El id es:node/131131
Bienestar 04 de Junio de 2014

10 consejos para un óptimo descanso

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Inguel J. De La Rosa Vence / inguel.delarosa@elheraldo.co
Compartir:

Postura adecuada, prendas ligeras y una cama en óptimas condiciones son la garantía de un buen descanso que, a su vez, ayudará a mantener la vitalidad del organismo.

El neurólogo clínico Guillermo Miranda, recomienda ir a la cama solo para dormir y “no para otras actividades como lectura o utilizar el computador”; por tanto, el televisor tampoco debe estar en la habitación.

El especialista agrega que el café, la Coca-Cola y energizantes son “bebidas  estimulantes del sistema nervioso que no se deben ingerir después de 2 p.m.”.

Si quiere combatir el insomnio, en el Centro de Nutrición y Estética Integral Mokaná, aconsejan tomar leche tibia antes de acostarse o una toma de valeriana natural.

La Asociación Española de la Cama hace hincapié en el estado del colchón, porque de este depende la calidad del sueño. Entre sus recomendaciones está no fiarse de las marcas de colchones que prometen una garantía superior a los dos años, ya que podría tratarse de una “promesa irreal”.

El colchón debe ajustarse a cada individuo de acuerdo con su peso,  en términos generales, son ideales los de tipo ortopédicos, porque  mantienen la alineación del cuerpo, según explica José Gabriel Rugeles, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica y Traumatología.

“No deben estar rígidos como una tabla, ni blandos como un colchón de agua, debe tener una textura en la que el cuerpo descanse, sin áreas de presión que despierten al paciente o lo lesionen”, anota.

Las almohadas son importantes porque ayudan a mantener la cabeza en posición neutra, conservando la “línea media de la columna, un balance entre el lado derecho y el izquierdo”.

“Una almohada debe medir entre 10 y 12 centímetros de altura y una longitud entre 50 y 70 centímetros. Ubicarla entre las piernas ayuda a nivelar la pelvis, a quienes han sido intervenidos en la cadera”, dice el especialista y sugiere cambiarlas cada dos o tres años.

Finalmente, la doctora Jennifer Landa, certificada en obstetricia y ginecología, autora de The Sex Drive Solution for Women dijo para The Huffington Post que, en el caso de las mujeres, dormir desnudas resulta más saludable para las partes íntimas ya que reducen las bacterias en el tracto vaginal.

Horario regular. Es recomendable ir a dormir a las 9 p.m., máximo 10 p.m., y descansar por 8 horas, procurando establecer una hora fija para acostarse y levantarse todos los días.

Actividad física. Para un óptimo descanso también se puede seguir una rutina moderada de ejercicios, porque ayuda a disminuir el estrés y con ello mejora el descanso.}

Aleje los aparatos tecnológicos. Aunque estos dispositivos se encuentren apagados, pueden estar emitiendo energía, ya que algunos poseen una batería interna que mantiene funciones permanentes de su sistema, y que pueden alterar las frecuencias en las ondas cerebrales durante el sueño, aún más si emiten algún tipo de luz o ruido leve.

Temperatura y ventilación. Procure ventilar su cuarto cada día y mantener, durante el sueño, la temperatura que usted considere agradable, evitando el frío o calor excesivo.

Relajación. Tranquilícese física y mentalmente, si lo desea, tomando un refrescante baño que relaje su cuerpo y le ayude a desconectarse de los problemas diarios.

Exposición a la luz. Mantenga su habitación a oscuras durante el descanso, ya que la luz es un factor perturbador para el inicio y mantenimiento del sueño y, por tanto, afecta el desarrollo normal del ritmo circadiano del mismo. Nuestro organismo relaciona los periodos de sueño con oscuridad y los de vigilia con la luz del día.

Ropa cómoda. Vista prendas holgadas, sin botones, con materiales transpirables que permitan moverse. Expertos en ginecología sugieren que dormir sin ropa interior es más saludable.

El colchón. No es confiable si tiene más de 10 años, ni después de haber transpirado y sufrido enfermedades con el paso de los años. Los ortopédicos son los más recomendables.

Alimentación. La cena debe ser ligera antes de dormir, pues la ingesta de comida ‘pesada’ le exige al organismo un esfuerzo mayor en la digestión que impide el descanso. Si come un plato fuerte espere dos horas antes de acostarse.

Postura. El individuo que mejor descansa es el que duerme en posesión fetal, porque la columna adopta la mejor posición anatómica de relajamiento.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO