El id es:node/133479
Actualidad 18 de Marzo de 2015

Mantener la calma, clave para enfrentar un sismo

El usuario es:

Melissa Zuleta Bandera
Compartir:

Hace una semana, un temblor se sintió no solo en Barranquilla, sino en gran parte de Colombia. Mientras unos aseguran que no lo alcanzaron a percibir, otros dan fe de su fuerza, daños menores se registraron en algunas edificaciones e incluso en algunos lugares llegaron a evacuar a sus ocupantes.

El caso es que estos fenómenos, aunque poco frecuentes en la costa Caribe colombiana, pueden ocurrir en cualquier momento, y es cuestión de estar preparados para que el próximo no nos encuentre con los pantalones abajo.

¿Qué fue lo que pasó?
Nelson Rangel, geólogo vinculado al programa de física de la Universidad del Atlántico, explica que lo que se vivió el martes pasado fue un sismo, temblor o terremoto, que son los términos que denominan “todo movimiento asociado a una onda sísmica que se transporta por la superficie terrestre”.

Estos movimientos tienen distintas causas, como explica Luis Otero, docente del Departamento de Física de la Universidad del Norte con un doctorado en Ciencias y Tecnologías Marinas.

“Lo que percibimos en la superficie terrestre es producto de perturbaciones que se generan debajo, y los orígenes pueden ser varios: la erosión de un volcán, una explosión grande en el subsuelo, y el más común y más frecuente, la interacción o la ruptura entre fallas terrestres”, detalla el experto.

Este explica que la superficie terrestre no es homogénea, sino que se asemeja más a un rompecabezas formado por diferentes piezas que se mueven en distintas direcciones e interactúan, creando fricción. Cuando la fricción es muy fuerte, se manifiesta con una ruptura, conocida como falla o fractura. Cuando eso sucede, se producen los temblores.

Poco común, pero ocurre
“La gente piensa que aquí no tiembla. Una cosa es que no tiemble y otra es que no se sienta”, aclara Rangel, pues sostiene que aunque la amenaza en la Región es baja, normalmente se producen movimientos sísmicos o liberaciones de energía, solo que nosotros únicamente sentimos los que son mayores, como el de la semana pasada.

Con él concuerda Otero, quien añade que aunque no estemos acostumbrados a este tipo de fenómenos, es importante ser conscientes de que es posible que se presenten, para así estar preparados.

“En Japón y Chile aprendieron a convivir con los terremotos. La clave es reducir el miedo, y eso se logra conociendo la amenaza”, apunta.

Qué hacer cuando sucede
Antes de que ocurra un sismo, es necesario que se tengan claros los protocolos a seguir en caso de emergencia y conocer las rutas de evacuación. “Es importante que en lugares con afluencia de personas, como instituciones educativas y oficinas públicas, se haga por lo menos un ensayo de evacuación al año, así la amenaza sísmica sea baja. Es una actitud responsable”, señala Otero.

Ya al momento del sismo, ambos expertos coinciden en que lo más importante es mantener la calma y no correr.

Si el temblor es fuerte, “buscar protegerse debajo de un escritorio o mesa fuerte y resistente, para evitar ser golpeados por objetos que caigan”, dice Otero, y al finalizar el movimiento, buscar la ruta de evacuación y esperar instrucciones sobre qué hacer a continuación.

También hace hincapié en que al momento de evacuar no se deben utilizar ascensores, “porque no se sabe si el fluido electico está comprometido o si una réplica puede ocurrir mientras se está adentro”.

Rangel por su parte apunta que durante el temblor puede aplicarse el llamado ‘triángulo de la vida’: “buscar ubicarse debajo de algo que permita hacer una forma triangular, para que los alrededores no le caigan encima”.

Pasos a seguir
Algunas recomendaciones si se presenta un sismo.

1  Mantener la calma y no correr. Una estampida podría dejar heridos.
2  Buscar refugio debajo de una mesa o escritorio fuerte, que evite recibir golpes de objetos que caigan.
3  Buscar la ruta de evacuación y seguirla.
4  No utilizar los ascensores.
5  Ubicarse en un lugar despejado una vez salga de la edificación: alejarse de los edificios, postes y cables eléctricos.
6  Seguir las instrucciones de los brigadistas.

Preparación ante lo imprevisible

Imposible predecir
Según explica Nelson Rangel , predecir los sismos es algo que la ciencia siempre ha tratado de saber, pero nadie tiene la respuesta de cuándo puede volver a pasar.

La historia se repite
“La geología enseña que todo lo que sucedió antes, va a seguir sucediendo. Puede que tiemble en un futuro, la clave es qué tan preparados vamos a estar cuando eso suceda”, señala el experto.

Pasa, pero no sentimos
Luis Otero afirma que como en el Caribe no estamos acostumbrados a este tipo de fenómenos, tenemos la falsa creencia de que aquí nunca ocurren.

Se sintió hasta en Venezuela
El temblor tuvo origen en Santander, una zona que tradicionalmente es de alta sismicidad. Al ser de 6.6 grados de magnitud, se sintió en gran parte del país y también fuera de él.

El pánico puede ser peor que el mismo temblor

Cuando las personas saben qué hacer, cuando saben cómo enfrentar una situación, tienen tranquilidad y seguridad. Si la gente no sabe qué hacer, se preocupa, le da miedo y puede cometer errores ante una amenaza sísmica, y puede ser peor la reacción que el mismo temblor. Si hay un sismo y estamos en un lugar concurrido y grande, y la gente se asusta y sale corriendo, puede ocurrir una desgracia.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO