El id es:node/131520
Bienestar 16 de Julio de 2014

El yoga, una buena ‘canción’ de cuna antes de dormir

Compartir:

Ponemos la cabeza sobre la almohada, cerramos los ojos, estamos cansados y sin embargo no conseguimos conciliar el sueño. Las preocupaciones del día siguen rondando la cabeza y pasa mucho tiempo antes de caer en las manos de Morfeo.

¿Quién no ha pasado por esta situación? Infortunadamente el insomnio es uno de los grandes males de la vida moderna y un causante de la inestabilidad emocional de los que lo sufren.

El maestro de yoga, Luis Toro, considera que la mejor forma para inducir el sueño es la relajación.

Afirma que muchas veces las personas duermen  siete u ocho horas y amanecen peor porque en realidad la mente no alcanza a descansar lo suficiente. “En cambio, si se hace una relajación consciente antes de dormir, de 15 o 20 minutos, ese sueño va a ser mucho más reparador”.  Esto incluye técnicas básicas de yoga como la relajación abdominal.

“Todos llegamos al mundo con la respiración abdominal y esa es la clave para combatir las situaciones estresantes. Esta te lleva a un estado de relajación inmediato. El yoga, a través de la meditación, enseña a respirar correctamente”. (La respiración abdominal consiste en usar el diafragma, un músculo que separa la cavidad torácica de la abdominal. La idea es que el aire entre a los pulmones ejerciendo presión en órganos del sistema digestivo como el estómago. Al salir ese aire el diafragma se relaja y el abdomen se contrae).

Antes de dormir. La instructora de yoga, Roxana Fontalvo, argumenta que otro de los problemas de la vida moderna es que el tiempo no nos alcanza para nada y mucho menos para desconectarnos de ese afán del día a día.

Por eso —aconseja— es importante que uno practique disciplinas como el yoga o dedicarse tiempo para uno mismo. Ya sea 20 o 40 minutos para caminar, sacar el perro a pasear o darnos un espacio donde podamos conectarnos con nuestro yo interior y así frenar “esos pensamientos que van a un millón de kilómetros por hora y que son los que al final” nos agotan e impiden descansar.

Algunas posturas de yoga, nada complejas y que se pueden hacer desde la comodidad de la cama, permiten empezar a relajar la mente y regular el sueño.

Según Roxana, antes de dormir, después de apagar la computadora o el televisor, comer algo ligero una o dos horas antes (nada de carnes ni lácteos) la persona cruza las piernas, respira con las manos en las rodillas, endereza la columna y empieza a meditar.

Acto seguido “hay que concentrarse en una inhalación profunda, lenta y de manera natural. Cuando se exhala se hunde el ombligo, el estómago se llena de aire y se exhala nuevamente. Eso se repite 15 o 20 veces y luego inicia los ejercicios. Al final se hacen unas 10 repeticiones más de respiración. Con eso baja el ritmo del corazón y se consigue una respiración profunda”.

A continuación, como lo muestran las fotografías, presentamos algunas de las posturas de yoga recomendadas. Esta rutina no toma más de 20 minutos.

Texto: Alejandro Rosales
Fotografías: Orlando Amador  y Shutterstock
Agradecimientos: Muebles Jamar

Mensaje enviado Satisfactoriamente! REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO