El id es:node/29125
Bienestar 12 de Julio de 2011

Dile ‘stop’ al sudor en época calurosa

El usuario es:

Compartir:

En estos meses de calor es habitual que sudemos más de lo normal, pues ésta es una reacción de defensa de nuestro cuerpo que nos permite refrescarnos de modo natural.

El problema es que la transpiración puede generar incomodidad por la humedad, y además acarrea un mal aspecto debido a las marcas que quedan en la ropa. Estos aspectos negativos del sudor llegan a afectar nuestra calidad de vida en la medida en que ocasionen complicaciones.

Algunas molestias físicas pueden ser irritaciones en la piel, mala circulación o deshidratación, pero también existen repercusiones psicológicas como la depresión y el aislamiento social debido a la vergüenza por el sudor y el mal olor.

Para ponerle stop al sudor y disfrutar del ‘verano’ sin inconvenientes, debemos adquirir ciertos hábitos que nos permitan sobrellevar esta época en la que se transpira más de lo habitual.

El primer paso es tener una buena higiene corporal, ducharnos de una a dos veces cuando el calor sea muy intenso y secarnos inmediatamente para evitar la proliferación de bacterias y de hongos que tienden a reproducirse en la piel húmeda.

Además, es muy importante utilizar un desodorante de buena calidad para garantizar su efectividad.

En cuanto a la ropa, debemos cambiar las prendas de lycra por las de algodón , pues permiten que el aire circule mejor. En lo posible, usar prendas anchas y de colores claros, puesto que aparte de ser más frescas, hacen menos visible la transpiración.

Con respecto a los alimentos, se recomienda evitar el consumo de ajo, cebolla y especias, pues producen un sudor con un olor más fuerte. Algunas bebidas como té, alcohol o café tienden a producir una mayor transpiración, por lo que también deben evitarse.

El agua será nuestra mejor aliada en los momentos en que el calor esté en su punto máximo, que son las horas del medio día. A parte de hidratarnos y reponer la pérdida de líquidos durante la transpiración, ingerir agua es una forma agradable de refrescarnos.

En cuanto a los pies, que son una zona de especial sudoración, es necesario tener en cuenta el tipo de calzado durante la época de calor.

Los más recomendables son los zapatos tipo sandalias o chancletas, pues permiten que los pies se ventilen, aunque lo mejor es caminar descalzos, así que debemos aprovechar cada oportunidad que nos lo permita.

Las olas de calor afectan especialmente a las personas nerviosas o que se alteran con facilidad, puesto que su condición propicia el exceso de sudor.

Este tipo de personas necesitan aprender a controlar el estrés, dado que éste es un factor que provoca o agrava la transpiración. Para ello, se sugiere practicar ejercicios de yoga u otros que fomenten la relajación del cuerpo y la mente.

Cuando el caso llega más allá de la transpiración normal y se presenta de modo excesivo, estamos frente a un cuadro de hiperhidrosis, que debe ser tratado por un médico dermatólogo.

Habla la experta

“La hiperhidrosis es un aumento de la sudoración que afecta de un modo especial a las manos, axilas y pies, y se presenta más en hombres que en mujeres en un 30 por ciento. La primera instancia del tratamiento consiste en aplicar de modo tópico clorhidróxido de aluminio al 25 por ciento, luego sigue una terapia con Botox y por último se suma la técnica de lontoforesis para sellar las glándulas sudoríparas”, explica la dermatóloga Claudia Buelvas.

Por Raiza Mar Jiménez
raiza.jimenez@elheraldo.com.co

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO