El id es:node/131986
Bienestar 10 de Septiembre de 2014

Acupuntura, medicina milenaria para desaparecer los dolores

El usuario es:
Foto: Shutterstock y archivo

Alejando Rosales
Compartir:

En un viejo comercial de televisión una voz masculina, con un halo de culebrero de plaza, promocionaba una pomada con el eslogan: “el dolor le tiene miedo a Dolorán”. Según un estudio reciente de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Colombia el dolor ya no le ‘teme’ a lo que anunciaba ese comercial sino a la acupuntura.

Dice el informe que casi el 18% de la población que sufre de dolores de todo tipo, incluso crónicos, está usando en el país ese tratamiento milenario de la medicina china.

Cobra mayor importancia el estudio de la OPS cuando es el propio Ministerio de Salud quien revela que en el país, un poco más de 10 millones de personas, sufren dolores crónicos provocados por patologías autoinmunes como esclerosis múltiple, artritis reumatoide, lupus o alguna alergia.

Esto va de la mano con la tendencia en el mundo, según la OPS, “a reducir el uso de analgésicos y antiinflamatorios debido a sus efectos secundarios, en lo que también puede influir el que hayan dejado de financiarse, por lo que muchos pacientes se acercan a la acupuntura como una vía para combatir el dolor de manera natural y efectiva”.


La médica Barranquillera Maribel Pedrozo, reconocida en Miami como la alquimista de la belleza TM y quien tiene una maestría en medicina china, asegura que muchos de esos dolores que son crónicos y psicosomáticos, lo que hace la acupuntura es relajar los puntos meridianos donde este se produce y curar al afectado.

“En el caso de fibromialgia, artritis, dolores de espalda, crónicos y agudos, es muy efectiva (…) En mi experiencia, combinado esto con un plan de alimentación y terapias de tui-na  con las manos (técnica china en la que se combinan maniobras de masaje, movilizaciones, tracciones y manipulaciones) y luces LED (diodo emisor de luz) en el área en el que hay dolor, habrá mejores resultados”.

Procedimiento. La especialista explica que por lo regular los médicos acupunturistas manejan la medicina occidental y la alternativa, y al hacer la historia clínica se dan cuenta de los síntomas que tiene el paciente, su estilo de vida y que le ocasionó el problema. Esa historia —argumenta— “debe ser detallada e incluir antecedentes familiares, tipo de alimentación, si se levanta en las noches, si suda mucho o poco. Todo esto influencia el diagnóstico”.

Sobre el número de sesiones se recomiendan de dos a tres por semana con un mínimo de 10. Cada sesión dura de 45 minutos a una hora, son agujas desechables, no causan dolor y son del grueso de un cabello. No se debe sangrar cuando las ponen ni cuando las quitan.

Sostiene Maribel que las agujas intervienen 12 meridianos, que a su vez son 12 órganos entre internos y externos.
“Esos meridianos  son como unas autopistas en las que si tiras una piedra grande, le dejas un carro en la mitad o arrojas basura, ese es el dolor o estrés, todo eso se acumula y con la acupuntura vas a limpiar y aclarar esa autopista para que nuevamente fluya el Qi o energía vital”.

La médico aconseja a las personas que no esperen hasta último momento cuando el dolor logra inmovilizarlas.

Testimonio

Leonardo Barrios asegura que a él le practicaron varias sesiones de acupuntura. Dice que en su caso lo hizo porque estaba manejando elevados niveles de estrés, producto del exceso de trabajo y un desequilibrio emocional con la pareja que tenía en ese momento. Esto —comenta— se le comenzó a manifestar con fuertes dolores de espalda que prácticamente lo inmovilizaban. Después de varias sesiones, además de desaparecer el dolor, la acupuntura lo llevó a niveles de relajación “que hasta ese entonces no había experimentado”. En la actualidad Leonardo es profesor de yoga y estudia último semestre de administración de empresas.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO