El id es:node/2875
Bienestar 11 de Enero de 2011

El PH en el cuerpo es la clave de la salud

El usuario es:

Foto:

El pH es la manera de medir en nuestro cuerpo el balance entre lo ácido y lo alcalino.

Los fluidos y los tejidos de la gente sana fueron diseñados alcalinos, la gente enferma se encuentra ácida tanto en la sangre como en todos los tejidos.

Para que ustedes entiendan que todas las enfermedades dependen del pH y comienzan cuando se rompe ese equilibrio.

La clave de la salud se explica de la siguiente manera: imaginen su cuerpo en una tabla de 0 a 14, donde la mitad 7 es neutro, todo por debajo de 7 es ácido y todo por encima de 7 es alcalino.

La sangre normalmente tiene un pH de 7.4 es decir alcalina si ese pH empieza a bajar la sangre se empieza a poner ácida y tenemos que contrarrestar ese ácido de manera inmediata; y se logra neutralizar solamente con el calcio y los otros minerales alcalinos como el magnesio y el potasio, bicarbonato.

La principal fuente de calcio, magnesio y potasio son las frutas y los vegetales y como el cuerpo no los consume de manera regular el cuerpo empieza a extraerlos de los huesos y los músculos causando por lo tanto las enfermedades más comunes como: la osteoporosis y la fibromialgia.

La sangre ácida inflama, corroe y perfora el músculo de las paredes de las arterias causando la enfermedad inflamatoria de las arterias llamada arteritis.

Para evitar que las arterias se perforen y causen un derrame, nuestro cuerpo las cubre de colesterol ocasionando la subida del mismo. Si este proceso sigue se da inicio a la enfermedad degenerativa de las arterias llamada arterioesclerosis, que es el taponamiento de nuestras arterias coronarias.

La sangre ácida es como el fuego consume todo el oxígeno y lo seca. La sangre baja en oxígeno es el ambiente ideal para el crecimiento de bacterias, virus y hongos. El cáncer se desarrolla y crece plenamente sin oxígeno.

Cuando la sangre ácida llega a los huesos los inflama causando dolores articulares, enfermedad llamada artritis. Luego va acabando con los huesos volviéndolos porosos y debilitándolos, lo que causa artrosis y osteoporosis.

Lo único que determina si nuestra sangre es ácida o alcalina es lo que comemos. Si consumimos proteína animal (res, cerdo, pollo y pescado, embutidos etc.) el producto final del metabolismo de estos alimentos es el ácido úrico, amoniaco, urea y creatina, cuatro venenos que acidifican la sangre.

Si consumimos harinas refinadas [pan blanco, bollo, pasta, pankackes, buñuelos, arepaharina etc.) la harina se convierte en azúcar y esta se fermenta por las bacterias y se convierte en ácido láctico; luego este ácido se convierte en alcohol en el hígado llamado aceltaldehydo. Consumir mucha harina acidifica nuestra sangre.

Mucho ácido acumulado en nuestros músculos produce dolores musculares mal llamado fibromialgia.

Además el ácido produce mucha fatiga y sensación de estar cansado todo el tiempo. Igualmente retiene líquido y hace que nos hinchemos por lo tanto aumentamos de peso.

Lo único que existe en la naturaleza para alcalinizar la sangre son los alimentos del reino vegetal como las frutas, vegetales, granos, cereales, semillas, frutos secos, raíces, plantas, hojas.

Lo que realmente alcaliniza y oxigena nuestra sangre y los tejidos es la sangre de las plantas llamada ‘clorofila’ y que como núcleo central contiene el mineral magnesio que es el segundo mineral alcalino después del calcio y uno de los mas anticancerígenos relajantes y sedantes del sistema nervioso.

Además el resto de los minerales que están contenidos en las plantas como zinc, manganeso, azufre, silicio, cromo, cobalto, hierro, selenio, potasio y otros 50 mas.

Sin ánimo de ofender a nadie la especie humana está diseñada de acuerdo a este artículo para el reino vegetal ya que lo único que determina nuestro buen estado de salud es lo que comemos y lo que absorbemos.

La curación de las enfermedades está en el color verde... ¡Come muchas verduras!

 
 

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
Más de Bienestar Más de revistas