El id es:node/140760
Belleza 21 de Diciembre de 2016

¡A recibir el 2017 en forma!

El usuario es:
Foto: Shutterstock

INGUEL DE LA ROSA VENCE
Compartir:
Es un hecho, estas son fechas para comer hasta saciarse, viajar hasta el cansancio o sumirnos en la pereza sin aburrirnos. Conscientes de esto, aquí les dejamos unos cuantos consejos que en realidad les ayudarán a recibir el 2017 sin remordimientos y, lo mejor, sin privarse de todos los gustos que merece recibir después de un año de esfuerzo físico.
 
No son inventos. Cada una de las siguientes recomendaciones han sido dadas a revista M!ércoles por las expertas en Nutrición y Dietética Diana de la Ossa García, creadora del programa Nutrivita, y Clara Valderrama, vocera de Herbalife Colombia. ¡Anoten!
 
 
  • Licor = calorías
Cierto es que muchos no pueden dejar de lado el alcohol en estas fechas. Si este es su caso, solo tenga presente que las bebidas alcohólicas también cuentan con calorías, “por ejemplo, una cerveza de 12 onzas aporta 220 calorías”, según expertos.
 
  • Hidrátese
Tome suficiente agua, mucho más si no ha podido controlar los excesos por estos días, pues los alimentos altos en sodio, condimentados o dulces que ha consumido le harán retener líquidos (y pesar más), así que el agua será el aliado para evacuarlos. Bebidas que aporten exceso de calorías no las tome ni para hidratar. 
 
  • ¿Ya está gordo?
Si usted ya sufre de sobrepeso, tenga más cuidado con su estilo de vida. Sea consciente de que si tiene tendencia a engordar, cada día que se exceda en su alimentación será perjudicial y de seguro bajar esos kilos le costarán muchos más sacrificios.
 
  • Ejercítese donde esté
Si el gimnasio está cerrado, eso no es excusa. Camine 30 minutos o vaya al parque y haga ejercicio al aire libre. Si está de viaje, pasear a pie o en bicicleta le hará quemar calorías y le permitirá conocer más el lugar que visita. En un día de playa o piscina, nadar también funcionará.
 
 
  • Preparado
La ropa tampoco es excusa para dejar de ejercitarse fuera de la ciudad. Procure llevar en su maleta prendas cómodas para ello y que se ajusten a sus medidas. De verdad, si no está a la línea, evite usar ropa que delaten su mal estado físico.
 
  • ¿Enguayabado?
Ahí sí descanse. Si no quiere quedar tumbado por una descompensación, no intente ni siquiera ir a caminar. Mejor hidrátese bien hasta que todo el alcohol haya salido de su cuerpo.
 
  • Varíe el menú navideño
Si usted es el anfitrión, busque recetas saludables y más amigables con el peso para estas fechas. Reduzca los aderezos como cremas o salsas dulces para acompañarlas. Cocine con grasas de origen vegetal, como el aceite de oliva, que disminuye colesterol y triglicéridos en la sangre.
 
  • Con postre
La cuota de dulce a veces es indispensable para el cuerpo (y las emociones), así que privarse de ello no es necesario. Consúmalo en una pequeña porción (solo una por favor), recuerde que por una noche (o dos) que coma de todo un poquito no va a subir de peso.
 
  • Más opciones
Las novenas tampoco tienen por qué terminar  siempre con hayacas y buñuelos. A sus niños también puede prepararles recetas saludables, con las que ellos se divertirán y usted no engordará. Galletas de avena con coco o una torta de banano pueden ser buenas opciones.
 
  • Evite una indigestión
Los excesos, más que engordar, pueden desencadenar problemas estomacales que lo llevarán al hospital, más aún si está acostumbrado a comer saludable y no en grandes cantidades. Entonces, al definir su menú especial de Navidad o Año Nuevo, elija solo una proteína que ocupe el 25% del plato (sea pavo, cerdo o lo que le provoque), una porción de vegetales que equivalga a la mitad de toda la comida y el 25% restante del plato, un carbohidrato (como arroz o ensalada de papa).  El truco no es abstenerse, es comer de todo un poco. 

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO