El id es:node/139674
Bienestar 21 de Octubre de 2016

La falta de sueño, un problema que no discrimina edades

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Dormir bien "no es algo opcional", sino una necesidad fundamental del ser humano. Así lo explica Arianna Huffington, la cofundadora de The Huffington Post en su libro La revolución del sueño.

ADRIANA POLO PERTUZ
Compartir:

En la actualidad, afirma Arianna, la falta de sueño ha alcanzado proporciones de epidemia, y gran parte de esto se evidencia en los adolescentes. "A partir de los 13 o 14 años, el sueño cambia",  explica el doctor Eduard Estivill, especialista Europeo en Medicina del Sueño. Agrega, que el sueño se encuentra controlado por una especie de reloj biológico, que está conformado por un grupo de células y situado en nuestro cerebro, "La misión de este es determinar las horas que debemos dormir según la edad", al abandonar la niñez, este reloj se retrasa y "nos da la señal de que no tenemos sueño hasta la una o dos de la mañana".

Los especialistas afirman que, no dormir al igual que dormir en exceso puede ocasionar daños perjudiciales a la salud, ya que trastorna el ritmo y el equilibrio del organismo. El rango de horas que se debe dormir está entre siete horas y media u ocho horas, aunque según Estivill, depende de la edad: "Un niño debe dormir al menos 11 horas; el adolescente, nueve; el adulto, ocho; y el anciano tendrá suficiente con seis horas".La falta de sueño puede repercutir de diferentes formas; desde perdida de concentración, irritabilidad y mal humor (en los adultos afectando directamente las relaciones familiares y laborales, y en los menores, en su rendimiento escolar y comportamiento), hasta problemas de salud a nivel cardiovascular, obesidad y en casos extremos la muerte. Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, mostró hace algunos años una alarmante evidencia de que la pérdida crónica de sueño puede provocar daños físicos irreversibles y la pérdida de células cerebrales.

Por otra parte, el doctor Javier Cabanyes, especialista en Neuropsicología Clínica de la Universidad de Navarra, señala que existen personas que necesitan dormir un poco más de las horas consideradas como normales. Existen casos en los que pueden aparecer situaciones atípicas como estar sin dormir durante un largo tiempo o tener un mayor volumen de trabajo, que tengamos que reponer las horas perdidas. Pero si estos factores no se dan y no hay una necesidad, dormir más de la cuenta "no es un dormir real, es un refugiarse en el sueño y eso sí que podría significar un problema diferente", añade el doctor.

Este trastorno se convierte en algo tedioso para quienes lo padecen, y aunque es difícil volver a tener el hábito adecuado, no es imposible. Explica el especialista que "hoy en día lo podemos solucionar", lo primordial es asistir al médico para recibir un diagnóstico y tener seguridad de que se trata de esta situación, ya que existen otras alteraciones que se pueden manifestar de la misma forma. Concluye que el apoyo y colaboración de la familia, es fundamental a la hora de resolver estos casos.

 

Pautas para incrementar la aparición del sueño:

  • Evitar la exposición a pantallas como las del móvil, la tablet o el ordenador dos horas antes de irse a la cama.
  • No hacer ejercicio físico por la noche.
  • A la hora de la cena, consumir alimentos livianos, que favorecen el estado de somnolencia.
  • Establecer horarios.
  • Reducir el consumo de alimentos que contengan cafeína.
  • Evitar los pensamientos negativos a la hora de irse a la cama.

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO