El id es:node/148940
Actualidad 30 de Mayo de 2018

La nueva vida de Meghan Markle, ¿un verdadero cuento de hadas?

El usuario es:

Foto:

El príncipe Harry y Meghan Markle dándose su segundo beso como marido y mujer.

Carolina Vargas Hormaza - @Caritovargash

Casarse con un príncipe, vivir en un castillo y ser parte de la familia real, puede ser el sueño de muchas mujeres. Sin embargo, no todo es color de rosa, pues detrás de una vida como duquesa hay ciertas restricciones que aunque parezcan increíbles, Meghan Markle tendrá que asumir de ahora en adelante. 
 
La vida descomplicada que llevaba la exactriz de Hollywood de 36 años, quien es divorciada y además se ha declarado como feminista, (así lo dejó claro en la ONU durante el Día Internacional de la Mujer 2015, cuando dijo que estaba “orgullosa de ser una mujer y una feminista”), tendrá un giro de 180 grados. 
 
Una vez le dio el “sí” al Príncipe Harry, también le dio el “sí” a todas las reglas y protocolos de la familia real. 
 
Son muchas las restricciones, pero en esta edición les mostramos algunas cosas muy particulares que la nueva Duquesa de Sussex no podrá volver hacer mientras haga parte de la realeza.
 
Desde decisiones tan sencillas como elegir el color de esmalte para pintarse las uñas, hasta otras más serias como ejercer su derecho al voto, son de las prohibiciones que quizá muy pocas mujeres en este mundo moderno pueden ser capaces de sobrellevar.
 
Sin embargo, hasta el momento esto no parece ser un impedimento para que la pareja continúe con su idilio de amor.
 
Nada de autógrafos. Los miembros de la familia real británica no tienen permitido firmar autógrafos (al parecer para evitar que sean copiados y vendidos). Algo a lo que Meghan estaba acostumbrada.

No más ‘selfies’.  Más que una regla estricta de la realeza, es algo que al parecer no le gusta mucho a la reina y todo lo que no sea de su agrado, simplemente no se puede hacer.
 
Color de uñas. Por protocolo, las mujeres de la realeza no deben llevar sus uñas pintadas con colores fuertes. Esto teniendo en cuenta la elegancia y delicadeza que las caracteriza.

No podrá votar. Según la web del parlamento británico, “no está prohibido por la ley que la familia real vote, pero se considera inconstitucional”, algo que deberá tener muy presente Meghan Markle.
 
Cambio de vestuario. La exactriz estaba acostumbrada a vestir descomplicado, con faldas cortas o shorts. Ahora deberá usar vestidos con un largo que vaya más abajo de la rodilla y siempre llevar medias, aunque sean finas, para evitar que las piernas estén descubiertas.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas