El id es:node/137392
Actualidad 06 de Abril de 2016

La realidad de la marihuana y su dosis mínima

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Según las leyes colombianas, la dosis mínima de este tipo de planta solía ser de 20 gramos por persona, pero esto ya no es así.

Daniela Fernández Comas @danielaferco
Compartir:

Después del fallo reciente de la Corte Suprema de Justicia sobre la cantidad mínima de marihuana que puede portar una persona, son muchas las dudas al respecto que quedaron en el ambiente.

Según las leyes colombianas, la dosis mínima de este tipo de planta solía ser de 20 gramos por persona, pero esto ya no es así.

En 2011 Yesid Arias fue sorprendido portando una cantidad de marihuana mayor a la permitida como dosis mínima en el país. Al joven soldado se le encontraron 50,2 gramos de marihuana, razón por la que en 2013 fue condenado a nueve años de cárcel, y a pagar una multa de cuatro salarios mínimos cada mes, por presuntas intenciones de tráfico. 

El soldado fue absuelto de los cargos ya que su defensa logró comprobar que este no trataba de comercializar la sustancia, solo consumirla. Esto motivó a que la Corte Suprema de Justicia determinara en el fallo que la dosis mínima de marihuana que una persona puede portar es la que esta considere necesaria para su propio consumo. Frente a este hecho, juristas consultados como Abelardo De La Espriella, afirman que la legalización de la marihuana sería “uno de los mayores avances de la política en Colombia”.

El reconocido abogado penalista sostiene que quienes la utilizan para su consumo, estarán “por fuera del radar penal”, mientras que aquellas personas que la estén comercializando sí podrán ser penalizadas legalmente.

“En principio tendría que exponerse el caso al fiscal competente, y este a su vez deberá presentarlo ante el juez de conocimiento”, explica De La Espriella, quien agrega que la Corte Suprema será la que defina la suerte de quien es encontrado portando marihuana, luego de verificar si este es un adicto, o un distribuidor ilegal.

Hernán Olano, abogado constitucionalista, comparte que sería importante llevar una prescripción “como la que los médicos le entregan a sus pacientes”, para así demostrar que la persona que consume, lo hace por dependencia. “En Villa de Leyva, por ejemplo, venden pomadas o infusiones como té, que la gente compra por curiosidad más que porque tengan una enfermad y deban consumir normalmente”, agrega el director de la facultad de Humanidades de la Universidad de La Sabana.

Los expertos concuerdan en que este tema debe ser tomado en serio por las autoridades de salud ya que “no es un fenómeno policivo sino, un problema de salud pública”. “El adicto no es delincuente, es enfermo y en ese sentido es obligación de las autoridades prestar los servicios médicos adecuados para tratar a los enfermos”, afirma Abelardo De La Espriella.

Pero es la legalización, especialmente de la marihuana, por la que más fuerza hacen sus consumidores y las personas que creen que beneficiaría al país. “El alcohol, el tabaco y las apuestas, eran temas vedados hasta hace pocas décadas. Hoy generan grandes impuestos, por eso la legalización es totalmente necesaria, para que tengamos un mundo menos incivilizado”, añade  De La Espriella.

El fallo...
La Corte Suprema afirma que no hay una cantidad específica considerada como ‘dosis mínima’. Sin embargo, verificar y analizar los comportamientos de la persona que porta marihuana es obligación de la autoridad, para identificar si la persona la distribuye ilegalmente, actividad que sí es penalizada. 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO