El id es:node/150690
Bienestar 14 de Noviembre de 2018

Consejos para enfrentar el estrés postraumático

El usuario es:

Foto: shutterstock

El TEPT lo puede sufrir cualquier persona que haya sufrido o presenciado un evento que sea impactante.

Sharon Kalil

Hace poco más de una semana se dio a conocer la noticia de que un ex soldado estadounidense mató a 12 personas en un bar ubicado en California (EEUU). Presuntamente, este individuo sufría de un trastorno llamado estrés postraumático, según dijeron las autoridades del condado de Ventura, que habían tenido contacto con él antes debido a su comportamiento “irracional”.

Ahora bien, ¿este trastorno puede provocar tales acciones? Según el psicólogo Juan Manuel Lemus, la respuesta es afirmativa. “El trastorno por estrés postraumático (TEPT) lo puede tener cualquier persona que haya sufrido o presenciado un evento que sea de peligro inminente o que sea bastante impactante. Son eventos que alteran la vida. Al revivir el episodio le entran ataques de pánico o momentos en los que pierde la consciencia y no controla los impulsos. Ahí es donde pueden suceder eventos violentos”.

Por su parte, la psicóloga Tere Rosales Serje define el estrés postraumático como la respuesta a un tsunami emocional. “Cuando las personas se sienten demasiado sobrepasadas por sus emociones, los recuerdos no pueden transformarse en experiencias que se verbalicen de manera neutra o natural. El terror se convierte en una fobia a recordar lo vivido”.

Tenga en cuenta que los síntomas suelen comenzar en los tres primeros meses después del incidente traumático. “Para que se considere que se trata del trastorno por estrés postraumático, los síntomas deben durar más de un mes y ser lo suficientemente graves como para interferir con las relaciones o el trabajo”, resaltó el Instituto Nacional de la Salud Mental.

“Cuando una persona está teniendo una crisis no tiene claridad mental, es como si se hubiese apagado la neocorteza, área cerebral responsable de nuestro razonamiento. Tampoco puede hacer conexiones emocionales porque bloquea todo su sentir, en ese caso lo único que queda es la defensa y ataque”, explicó Rosales.

Deseos de huir, ansiedad, falta de respiración, sudoración, pesadillas, pérdida de interés en las actividades placenteras y pensamientos negativos sobre uno mismo o el mundo son otros síntomas que puede tener una persona que sufre de TEPT.

Ahora bien, para superar esta alteración los profesionales recomiendan asistir a terapia con psicólogos, psiquiatras, entre otros especialistas, y concuerdan en que es importante desarrollar inteligencia emocional para sobrellevar una gran crisis. “Para superar la situación que le generó el trauma pueden tener estrategias que le permitan controlar estos episodios”, dijo Lemus.

Los especialistas usan técnicas como la desprogramación de la memoria celular, liberando a las personas de esos recuerdos y la sensibilización sistemática, entre otros, para ayudar a la gente a asimilar la experiencia sin someterla constantemente al impacto.

Cabe resaltar que este trastorno no solo es asunto de la persona que lo sufre, sino también de los familiares que en su actuar pueden aportar o no a su superación. Es por eso que los consultados recomiendan que las personas allegadas al paciente no fuercen situaciones donde se tenga que recordar la experiencia, sino que acompañen a su familiar donde un experto en manejo de trauma, quien explicará los pasos a seguir de acuerdo con las condiciones en las que se encuentre el paciente.

“Los familiares nunca deben juzgarlo, alejarlo ni ignorar comentarios de muerte o amenazas sobre hacerle daño a otros. Se debe tener en cuenta que con los niños hay que tener mucho cuidado porque presentan síntomas diferentes: en ocasiones se pueden orinar en la cama, representar la experiencia a través de un juego, buscar más protección de lo necesario, etc”, dijo Juan Manuel Lemus.

Por último, es necesario que las personas reconozcan que necesitan ayuda. “Para ayudarse a sí mismo practique actividades físicas leves o haga ejercicio para reducir el estrés, trate de pasar tiempo con otras personas y de hablar con un amigo o familiar de confianza, infórmeles a los demás acerca de las cosas que pueden desencadenarle síntomas. Sepa que estos mejorarán gradualmente, no de inmediato”, estableció el Instituto Nacional de la Salud Mental.

Etiquetas

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de revistas