El id es:node/152150
Belleza 10 de Abril de 2019

Mujeres y jóvenes, cada vez más afectados por la calvicie

El usuario es:

Daniela Murillo Pinilla @DanielaMurilloP
Compartir:

Si usted cree que alguien menor de 30 años no se quedaría calvo o que una mujer con una larga y frondosa cabellera está exenta de sufrir de caída del cabello, sepa que en la actualidad este tipo de pérdida puede llegar a ser muy común en la sociedad. Más de lo que usted puede llegar a imaginarse. 

El médico dermatólogo Giovanni Bojanini agrega que hoy día cada vez es más común “relacionar la caída del pelo únicamente con la población masculina”.  “ Y la verdad es que cada vez veo a más mujeres propensas a la alopecia”, destacó el especialista.

No obstante, los hombres siguen siendo los mayores afectados. El 50% de ellos a los 40 años pueden ser calvos. Por otro lado, cuando las mujeres cumplen 50, casi que un 30% de esta población puede resultar siendo calva de una manera no tan agresiva como ocurre en los hombres”, explicó. 

Además, asegura que en el caso del género femenino el panorama médico puede incluso llegar a ser más complejo. En hombres, el tipo de calvicie más frecuente es la genética, mientras que en mujeres es necesario primero “descartar problemas hormonales como la tiroides, los ovarios poliquísticos o problemas suprarrenales”. 

Confiesa que un tema preocupante es la presencia de más jóvenes con alopecia. “Antes los hombres empezaban a perder el pelo entre los 26 y 35 años. Hoy día está comenzando entre los 14 y 15 años”, estableció. 

Las causas

El doctor Bojanini establece que es importante aclarar que “no hay diferencia entre las hormonas de un hombre calvo y uno con cabello”. El origen fisiológico de la calvicie genética radica en que el pelo ubicado en la parte inferior de la cabeza es diferente al de la zona superior. 

“En la parte de arriba de la cabeza hay una enzima que provoca que el pelo se adelgace y desaparezca. Hace más de 20 años no se conocía y hoy día ya hay tratamientos específicos para bloquear esta enzima sin la necesidad de aplicar hormonas”, dijo. 

Así también, asegura que al producir testosterona en los ovarios y en las glándulas suprarrenales, las mujeres con alopecia tienden a tener un mayor número de receptores, permitiendo captar más esta hormona y facilitar la pérdida del cabello. “Esto hace que la mujer pueda quedar calva antes de los 30 años”, puntualizó. 

Pese a ser la calvicie genética la más común, el experto manifiesta que no se pueden dejar atrás otras menos frecuentes “como las infecciosas y las que aparecen como resultado de problemas inmunológicos”. 

El tratamiento

Si hay algo que el médico Bojanini tiene claro es que “nadie debería ser calvo sin consultar a un especialista”. Recomienda que apenas aparezcan signos precoces como la grasa excesiva, el adelgazamiento del cabello y una caída muy activa es necesario asistir a una consulta médica. 

“Es esencial descartar primero otras patologías y si es pertinente, corregir. Ya existen medicamentos que bloquean los receptores y se puede recuperar el cabello entre un 20% y 30% sin cirugía. No obstante, el 90% de las mujeres no son aptas para el implante de cabello porque cuando tienen a ser calvas, también se caracterizan por tener poco pelo en las partes donadoras, mientras que los hombres tienen más”, afirmó

Así pues, en la actualidad existen tratamientos orales, tópicos y quirúrgicos para combatir la alopecia, siendo este último muy poco probable, pues se da en menos del 10% de los pacientes.

Erradicar los mitos

Giovanni Bojanini enfatiza en que no existen mecanismos de prevención para evitar la calvicie cuando tiene un origen genético. Así como también aclara que se deben dejar de lado creencias asociadas “comúnmente como causas” de esta situación. 

“Es falso que la calvicie es ocasionada por el estrés. La única alopecia causada por este es una que se da en círculos en la que las defensas atacan al pelo. Se llama alopecia areata. También es fundamental destacar que los baños o duchas diarias, la forma de dormir, los peinados y los tintes no tienen nada que ver con la caída del pelo. Así mismo, los hombres deben tener la tranquilidad de que las gorras, el gel o los cascos de bicicletas o motos no afectan la salud del pelo”, resaltó. 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO