El id es:node/139373
Bienestar 05 de Octubre de 2016

Cuando el efecto terapéutico de un medicamento altera la acción de otro

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Sara Hernández C.
Compartir:

Cuando una persona utiliza dos o más medicamentos a la vez es porque quiere producir una determinada respuesta en su organismo. Pero ojo, sea cuidadoso al hacerlo, es clave entender que estos pueden “interaccionar” o alterar el efecto para el que fueron creados.

“Lo anterior puede provocar que el efecto esperado no se produzca, lo haga mejor, o bien se presente una respuesta inesperada que podría ser nociva para el humano”, anota el químico farmacéutico y coordinador del Centro de Información y Documentación Farmacéutico de la Universidad del Atlántico, (Cidfuat), Orison Hernández.

Así, la primera recomendación de Hernández es cerciorarse de la presencia de un profesional en química farmaceútica al momento de adquirir un medicamento.

“En la mayoría de estos lugares no hay profesionales farmaceúticos. La mayoría son técnicos, tecnólogos o hasta expendedores de droga”, explica, y agrega que “estas personas no tienen la formación farmacológica para aconsejar desde el punto de vista terapéutico a un paciente”.

De allí que siempre sea importante que la persona pregunte por los efectos del medicamento adquirido y lo que puede causar si se mezcla con otros.

Por esto que “el riesgo sea latente” al momento de combinar los medicamentos de forma errónea, a juicio del químico. Así lo establece el decreto nacional 2200 de 2007, del servicio farmacéutico, adscrito al Ministerio de  Salud y protección Social de Colombia.

Lo que no debe mezclar. Antiparasitarios como metronidazol, que son llamados azoles,no deben tomarse junto a antibióticos. Los azoles también pueden reaccionar negativamente con los anticonceptivos y los medicamentos hipoglucemiantes, afirma el también docente de la facultad de Química y Farmacia de la Uniatlántico.

Añade que otros que no deben consumirse a a vez son los medicamentos hipertensivos con los AINES – antinflamatorios no esteroidales–. Los más comunes son el ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, oxicam. “Si las personas hipertensas utilizan por un tiempo prolongado los AINES, estos pueden disminuir el efecto hipertenso del otro medicamento”, recuerda Hernández. “Si se usa por dos semanas estos tienden a disminuir la actividad hipertensiva y terminar en un evento cardiovascular”.

Recuerde que usted puede tomar  uno, dos, tres, cuatro o más medicamentos sólo “al comprobarse que su interacción científica no tiene ninguna reacción”. En caso contrario hágalo con una o dos horas de diferencia. Ahora, siempre acuda a fuentes confiables y autorizadas por ley que le permitan tomar la mejor decisión.

Tenga presente...
 
*Medicamentos  anticonceptivos con antibióticos, los primeros pierden la efectividad y el embarazo puede presentarse. En estos casos se recomienda que la mujer utilice un método de barrera (preservativo, por ejemplo) durante el tiempo que está en el tratamiento.

*Al momento de realizarse un diagnóstico infórmele a su médico de las recetas que está consumiendo. En el caso de los antibióticos “consumirlos innecesariamente debilita su capacidad para combatir infecciones cuando estos sí sean necesarios”. Esto permite a las bacterias “desarrollar resistencia a los antibióticos”, advierte y resalta la Organización Mundial de la Salud.
 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO