El id es:node/135207
Actualidad 23 de Septiembre de 2015

Familias unidas por el talento artístico

El usuario es:

Inguel De La Rosa Vence / @ingueljulieth
Compartir:

Desde esta semana, Colombia verá a familias unidas luchando por un mismo sueño musical. Hijos a los que les corre la misma sangre artística de sus padres y abuelos, hermanos que logran cantar al unísono sin mayor esfuerzo y parejas que se complementan en el escenario tanto como en la intimidad.

Ahora, ¿será que el talento que identifica a una familia tiene su origen genético? Esta pregunta se la hemos trasladado al médico genetista Ignacio Zarante, y él, de entrada, nos hace ver que muchos “le creen más a la genética que al ambiente”, siendo que en estos casos existe un “punto medio”.

“Las características simples de los humanos, como la forma de alguna parte del cuerpo, incluso las enfermedades, tienen una carga genética muy importante. Pero la mayoría de las características complejas, como las emociones, la inteligencia o el talento para el arte son aspectos que tienen una influencia mayoritariamente ambiental”, afirma el especialista de la Universidad Javeriana.

De acuerdo con Zarante, si un individuo nace en un entorno lleno de instrumentos seguramente tendrá una sensibilidad musical mucho mayor que aquellos que jamás han tenido contacto con la música.

Sin embargo, el mismo especialista, con 10 años de experiencia en Genética Forense y 12 años dedicados a la investigación clínica, nos cuenta que “hoy día ya se han obtenido hallazgos interesantes” en este campo.

“El tener talento, sensibilidad o un buen oído depende de algunos genes que controlan los sentidos (...) El gen del arte no va a existir, pero sí estructuras neuronales que, por ejemplo, permiten ser muy versátil en la percepción y creación del sonido”, explica, sin desconocer que “también es probable que algunas personas tengan una carga genética que les impida desarrollarse en la música”.

En resumidas cuentas, según el experto, “el ambiente y la carga genética son complementarios”.

En revista M!ércoles recordamos a algunas familias que han logrado darse a conocer en la música. ¿Cuál es su favorita? Cuéntenos en Twitter (@Rev_Miércoles) y mencione a otros grupos familiares que lo hacen vibrar con sus éxitos.


Jessy & Joy. Este par de hermanos mexicanos, intérpretes de la canción ‘Corre’ y otros éxitos musicales, cada vez toman más auge con su propuesta de pop alternativo.


Kevin Flórez. Es uno de los artistas más reconocidos en la música urbana y siempre canta en compañía de sus hermanos Kingston y Keiner, sus segundas voces en el escenario.


Las Hermanitas Calle. Las antioqueñas Nelly y Fabiola Calle se hicieron representantes de la música de despecho desde hace más de 30 años. Su carrera ahora fue llevada a la TV.


Familia Acosta. El Checo heredó el talento musical de su padre, el conocido bolerista Alci Acosta. Ahora, como cantante y bailarina, su hija Lauren sigue sus pasos.


Los Hermanos Zuleta. La voz de Poncho y las notas del acordeón ejecutado por Emiliano Zuleta hicieron historia en el vallenato. En la actualidad están separados musicalmente.


Los K Morales. Kanner y Keyner, hijos del cantante Miguel Morales, continúan el legado vallenato de su fallecido hermano, el creador de la Nueva Ola Kaleth Morales.


Pimpinela. Lucía y Joaquín Galán son un par de hermanos argentinos que se hicieron famosos con éxitos como ‘A esa’, ‘Querida amiga’  y ‘Olvídame y pega la vuelta’.


Servando y Florentino. Ellos son dos de los cuatro hijos del desaparecido cantautor Alí Primera. Los venezolanos se dieron a conocer en la agrupación juvenil Salserín, en la década de los 90.

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO