El id es:node/6789
Belleza 08 de Febrero de 2011

Día de ‘spa’ para hombres, una invitación saludable e irresistible

El usuario es:

Compartir:

Casi siempre las mujeres hablan de sus idas a un centro de estética o spa, caso contrario ocurre con los hombres quienes, pese a necesitarlo, prefieren no visitarlo.

Tal vez ellos no piensan en éste como una opción saludable la cual es, al mismo tiempo, relajante. Aunque frecuentarlo no distingue de sexo, edad o condición social, se hace menos común en los varones teniendo en cuenta que la cultura machista impera sobre la salud.

Es por eso, que Luisa Fernanda Obregón, médica estética, recomienda a las mujeres que inviten a sus novios, amigos u esposos a que disfruten de una sesión en la que los consientan. “Nuestra sociedad masculina se niega a aceptar que en estos lugares no sólo se va a embellecer exteriormente, sino que también se acude por salud”.

Obregón señala que también se debe ir para salir luciendo una buena imagen, la cual incluye una piel saludable y lozana. “Un ejemplo claro son las arrugas, las cuales se tratan para desaparecer el efecto de cansancio que estas transmiten”, dice la galena quien agrega que los hombres deben asistir con regularidad a un día de spa cosmetológico, debido a que este incluye:

FACIAL. En este paso les realizan una limpieza facial profunda para extraerles los puntos negros. Además, les retiran las células muertas a través de mascarillas y terapias cutáneas.

EXFOLIACIÓN. Se eliminan las células muertas de todo el cuerpo, dando paso a la lozanía y regeneración de la piel.

HIDRATACIÓN. Para aquellos que permanecen mucho tiempo expuestos a choques de temperaturas, ya sea de clima frío o caliente, les nutren la piel con mascarillas faciales y corporales. Luego les aplican cremas hidratantes intensivas.

MASAJES. En los músculos de la espalda se concentra la mayor carga de tensión, a causa del estrés, por lo que les realizan masajes relajantes. De inmediato, el paciente sale renovado y descansado.

Ellos en el ‘spa’
Por: Luisa Fernanda Obregon

La doctora Luisa Fernanda Obregón manifiesta que un día de spa es el mejor plan para desconectarse del mundo y disfrutar de relajantes terapias. Pero más allá de todo esto, es un lugar maravilloso al que los hombres deberían ir por lo menos una vez al mes, debido a que la piel de todos los seres se regenera y necesita eliminar las células muertas que restan belleza, salud y lozanía. También es la oportunidad perfecta para consentirse y nutrirse de afuera hacia adentro. Y todo en una hora.

¿POR QUÉ ELLOS TAMBIÉN DEBEN CUIDARSE?

La vanidad y el autocuidado. La doctora Luisa Fernanda Obregón señala que la vanidad no es sólo para las mujeres, pues los hombres, además de afeitarse, también deben cuidar su cabello y mantener sus uñas arregladas.

Una imagen saludable. La lozanía de la piel demuestra que un hombre tiene un organismo saludable. Por lo tanto, debe evitar las manchas e irritaciones, lo que se logra con cremas antes y después de la afeitada.

Depilación con cera. Algunos hombres por higiene y tiempo prefieren depilarse las zonas de las axilas, pectorales y piernas con cera. Es de vital importancia la hidratación y nutrición de la piel antes y después de la sesión.

La aplicación del desodorante. Para los hombres que ejercen trabajos fuertes o que sudan demasiado, es aconsejable que busquen un desodorante con duración para más de 12 horas. Así evitan el mal olor y la fuerte transpiración.

MÁS CONSEJOS

Un día en pareja: Para los hombres tímidos hay una opción atractiva, se trata de un día de spa en compañía de su pareja. Durante la jornada disfrutan de relajaciones al tiempo que nutren la piel y conversan con su novia o esposa, mientras de fondo escuchan suaves melodías. Es una sesión agradable y fuera de los planes comunes.

Para hombres y mujeres: Embellecerse, tanto por dentro como por fuera, es una jornada que no distingue sexo. De allí que la ciencia médica insista en que hombres y mujeres deben sacar espacio para sensibilizarse y dejar a un lado la tensión acumulada, que puede causar choques emocionales.

La hora más relajante: El consejo más sabio es entrar a este lugar y desconectarse del mundo durante una hora, por lo tanto no es recomendable llevar celular o computador portátil que logre desviar la terapia para relajar los músculos y eliminar el estrés que afecta a las personas.

El brindis: Después de una ducha bien fría, Luisa Fernanda Obregón recomienda tomarse una copa de champaña o trago de whisky. También está la opción del vino, ya que está comprobado que la uva es un antioxidante y regenerador de células.

El mejor momento: A través del proceso de relajación, el paciente logra satisfacer sus necesidades corporales, físicas y espirituales, las cuales consigue disfrutando el momento y manteniendo la tranquilidad.

Texto: Lilibeth Hernández G.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO