El id es:node/70851
Belleza 12 de Junio de 2012

¿Hidratación o humectación, qué es lo mejor para la piel?

El usuario es:

Compartir:

Muchas personas confundimos el significado de las palabras hidratación y humectación, simplemente porque las consideramos sinónimos y, por lo tanto, creemos que cumplen con la misma función.

Ambos procesos deben hacerse diariamente porque son esenciales para la salud de la piel, especialmente la de los hombres, que descuidan su estado al considerar que su cutis es más fuerte que el de las mujeres.

Primero aclaremos que hay una leve diferencia entre ambos términos.

La hidratación restablece el grado de humedad normal en la piel, aumenta la proporción de agua que contiene el cuerpo y por ultimo indica el volumen de agua en el mismo.

Entonces nosotros podemos decir que cuando consumimos líquidos reavitalizantes o agua estamos hidratando el cuerpo y por ende la piel.

Y la humectación es la acción y efecto de humedecer entonces podemos decir que nosotros humedecemos nuestra piel externa con cremas, geles y diferentes productos que nos ofrece el mercado.

“Los hombres tienen una piel más firme y envejecen más tarde gracias a que en ellos la pérdida de volumen es más lenta al poseer una musculatura facial más voluminosa y un menor grado de pérdida de densidad del hueso”, afirma la Dra. Luis Fernanda Obregón, cirujana especializada en medicina estética.

Los hombres parten con pequeñas ventajas como la barba, cuyos pelos ayudan a anclar la piel y retrasar su descolgamiento. Al introducirse en la dermis unos milímetros sirven de soporte superficial. Además su piel es más gruesa y aguanta mejor el paso del tiempo.

Sin embargo, precisamente sabiendo esto, descuidan su cuidado personal permitiendo que los factores de la edad sean evidentes y el envejecimiento sea más brusco.

Para combatir el envejecimiento facial se recomienda seguir una serie de pautas generales de tipo cosmético, nutricional y hormonal, que tienen un efecto complementario a los tratamientos de medicina estética.

Es importante aplicar siempre protección solar, tener unos buenos hábitos alimenticios y un descanso reparador, así como hidratación, humectación y práctica deportiva.

Tratamientos cosméticos tópicos, como los retinoides y los hidroxiácidos en gel o crema dependiendo del tipo de piel, para reparar los daños del sol.

Además, complementos nutricionales vía oral con vitaminas E y C, carotenoides, polifenoles, té verde, isoflavonas, resveratrol, ácidos grasos poliinsaturados, N-acetil-cisteína, coenzima Q10 y licopeno, entre otros.

No conviene tomar indiscriminadamente los antioxidantes, ya que primero se deben conocer las carencias y además deben ser recomendados por su médico tratante.

Para finalizar, la administración de hormonas, como estrógenos, DHEA, melatonina y hormona del crecimiento, solo son recomendables en casos especiales y siempre bajo control médico. Igualmente, los tratamientos quirúrgicos, como el lifting y la blefaroplastia, serán la terapia de elección solo en casos necesarios.

Diferencia
La hidratación es el agua que aporta la sangre a la piel, junto con el oxígeno y los nutrientes, durante el pasaje desde los vasos hacia los tejidos. La humectación, en cambio, es la humedad que la piel toma del medio exterior, ya sea en forma natural o artificial, al usar productos a base de agua y productos químicos.

Texto: Angélica Conrado Cúdriz
angelica.conrado@elheraldo.co

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO