El id es:node/134874
Actualidad 26 de Agosto de 2015

Medicamentos para el sexo: descubra las diferencias

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Inguel Julieth De La Rosa Vence
Compartir:

No existe similitud alguna entre el Viagra y la píldora rosada que aprobó la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para aumentar el deseo sexual en la mujer. Así lo ratifican médicos especialistas en sexología, quienes buscan dejar claro, de una vez por todas, que a la flibanserina no se le puede seguir llamando ‘viagra femenino’.

De acuerdo con el director de la clínica Eugin Colombia, José Madero Cervera, especialista en reproducción humana y genética molecular, la píldora rosada actúa en los neurotransmisores del cerebro que regulan la respuesta sexual, aumentando el deseo en la mujer. Mientras, el tradicional Viagra actúa a nivel del pene, a través de la vasodilatación de las arterias allí presentes para una mejor erección.

A esto, el urólogo y sexólogo Emiliano Morillo Palma añade que, si bien el Viagra facilita la erección, este no le garantiza al hombre una relación placentera, a diferencia de la píldora rosada que sí busca despertar el deseo en las mujeres.

"Más del 80% de hombres y mujeres que padecen disfunción sexual tienen problemas orgánicos, enfermedades que los están predisponiendo a ello”.

A su vez, Morillo también aclara que las disfunciones sexuales femeninas se dividen en varios grupos: por falta de deseo, falta de lubricación y falta de orgasmos, por citar algunos. Luego, la píldora solo resuelve una de la gran gama de disfunciones sexuales femeninas que existen, la de las ganas de tener sexo.

Factores externos.
Dolor al contacto sexual, maltrato físico o psicológico, estrés y enfermedades crónicas, como hipertensión arterial, diabetes y colesterolemia, son algunos factores sexuales externos que también pueden desencadenar disfunción sexual en la mujer.

“Si solucionamos el factor exógeno, tal vez va a mejorar el deseo sexual sin necesidad de recurrir a la pastilla”, apunta el especialista.

Cabe destacar que los vasodilatadores que se administran en los hombres para mejor erección también son formulados en mujeres específicas para aumentar su sensibilidad en el área genital.

“Por supuesto, la píldora rosada también podría ayudar al hombre. Tenemos las mismas moléculas excitatorias e inhibitorias a nivel cerebral, que las mujeres”, afirma el sexólogo Morillo.

Para mayor claridad, lea muy bien las diferencias entre las píldoras azules y rosadas, formuladas a hombres y mujeres.

Las píldoras azules y rosadas tienen mecanismos de acción diferentes.
Las píldoras azules y rosadas tienen mecanismos de acción diferentes.

 

Para mujeres

La píldora de flibanserina actúa en el cerebro central, o sea, regula sustancias que producen la excitación y la inhibición del deseo sexual a nivel cerebral.

La píldora rosada debe suministrarse de manera crónica, todos los días, sin excepción, y el efecto aparecerá después de unas tres o cuatro semanas. 

Entre los efectos secundarios de la píldora rosada están náuseas, fatiga, insomnio, zumbidos e hipotensión, es decir, baja de la presión arterial. 

Hasta el momento no se han hallado medicamentos que al interactuar con la píldora rosada desencadenen consecuencias fatales.

La flibanserina sí aumenta el deseo sexual de la mujer y la hace sentir más placer en comparación a otras del género que no la están tomando. 

La píldora rosada se formula tanto a pacientes premenopáusicas y menopáusicas como a mujeres mayores de 30 años que presentan disfunciones sexuales.

 

Para hombres

El sildenafilo, vardenafil y tadalafil, cuya primera molécula vendida fue la del Viagra, son vasodilatadores que actúan directamente en el pene para levantarlo.

Los vasodilatadores que son suministrados al hombre actúan mientras dura su efecto en la sangre, o sea, de cuatro hasta 36 horas, según el medicamento.

Las moléculas de sildenafilo, vardenafil y tadalafil para combatir la disfunción eréctil producen, además de baja de la presión arterial, dolores musculares.

Si se combinan vasodilatadores con otros medicamentos puede producirse un efecto tan tóxico capaz de acabar con la vida del paciente.

Un vasodilatador, como sildenafilo, vardenafil y tadalafil, asegura una mejor erección, pero eso no garantiza que haya una relación más placentera.

La formulación de sildenafilo, vardenafil y tadalafil va dirigida a pacientes con disfunción eréctil, que suele presentarse en hombres entre los 50 y 70 años de edad.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO