El id es:node/152726
Bienestar 05 de Junio de 2019

La nutrición, un factor determinante para mejorar el estilo de vida del perro

El usuario es:
Foto: Shutterstock

Loraine Obregón Donado - Instagram:@soyloraineo
Compartir:

A través de los años, los perros han ido ganando un lugar importante dentro de la familia. Es por ello que su nutrición pasa a ser fundamental.

Stella Gallego, médica veterinaria de Nestlé para Colombia, explica que la buena convivencia y el bienestar de estas mascotas dependen de la buena alimentación.

“Una nutrición equilibrada hace que el perro sea vigoroso y activo. Adicionalmente, permite que su pelaje luzca firme y brillante; y que la materia fecal termine siendo compacta y sin olores fuertes”.

Agrega que lo idóneo es que ingieran alimentos de calidad, con alto contenido en proteína, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales. El agua, que debe ser limpia y fresca, cumple un papel esencial, ya que brinda hidratación y protege sus riñones.

Por lo anterior, cabe resaltar que a la hora de elegir la comida se deben tener en cuenta los requerimientos del perro según su tamaño y condición, es decir, si es cachorro, adulto, anciano o si se ejercita.

Ariel Mendoza, veterinario con énfasis en gastroenterología y endoscopia de la Clínica Veterinaria Sharpey, recalca que “si se tiene una nutrición balanceada se evitará la predisposición a ciertas patologías y se beneficiará su desarrollo, su sistema inmunológico y su condición corporal”.

Las complicaciones. Existe una lista de enfermedades comunes que desencadena el mal régimen alimenticio en los perros. Mendoza, por su parte, señala que casi el 90% de esas patologías están relacionadas con la parte digestiva. 

Gallego dice que, “otra de las complicaciones tienen que ver con la piel porque las proteínas, las vitaminas y minerales hacen parte de la formación del pelo, de modo que si existe alguna deficiencia se generarían patologías dermatológicas. Ahora, si se les suministra grandes raciones, podríamos ocasionarles obesidad”.

Dice también que los problemas en los huesos y las articulaciones están relacionados con deficiencias en minerales o con el exceso de alimentación. Por tanto, si se habla de un cachorro es vital que reciba entre tres a cuatro porciones de alimento en el día. Si se trata de un perro adulto, lo ideal es que consuma de dos a tres raciones.

Recomendaciones. Entender que los caninos y los humanos somos especies diferentes nos llevará a tomar consciencia y pensar con cabeza fría antes de proporcionarles cualquier alimento del consumo humano.

Lo ideal, el concentrado. Los veterinarios Stella Gallego y Ariel Mendoza reiteran que es vital enseñar a los perros a comer solo concentrado, el cual debe tener alto contenido en proteínas, vitaminas, carbohidratos y minerales.

“La comida casera no es conveniente. Si comparamos los tamaños y las expectativas de vida, podríamos decir que un humano puede llegar a vivir 75 años y pesar entre 60 a 70 kilos, mientras un perro en promedio vive entre 15 a 18 años, y pesa entre 4, 10 o 20 kilos. Por otro lado, el metabolismo es diferente y las necesidades de comida son distintas”, explica Gallego.

Añade que esta clase de comida contiene ingredientes que pueden ocasionarles indigestión o intoxicación. Asimismo, puede generar obesidad, dado que “su sistema digestivo no tiene cómo manejar los excesos de calorías”.

Mendoza resalta que, aunque las preparaciones caseras son más agradables para el paladar, al suministrárselas se corre el riesgo de la sobredosificación y desencadenan problemas secundarios en la vida del perro.

Para los pacientes que no ingieren correctamente el agua, Gallego menciona que existe el alimento húmedo, que es aquel que se presenta en enlatados y está diseñado para tener hasta un 80% de agua y el resto en carne. “Básicamente mejora el consumo del agua y, al mezclarlo con las croquetas, proporciona un alimento rico y balanceado”.

Mendoza también señala que es de gran relevancia analizar, antes de adquirir el concentrado, la tabla nutricional y examinar sus  valores. 

Ahora, si su perro consume alimento humano, manifiesta que es necesario habituarlo a su alimentación. Para ello afirma que los familiares deben tener dos virtudes: paciencia y disciplina.

“La paciencia será vital en el proceso porque es posible que el perro presente inapetencia, debido a que es selectivo a la hora de comer. La disciplina será necesaria para dejar de brindarle comida humana, porque si recaemos tendríamos que empezar de cero. Entonces, para acostumbrarlos es necesario ponerles las croquetas en su plato y esperar que les dé hambre. Ellos nos son tontos ni se dejarán morir de hambre. Diferente es que estén enfermos, un perro sano querrá comer”.

Sepa que...

El veterinario Ariel Mendoza afirma que en el mercado existen varios tipos de concentrados, entre los más conocidos están el comercial, el premium y el súper premium. Añade que el comercial contiene índices de proteína no tan elevados y su materia prima está hecha a base de residuos. En el caso del premium y súper premium, su materia prima es exclusiva. Tiene índices bajos en grasa e índices ideales de fibra y de proteína.

«Una mala alimentación en los perros genera grandes problemas dermatológicos y digestivos».

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO