El id es:node/142827
Belleza 10 de Mayo de 2017

Mejorar o quitar un tatuaje no debe ser un parto

El usuario es:
Foto: Shutterstock.

Loraine Obregón Donado - @lore013
Compartir:
¿Es madre y en su cuerpo tiene tatuajes que desea mejorar o borrar, y no sabe cómo? Pierda cuidado, en esta edición consultamos a dos artistas corporales y una esteticista que especifican cómo hacer cada procedimiento y qué tan recomendable son. Así que tome nota y practíquelo.
 
Pese a que realizarse un tatuaje es dar un paso que no tiene reversa, Paternina explica que “hay mujeres que quedan inconformes con el resultado, y al cabo de un tiempo, buscan la manera de realizarse un cover up (cubrimiento arriba) para arreglarlo y, en otros casos, optan por borrarlo con láser. Sin embargo, el último procedimiento no es recomendable”.
 
Para lograr mejorarlo, Paternina aconseja escuchar las ideas del artista. Estima que, por lo general, lo mejor es realizar una actualización en el diseño y hacerlo sobre el tatuaje que se tiene. Recalca que hay algunos que sí pueden ser mejorados, pero hay otros que quedan a consideración del tatuador.
 
 “Los tatuajes grandes son los más complicados a la hora de realizarle un cover up, porque para cubrirlos, a veces, es necesario hacer uno más grande y muchas madres no lo aceptan. Pero en algunos casos no es necesario agrandarlo, pues se usan las mismas proporciones del tatuaje que ya está en la piel y se arregla”, expresa Gustavo.
 
Así mismo, asegura que lo principal es buscar a un profesional capacitado en hacer cubrimientos, menciona  que el tiempo es determinante en este tipo de procedimientos, de modo que, luego de hecho, esperar mínimo 15 días será lo ideal.
 
Por otro lado, resalta que si la persona, luego de realizarse el tatuaje recurre de inmediato a otro tatuador para corregirlo, no habrá ninguna contraindicación, puesto que la piel “no ha terminado el proceso de cicatrización y sigue siendo una herida abierta. Lo importante es no dejar pasar más de 24 horas”. 
 
En contraposición a lo anterior, Gabriel Amador, quien es tatuador de la tienda de tatuajes Cayena Ink Tattoo señala que para poder tapar un tatuaje, este debe tener una antigüedad mínima de seis meses, porque es el tiempo máximo de cicatrización de la piel. Empero, dice que hay algunos tatuajes que exigen un año, debido a que la piel sufre un maltrato y, a su vez, presenta una regeneración de células y la normalización del pigmento. Si se procede antes, la piel se verá afectada y el cubrimiento no será al 100%.
 
Amador y Paternina enfatizan en que hay tres opciones para mejorar un tatuaje: trabajar a partir del tatuaje que ya existe, dejando el mismo tamaño; hacer una mejor versión del que se tiene y, por último, tomar el mismo tatuaje y realizar uno de mayor tamaño. 
 
Luego de optar por cualquiera de las anteriores, Paternina especifica que es necesario aplicar cremas hidratantes en el área. Amador aconseja tener especial cuidado con el maltrato, ya que la piel se tornará más sensible. También será necesario evitar el contacto directo con el sol. 
 
Para corregir un tatuaje, según Gabriel, lo primero que debe hacer el profesional o experto es retocar líneas y afianzar los colores. “Luego se podrá hacer unos detalles adicionales que le den vida al diseño o, definitivamente, se procederá a taparse con un dibujo diferente. Eso quedará a consideración del cliente”.
 
Gabriel Amador expresó que para corregir un tatuaje será necesario empezar por retocar líneas y luego afianzar colores.
 
Advierte que realizar un tatuaje sobre otro no tiene ninguna repercusión en la dermis y el procedimiento es doloroso, aunque varía dependiendo la sensibilidad de la mujer. 
 
Borrado con láser. La esteticista Karem Feris explica que un tatuaje se puede borrar con un láser  especial que no deja cicatrices ni manchas.
 
“El láser que se emplea es el que tiene duración de pulso corto, con disparos en nanosegundos”.
 
Agrega que el procedimiento es recomendable, y para ver resultados, el paciente deberá asistir a varias sesiones. En algunas ocasiones será necesario de tres, hasta cuatro, con una duración entre 15 a 40 minutos, por sesión.
 
Anota que para cada sesión, el procedimiento durará dependiendo el tamaño del tatuaje y los colores que tenga el dibujo, pues no todos se eliminan en su totalidad, como el rojo y amarillo. 
 
Feris explica que borrar con láser causa ardor, porque genera una leve quemadura. Sin embargo, existen productos regeneradores que facilitan y aceleran el factor del crecimiento epidérmico, así como los hidratantes y cicatrizantes.
 
“La apariencia que deja al principio es una leve quemadura, pero después empieza a renovarse la piel, hasta que queda como nueva, tomando su pigmentación natural”, asevera Feris.
 
Puntualiza en que es más sencillo eliminar los tatuajes con láser en pieles blancas y no en las morenas, puesto que en estas últimas corren el riesgo de quemar más y, en ciertas ocasiones, no se eliminan.
 
Consejos

Los artistas corporales Gustavo Paternina y Gabriel Amador advierten que, antes de tatuarse, la persona debe tener en cuenta dos factores. Hay que pensar y escoger muy bien el diseño que desea llevar, pues  es una decisión para toda la vida y, por otro lado, no escatimar en gastos. Recurrir a un profesional certificado y con experiencia siempre será la mejor decisión. Recuerde que quedará grabado en la piel.

Tenga en cuenta
Karem Feris, profesional de la estética, explica que para borrar  un tatuaje, la piel debe estar completamente limpia, sin exposición al sol, mínimo 15 días antes, ni mucho menos en el transcurso del tratamiento.
 
Por otro lado, “si la persona ha sufrido de cáncer de piel, si lo presenta, o tiene infecciones en la dermis, lo ideal es que no proceda, sin antes consultar a un especialista”, señaló.
 
Frase...
“Hay tatuajes que pueden ser  mejorados, pero hay otros que quedan a consideración del artista”.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO