El id es:node/130542
Bienestar 02 de Abril de 2014

Cuidados paliativos, la mejor opción para dolores crónicos

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Alejandro Rosales Mantilla / @alejorosalesm
Compartir:

El principal objetivo de los cuidados paliativos  es mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren dolores crónicos o severos. Estos casi siempre son generados por el padecimiento de enfermedades catastróficas como el cáncer.

Al año, solo en casos nuevos, se diagnostican 11 millones de pacientes con cáncer en el mundo según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de seguro muchos de los que leen esta nota periodística han tenido parientes, amigos o conocidos que han sufrido y fallecido por padecer esta patología.

La médica Olga Morales Mesa, anestesióloga y especialista en cuidados paliativos del Hospital Universitario San Ignacio de Bogotá, define que los cuidados paliativos son vitales porque tratan la enfermedad y buscan las estrategias para mejorar la calidad de vida del paciente.

Agrega la profesional que esta es de las pocas áreas de la medicina que se interesa no solo por tratar la parte científica sino a la persona que padece la enfermedad.

“Nosotros aliviamos el dolor, buscamos afirmar la vida pero lo más importante es que consideramos la muerte como un proceso natural, no la aceleramos ni la retrasamos. Tenemos sistemas de soporte para ayudar a la familia, a los amigos y al cuidador del paciente”.

Problemas del sistema en Colombia. Según la doctora Olga Morales es errado pensar que los cuidados paliativos solo deben prestarse cuando las personas presentan enfermedades catastróficas y están en su fase terminal, tal como lo plantea la legislación colombiana.

La OMS en el 2002 estableció que los cuidados paliativos a una persona deben hacerse de manera temprana para el alivio del dolor, del sufrimiento, ofrecen respaldo emocional y espiritual, acompañamiento, y por ende se necesita que en el tratamiento se brinden desde el principio.

“Esto es fundamental porque la relación médico paciente se basa en la confianza. Quién más para ayudar a morir dignamente, quién mejor para acompañar a una persona en sus últimas horas de vida que un médico que se convirtió en un amigo, que entiende lo que ha sufrido y que lo puede ayudar en esos últimos momentos de su vida”.

Dentro de los cuidados paliativos es fundamental el control de ciertos síntomas como los dolores crónicos a través de medicamentos como los opioides.

Los medicamentos opioides como la morfina, entre muchos otros, provienen de la planta del opio.

En el país, afirma el doctor Juan Pablo Vargas, director médico de la multinacional Mundipharma, que a pesar de los altos índices de cáncer en Colombia, una enfermedad que produce dolores crónicos desde su inicio, solo se consumen, según la OMS, 6.78 ml de morfina per cápita (por persona) y el número adecuado es de 205. Es decir, deberíamos consumir 30 veces más.

“Estamos al nivel de países como Albania y Bután. El consumo de opioides en un país está íntimamente ligado a su desarrollo y conocimiento. Un estado desarrollado no deja sufrir a sus habitantes”.

Según la OMS —argumenta el galeno— en España casi con la misma cantidad de habitantes que Colombia, un poco más de 47 millones, se consumen 298 ml de morfina por persona. Esto es porque su población es más vieja, existen políticas de salud que detectan el cáncer más temprano y brindan este medicamento como alternativa que mejora la calidad de vida de los que lo sufren.

“Por qué no se consume, porque no sabemos prescribirlo. Fuera de eso nos da miedo a pacientes y médicos los medicamentos opioides porque creemos erradamente que nos vamos a volver adictos y esto en las personas enfermas pocas veces se presenta”.

El estudio del Instituto Nacional de Cancerología que documenta todo lo que pasó en el país con respecto al cáncer, entre el 2000 y el 2006 muestra que se presentaron 32.316 nuevos casos en hombres y 38.751 en mujeres, afirma la doctora Olga Morales Mesa.

La probabilidad de sufrir de cáncer (en el 2006), refiriéndonos al mismo estudio es de 186.6 para los hombres y 196.6 para las mujeres por cada 100.000 habitantes.

Esto ubica el cáncer como la segunda causa de muerte en Colombia después de los homicidios.

De ahí la importancia de inculcar en la población la necesidad de empezar a exigir los cuidados paliativos y el uso de opioides en  nuestro sistema de salud desde el principio y no al final de la enfermedad —sugiere la especialista— Asimismo —agrega— las facultades de medicina deben comenzar a enseñarle a sus estudiantes las formas de tratar el dolor en sus pacientes.

SOBRE LA MARIHUANA

La doctora Olga Morales asegura que la marihuana o cannabis puede ser simplemente un coadyuvante en el proceso del control del dolor en pacientes que tienen cáncer. A pesar de que pudiera tener un potencial importante no es la opción terapéutica más efectiva.
 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO