El id es:node/139620
Bienestar 19 de Octubre de 2016

La importancia de los controles prenatales

El usuario es:
Foto: Shutterstock

INGUEL DE LA ROSA VENCE
Compartir:
La recomendación de asistir a todos los controles prenatales no es un capricho de los especialistas y menos pueden verse como una pérdida de tiempo, si se tiene en cuenta que estos estudios podrían reducir los índices de mortalidad materna, los cuales ya reportan 170 casos en la primera mitad del 2016, de acuerdo con un informe epidemiológico del Instituto Nacional de Salud.
Consciente de esta realidad, Luz Adriana Rodríguez, especialista en Salud Sexual y Reproductiva de la EPS Saludvida, informa cada uno de los exámenes que deben practicarse las mujeres en estado de gestación, para determinar cómo avanza la salud de ellas y de su bebé mes a mes.
“Lo ideal es que inicie controles prenatales antes de la semana 12 de embarazo —asegura la experta—. Se comienza con un análisis completo de sangre para identificar el RH y realizar un recuento de glóbulos rojos con el que se sabrá si se tiene riesgo de padecer anemia o hay presencia de sífilis, hepatitis B, VIH, inmunidad a la rubeola o al sarampión y enfermedades infecciosas como toxoplasmosis”.
La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos también advierte cuán importante es practicarse la prueba en sangre de gonadotropina coriónica humana (GCH), hormona que se produce durante el embarazo. 
“La medición cuantitativa de esta hormona ayuda a diagnosticar embarazos anormales –como ectópicos o molares– y abortos espontáneos potenciales. También se utiliza como parte de una prueba de detección para el síndrome de Down o afecciones sin relación con el embarazo que pueden elevar el nivel de GCH”, indica la mencionada biblioteca estadounidense en su página web.
La primera ecografía es primordial en el primer trimestre del embarazo. En este caso, los especialistas aconsejan una ecografía de tercer nivel o de detalle para diagnosticar posibles malformaciones del feto.
‘Ecografía para evaluación fetal en el inicio del embarazo’ es el nombre de una investigación revisada y publicada por la Biblioteca de Salud Reproductiva de la OMS. El estudio en mención afirma que a futuro “el examen ecográfico de rutina no produce efectos perjudiciales en el rendimiento escolar o el funcionamiento neurológico de los niños”. Ello desmiente cualquier mito creado alrededor de la ecografía en los primeros meses de gestación.
Durante las semanas 13 a la 28, equivalentes al segundo trimestre, “se deben seguir con los exámenes de orina para prevenir los signos de la preclamsia o infecciones del tracto urinario”, dice la doctora Rodríguez, y agrega que en este periodo también se recomendarán más exámenes, dependiendo de la edad e historia clínica de la familia de la madre.
Finalmente, en el último trimestre, Rodríguez aconseja a las futuras madres atender los exámenes físicos que sugiere el médico “para establecer si el índice del crecimiento del bebé es normal y controlar los niveles de líquido amniótico”. En sus manos está buscar una atención integral que le garantice disfrutar de un embarazo saludable.
 
 
Síntomas de riesgo, según la doctora Luz A. Rodríguez:
 
  •  Dolor de cabeza que no pasa.
  •  Pitos en los oídos. 
  •  Vómito frecuente.
  •  Dolor de la boca al estómago.
  •  Salida de líquido por la vagina.
  •  Hinchazón en la cara, manos y pies.
  •  Diarrea de más de dos días de evolución.
  •  Subir más de cinco kilos en un mes.
  •  Reducción o ausencia de los movimientos del bebé.
  •  Fiebre.
 

 

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO