El id es:node/61855
Bienestar 27 de Marzo de 2012

Entrenamiento para ser fiel

El usuario es:

Compartir:

El dolor producido por una infidelidad es un signo claro e inequívoco de cómo el amor está diseñado para la exclusividad y la fidelidad. Cuando vamos contra este principio nos lastimamos fuertemente.

La mayoría de la población mundial considera la fidelidad como un requisito imprescindible para que las relaciones de pareja se puedan desarrollar de manera sana, pero ‘del dicho al hecho hay mucho trecho’, pues en la práctica seguimos cultivando relaciones paralelas y de una evidente doble moral: somos fieles a la infidelidad.

De una manera u otra manera, en la vida todos queremos bienestar. Pero además de querer hay que poder, y para poder hay que prepararse, entonces es necesario que nos entrenemos para crear o fortalecer buenos hábitos que nos permitan alcanzar dicho bienestar, como por ejemplo, el habito de ser fieles a nuestra relación de pareja.

Primer paso: permanecer en alerta roja. Permanecer en alerta roja es estar en guardia, preparados. Evitar situaciones de riesgo, es privilegiar y priorizar nuestra relación.

Según el libro ‘La Fidelidad’ de Walter Riso, mientras el 40% de los hombres prefieren las aventuras de un día, sólo el 2% de las mujeres aceptan este tipo de infidelidad ‘ultrarrápida’.

El engaño femenino suele exigir algo más que simple sexo, ésa es la razón por la cual el 80% de los deslices femeninos ocurren con conocidos o amigos : el afecto arrastra al erotismo.

La mayoría de las aventuras que comienzan con gente cercana (colegas, compañeros de ocio, secretarias, vecinos, amigas) terminan convirtiéndose en una especie de telenovela tormentosa cuando se asciende (o desciende) a la categoría de amantes.

Una persona no ‘cae’ en infidelidad por casualidad como si fuera un ‘Huecos Acme’ como en los muñequitos de la TV, más bien progresiva y sistemáticamente se va dejando seducir, pues la verdad mucha gente no busca la aventura si no que la encuentra y sucumbe.

Por eso es fundamental que evaluemos qué es lo más valioso para nosotros: nuestra estabilidad emocional o un loco momento de placer.

Jamás pienses que eres incorruptible. Todos nos debatimos entre la exclusividad y la variedad, Queremos exclusividad, la demandamos, la exigimos, la buscamos, pero al mismo tiempo la violamos. Según algunos antropólogos, somos monogámicos de vocación e infieles por naturaleza, ten siempre en cuenta que a ti este tipo de situaciones también te pueden pasar.

Conocer nuestros puntos débiles. Si en verdad somos infieles por naturaleza y conocemos nuestras debilidades entonces deberíamos prevenir esta tendencia (si el deseo es mantenerse fiel). La certeza de estar con alguien confiable es fundamental para establecer cualquier relación, aquí es donde nuestras acciones están por encima de nuestra palabras, el punto es que el fundamento del amor es la lealtad.

No descuides a tu pareja. Como dijo el cantante Óscar De León: ‘sácala, llévala al cine, cómprale un ramo de flores, báñate junto con ella y llévale la comida a la cama’. Es decir, diviértete, crea situaciones provocativas con tu pareja para que no te aburras y termines buscando en otro lado lo que puedes tener en tu casa.

La exclusividad amorosa es un tema de investigación científica. Un estudio llevado a cabo en los Estados Unidos en la Universidad Emory, ha comprobado que la monogamia animal es genética, ya que manipulando genes de ratones consiguieron que los machos promiscuos se hicieran fieles a su pareja.

El estudio revela que el tipo de relación que mantienen los ratones depende exclusivamente de un gen encargado de codificar la proteína que trabaja en una región cerebral que regula la sensación de premio e íntimamente relacionada con la memoria.

Los investigadores transfirieron un gen del cerebro de un ratón macho monógamo al cerebro de un ratón de pantano reconocidos por su conducta polígama y sorprendentemente su conducta cambió al volverse monógamo.

Al poseer abundante receptor de Vasopresina en sus cerebro fue capaz de recordar a su pareja y los momentos agradables de convivencia con ella, sin embargo, el otro no fue pudo recordar la unión con la hembra.

Si pretendemos extrapolar estos resultados a las relaciones humanas, esta investigación podría dar una orientación para explicar por qué algunos seres humanos no se comportan igual que otros en sus relaciones de pareja.

Para ser infiel poco se necesita, es muy fácil, pero ser fiel eso sí que es todo un reto, y no porque la pareja no esté realmente enamorada, sino porque así es la naturaleza del ser humano.

Cuando colocas toda tu determinación en este estilo de vida, la paz y la tranquilidad que produce el entrenamiento para ser fiel no se cambia por nada en el mundo.

Actualmente, existen consultores ‘wellness’ o de bienestar cuya labor es ayudar a las personas e instituciones a desarrollar hábitos que les permitan vivir en bienestar integral (física, emocional y espiritualmente).

En dichos programas se ayuda a las personas a alcanzar su crecimiento personal, de la manera más practica posible, haciendo reflexionar sobre sus hábitos de vida y llevando a tomar la determinación de llevar una vida en paz y en bienestar consigo mismo y con el entorno.

Mujeres

Mientras el 40% de los hombres prefieren las aventuras de un día, sólo el 2% de las mujeres aceptan este tipo de infidelidad pues el engaño femenino suele exigir algo más que simple sexo, esa es la razón por la cual el 80% de los deslices femeninos ocurren con conocidos o amigos. La mayoría de las aventuras comienzan con gente del mismo circulo social.

Ser fiel ‘paga’

Esa es la principal conclusión a la que han llegado numerosos estudios en el mundo. Aunque la tentación es propia de la naturaleza humana, son numerosos los prejuicios que trae la infidelidad.

En primer lugar la descomposición familiar que ocasiona, el daño psicológico que sufre la pareja afectada y el estrés personal que padece el infiel, no se justifican mediante esta práctica. Por esto, es recomendable no ocasionar heridas por perseguir tentaciones.-

Texto: Junior Gómez
Correo: juniorgomeztrainer@gmail.com

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO