década del 60 cuando esto era juzgado y mal visto en la sociedad, como una enfermedad o algo pecaminoso”, detalla la experta.

Ventajas y desventajas

Declararse homosexual o empezar un proceso de transición de género no es nada fácil, y hacerlo a una edad avanzada puede traer retos adicionales.

“La persona va a querer vivir momentos que a lo largo de su vida no pudo y a veces la edad no da la oportunidad de hacerlo. Hay una gran desventaja en ese sentido”, apunta Lorena Arenas, trabajadora social, estilista profesional, activista y defensora de derechos de la comunidad LGBTI.

Por su parte, el doctor Rothenberg señala que esta noticia puede ser “devastadora” para las parejas e hijos (si los tienen) de estas personas, que en muchas ocasiones no tienen idea de la lucha interna por la que pasan sus seres queridos.


Muchas personas esperan hasta que sus hijos estén mayores para empezar a vivir abiertamente su orientación homosexual o empezar el proceso de transición de género.

Sin embargo, este proceso responde a una necesidad de ese individuo en particular, y llevarlo a cabo los provee de un sentimiento de liberación.

“Ellos han vivido con frustración mucho tiempo, se negaban a sentir lo que realmente querían por el mismo hecho de que serían juzgados, y sufrían por eso. Ahora que se liberan y son ellos mismos, pueden en esencia ser, pensar y sentir como ellos quieren y no como la sociedad les impone”, añade la doctora Frauky Jiménez Mazo.

Además, el hecho de ser una persona mayor, con estabilidad financiera y que no depende de otras personas para sobrevivir y mantenerse, es un factor para que estas personas se sientan finalmente listas para asumir su identidad. Algunos, incluso, esperan a que sus hijos crezcan y alcancen la madurez para no interrumpir o afectar su infancia con su proceso.

Habla la experta
Al principio de un proceso de este tipo habrá “negación, depresión, ira y muchas preguntas” por parte de los seres queridos de la persona, pero en muchas ocasiones, cuando tienen una pareja en función de su condición, esta les ayuda e impulsa a seguir adelante con su deseo de cambio. “Sienten un respaldo, y hoy en día no solo por parte de la pareja sino también a nivel social”, cuenta la especialista Frauky Jiménez Mazo.

Voces consultadas

En el ojo público
“A medida que más personas de la vida pública (como Bruce Jenner, en la foto) han ‘salido del clóset’, se ha fomentado un ambiente de seguridad, aceptación e inclusión para las personas LGBTI mayores”, señala el sexólogo Michael Ian Rothenberg.

Cambio de época
Frauky Jiménez Mazo explica que ahora la gente joven decide asumir abiertamente su sexualidad a más temprana edad “porque ahora hay más derechos y se sabe que no es una enfermedad”.

Liberación personal
“La modernidad te da la opción de ser quien eres, de desarrollar  tu mente, tu sexualidad, tu género”, apunta Lorena Arenas, quien cree que una persona no puede estar en paz si mantiene oculta su condición sexual toda la vida.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO