El id es:node/152971
Bienestar 03 de Julio de 2019

El yoga como alternativa para manejar el estrés laboral

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

Cuando las manecillas del reloj marcan las 6:00 a.m., la jefe de Turismo de Expreso Brasilia, Bianca Guerrero, se encuentra lista para asistir a la clase de yoga e iniciar su día con el pie derecho.
Desde hace un año, según comenta, conoció sobre esta práctica que, a su juicio, ha logrado beneficiar notoriamente su salud física y mental.

“El yoga se ha convertido en mi mejor aliado porque me ayuda a canalizar mis energías. A través de las clases fluyen la creatividad, la innovación y una serenidad que me reconforta”.

La sensación de bienestar que experimenta cada vez que realiza esta práctica la califica como sensacional y, sin duda alguna, afirma que la recomienda a todos los que deseen potenciar su espiritualidad y liberar el estrés que genera cada ámbito de la vida, sobre todo el laboral.

Un estudio. Según la Organización Internacional del Trabajo, el estrés laboral es considerado como uno de los factores más ‘nocivos’ para la salud de los trabajadores. De hecho, en Colombia, según cifras del Estudio Nacional de Salud Mental, el 40% de la comunidad activa laboralmente ha sufrido un trastorno psiquiátrico asociado al estrés.

Así pues, este estado suele estar referenciado como una reacción fisiológica que produce el organismo ante una situación que es percibida como amenazante. Cuando esta respuesta natural se origina en exceso, se sobrecarga el organismo, induciendo la aparición de patologías y alteraciones de la salud que imposibilitan el normal funcionamiento del cuerpo humano. Este estado incrementa el ritmo cardiaco, la presión sanguínea y la tensión muscular. También produce sudoración excesiva y secreción de adrenalina, generando hiperventilaciones y otras reacciones. 

Carlos Fernández Newball, asesor médico de Bayer, asegura que “el estrés es uno de los principales culpables de muchos males que aquejan a los trabajadores, tanto así que existe una notable relación entre las enfermedades cardiovasculares y el mal manejo del estrés”.

A su vez, manifiesta que “si una persona se siente estresada, es vital que busque actividades o alternativas como el yoga, ya que con este se aprenden estrategias de relajación que resultan propicias para combatir las manifestaciones del estrés”.

La experta en yoga. Liliana Castro, profesora certificada de yoga por Ananda Marga, define el yoga como un sistema integrado para educar el cuerpo, la mente y el espíritu, a través del ejercicio físico, la respiración, la concentración, la relajación y la meditación.

Señala que beneficia la mente y el cuerpo, puesto que los resultados de la combinación entre las diferentes prácticas del yoga son salud y armonía, que se traducen en tranquilidad, control de las emociones y bienestar general.  “Cuando una persona está calmada, en control de sus emociones y pensamientos, está en capacidad de enfrentar cualquier situación con objetividad y tomar decisiones de manera asertiva”.

Castro explica que los ejercicios practicados en el yoga reciben el nombre de asanas o posturas de yoga. Sus beneficios físicos, para ella, suelen “eclipsar su contribución vital al bienestar emocional”.

“El yoga es una práctica tanto preventiva como terapéutica. Cuando es incorporada en la vida diaria, incluso con sesiones muy cortas, sus beneficios se hacen notar. Muchas personas después de unas pocas clases empiezan a percibir el mejoramiento de la flexibilidad, la tranquilidad de su mente y la mejora en el manejo del estrés. Por tanto, es ideal que inicien practicándolo una o dos veces por semana”.

En la oficina. Castro enfatiza en que desde la oficina se pueden adoptar ciertas técnicas del yoga que invitan a la relajación. Dentro de estas está la respiración profunda, que, para llevarla a cabo, es vital que se practique una inhalación y una exhalación profunda, suave, estable y sin sonido. Asimismo, se practique la conciencia sostenida de la respiración, observándola mientras fluye hacia adentro y hacia afuera.

También considera esencial formarse en el hábito de respirar por la nariz, aprender a reconocer las sensaciones asociadas con la respiración diafragmática y fortalecer el diafragma.

Por último, recalca que la meditación es una buena opción.  Da a conocer que es la práctica más elevada del yoga. “Inicialmente se sugiere practicarla por cinco minutos diariamente, preferiblemente en la mañana antes de iniciar la jornada laboral”.

«El yoga educa el cuerpo, la mente y el espíritu, a través del ejercicio, la respiración, la meditación y la relajación».

Para tener en cuenta...

Practique. La experta en yoga Liliana Castro dice que para realizar la respiración profunda es vital sentarse en su silla de trabajo, mantener la boca cerrada, inhalar profundamente dilatando el abdomen, retener el aire, exhalar lentamente, realizar una pausa y repetir entre cinco a diez veces.

Para la meditación. En un lugar tranquilo, siéntese en un tapete, cruce las piernas, ponga la espalda recta, cierre los ojos y empiece con la respiración profunda repitiendo en su mente el mantra universal ‘Baba Nam Kevalam’.

Una recomendación . Para empezar en la práctica del yoga, Liliana Castro aconseja a las personas recurrir a un centro de yoga especializado, donde puedan ser dirigidos por expertos competentes en el tema.

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO