El id es:node/36647
Bienestar 06 de Septiembre de 2011

El bilingüismo en la infancia y ‘tips’ para manejarlo

El usuario es:

Compartir:

Es de conocimiento general que el bilingüismo es una condición en la que una persona puede entender y comunicarse en dos idiomas, así como expresar sus pensamientos de manera clara y coherente. Así mismo las características que adquiere el hablante bilingüe mientras va desarrollando sus habilidades, le otorgan cierta distinción en cuanto a nivel académico y preparación en general se refiere.

Es por esa y muchas razones más, que como el tener la capacidad de decodificar mensajes en dos idiomas, supone una ventaja para las futuras relaciones y destrezas laborales, el bilingüismo se ha convertido en una de las principales motivaciones e ideales de los padres de familia, que desde edades tempranas recurren a instituciones y/o programas educativos que estimulen el aprendizaje de una segunda lengua en sus hijos. Pensando claro está, en que estos utilicen un segundo idioma como recurso y como un fuerte en su carrera profesional y académica en un futuro, así como en sus relaciones interpersonales, por si lo requieren.

Sin embargo, existen una serie de interrogantes que muchos padres se plantean en cuanto a la exposición de sus hijos ante una nueva lengua, como lo son, ¿enlentecerá el desarrollo de su lenguaje, el aprendizaje de dos idiomas simultáneamente?, o ¿será motivo de confusión en la lengua materna de mi hijo la inmersión de un segundo idioma?

En cuanto a esto, Graciela Vásquez De Fayad, fonoaudióloga de la Universidad del Rosario, especializada en trastornos cognoscitivos y del aprendizaje, quien lleva diez años laborando en el Colegio Británico, asegura que “el bilingüismo tiene todos los beneficios del mundo, y por eso los padres están proyectándose con sus hijos hacia las instituciones educativas que lo practiquen”. Además, la especialista manifestó que “es cierto que existen mitos e inquietudes por parte de algunos padres en cuanto a este tipo de metodologías, pero es por eso que es vital que estos escojan un plantel educativo con profesores e instructores capacitados en el segundo idioma, que lo enseñen basándose en estrategias que motiven al pequeño para que su aprendizaje fluya, sin abandonar su lengua materna, la cual debe ser reforzada en ellos a partir de su estancia en el primer nivel del jardín infantil, para que luego la inmersión a la segunda lengua sea oportuna y sin dificultades ni confusiones”.

“Mi hijo habla ‘spanglish’ desde que nació”.

¡Mom, quiero un ice cream! Napoleón Padula Castañez es un niño barranquillero de 3 años, de madre costeña y padre argentino, que aunque nunca ha salido del pais, la primera palabra que dijo después de nacido fue Mom, que significa mamá en inglés. Cuenta Jhorna, su madre, que el menor a pesar de que no ha vivido en un ambiente donde el idioma inglés predomine, entiende en ocasiones más las palabras en inglés que en español. “Hay veces que nos toca regañarlo diciéndole ¡Don't do that!, que significa ¡No hagas eso! en español, para que nos pueda entender. Es más, hasta nosotros sus padres le hablamos en ‘spanglish’ para que pueda captar nuestros mensajes”, dice. Es tanto el asombro de la madre de Napoleón, que esta asegura que en ocasiones su hijo le habla a la abuela y esta no le entiende. “Napo sabe español también, pero está en ese proceso de aprender a diferenciar las palabras. Por el contrario mi hija, Luz del Sol, con 5 años, entiende los dos idiomas perfectamente, sin mezclarlos”, concluyó la madre.

Películas en inglés, en casa: una de las prácticas más recomendables para establecer un acompañamiento con los menores en el proceso del bilingüismo es sentarse con ellos a ver películas en inglés, y hasta con subtítulos en ese idioma.

Juegos de palabras: ‘Spelling made easy’ es solo uno de los ejemplos de los miles de juegos didácticos que existen, para ayudar al niño en su proceso de aprendizaje.

Rimas infantiles: ¿porqué no aprovechar las rimas infantiles para que los niños las canten y las tarareen en inglés, y así vayan acostumbrándose a esta segunda lengua? Eso sí, siempre acompañado.

Juegos estratégicos: cuando de inmersión a una segunda lengua se trata, no hay nada mejor que estimular la conciencia fonológica del menor a través de actividades didácticas como juegos y tareas.


Ana Milena Pugliese Araújo
ana.pugliese@elheraldo.com.co

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO