El id es:node/152012
Bienestar 27 de Marzo de 2019

Conozca cómo protegerse de las enfermedades de su mascota

El usuario es:
Foto: shutterstock

Sharon Kalil
Compartir:

A lo largo de los años y gracias a diversos estudios se ha comprobado que interactuar con mascotas en el hogar genera disminución de la presión arterial y estimula la liberación de serotonina, por lo cual los amos cada día sentirán más vitalidad.

Aunque una persona obtiene muchos beneficios al tener una mascota, es preponderante destacar que sin los cuidados necesarios los miembros del hogar pueden verse afectados con su estancia. Según la médica veterinaria Claudia García, hay muchas enfermedades que pueden ser transmitidas por estos animales, como la toxoplasmosis y la tuberculosis, entre otras.

“Quiero hacer énfasis en las enfermedades parasitarias que muchas veces nosotros no tenemos en cuenta. Por lo general los contagios son por vía oral, es decir, cuando las mascotas nos lamen, nos dan besos en la boca o cuando nos acarician y no se tienen normas de higiene, como lavarse las manos”, dijo.

Ahora bien, según la especialista, aunque es difícil evitar los actos de cariño, se pueden contrarrestar estas enfermedades cuando la persona se desparasita periódicamente, por lo menos cada dos meses. “Los animales también deben mensualmente eliminar los parásitos digestivos e intestinales. En este proceso también se recomienda usar productos que prevengan la filaria, un parasito que transmite el mosquito y que, en forma adulta, se localiza en el corazón de los animales. Esta enfermedad también se puede transmitir al ser humano, aunque el gusano no se encontrará en el corazón”.

El médico veterinario y zootecnista Belisario Roncallo Meneses manifestó que las enfermedades más comunes transmitidas por mascotas a sus amos son las afecciones parasitarias por ascaris toxocara canis (del perro), toxocara cati (del gato) y toxoplasma gondi. “La transmisión se da fundamentalmente por la ingestión de comida contaminada con heces fecales de mascotas parasitadas, por lo anterior, se deben establecer controles de parásitos en las mascotas, así como lavar las manos después de manipularlas o jugar con ellas”.

El especialista aclaró que no ocurre la transmisión por el hecho de que el individuo toque a la mascota, ya que los parásitos no traspasan la barrera cutánea del humano. “También existen las afecciones por hongos, que son trasmisibles por contacto del perro contaminado (las razas predispuestas son la yorkshire terrier en los perros y persa en los gatos. Lo anterior no significa que a las otras razas no les pueda dar la enfermedad). Se recomienda supervisión y baños regulares. Esta afección es pruriginosa y habitualmente se manifiesta por depilaciones rojas en varias partes del cuerpo de la mascota”.

Otra enfermedad es la sarna sacoptica, producida por el sarcoptes scabiei, que se transmite al entrar en contacto con perros contaminados por este parásito. “Produce mucha rasquiña (prurito) a los individuos contaminados y se puede prevenir con control de parásitos externos. Hoy día hay varios principios activos que los controlan muy eficazmente. El gato presenta una afección parecida ocasionada por el notoedres cati, que produce la misma sintomatología”.

Roncallo resaltó las afecciones trasmitidas por las mordeduras o arañazos de gatos y perros. “La bacteria más frecuente es el campylobacter, que puede producir signos digestivos en humanos; la bartonella, que penetra con el arañazo del gato y, por supuesto, la rabia, que causa miles de muertes cada año en más de 100 países y es frecuente en las comunidades con escaso acceso a los servicios sanitarios y veterinarios”.

Tenga en cuenta que, según la doctora Claudia García, las personas más vulnerables para contraer este tipo de enfermedades son las que tienen las defensas bajas, procesos respiratorios o enfermedades como el cáncer o el sida. “Aconsejo mucho a las personas que se laven constantemente las manos, que eviten lamidos en el rostro, aunque se debe que tener en cuenta que las mascotas son afectivas y que ayudan a llenar todos esos espacios afectivos que tenemos en el núcleo familiar. Siempre las mascotas serán un apoyo constante en nuestra parte emotiva”.

Por último, la veterinaria Laura Montes aconsejó que ante cualquier síntoma que se pueda ver en la mascota, como diarrea, rasquiña, vomito o inapetencia, “debe llevarla inmediatamente al veterinario y hacer controles mensuales con desparasitantes internos y externos”.

Tenga en cuenta...

Según el médico veterinario Belisario Roncallo Meneses, son más propensos a las afecciones los niños, los ancianos y las personas con déficit inmunológico, entre otros.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO