El id es:node/129376
Bienestar 04 de Diciembre de 2013

Lagrimaterapia, bebe tus penas para sanar

El usuario es:
Foto: Shutterstock

José Luis Rodríguez
Compartir:

A veces no queda de otra. Cuando el sentimiento ha colmado el límite, llorar es la única manera para desahogarse y sentirse mejor. Las lágrimas además de limpiar y lubricar los ojos, generan paz interior. Como bien dice el proverbio: “bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados”.

Hoy además de derramar lágrimas para el alivio, existe un tratamiento homeopático que conlleva a la sanación al beberlas.

Se trata de la lagrimaterapia, un procedimiento terapéutico creado hace más de 12 años por el homeópata chileno, iridiólogo, Hugo Fuchs locher.

Consiste en hacer tomar al paciente sus propias lágrimas en forma de gotas. Además su creador asegura haber realizado un elixir  medicinal, similar a las flores de Bach, mediante la recolección de lágrimas de más de 400 pacientes, mezclado con agua y alcohol. La homeopatía, para aquellos que no conocen mucho de ella, es un tipo de medicina alternativa, también conocida como pseudociencia, creada por el médico sajón, Samuel Hahnemann, a finales del siglo XVIII. Esta ignora el método científico y se basa en fundamentos filosóficos axiomáticos.

Fuchslocher señala en su libro “Lagrimaterapia: sanación divina”, que a medida que el tratamiento avanza el paciente eleva la consciencia, despiertan los sentidos, abre los chakras y se fortalece la comunicación con su ser interior. La clave de esta práctica está en que las lágrimas contienen la endorfina llamada leucina encefalina, producida por el cerebro y con un efecto muy similar al de la morfina, pero mucho más concentrado. “Estaba tomando el té con mi esposa, mientras ella lloraba por la reciente muerte de su padre. Una de sus lágrimas cayó en su taza y yo quise cambiarla. Ella me detuvo y me dijo que la dejara beber su dolor. Ahí comenzó mi descubrimiento”, señaló Fuchslocher a la prensa chilena en 2007. El homeópata clasificó en tres grupos las lágrimas según el sentimiento que las genera y para determinados aspectos:

Eliminar temores. Estas lágrimas ayudan a combatir los sentimientos negativos como la rabia, celos, egoísmo, temores, entre otros. Producen calma y equilibrio mental.
Elevar nivel de conciencia. Ayudan positivamente a cambiar la forma de pensar en relación a la vida.

Felicidad. Son consideradas las más difíciles de conseguir y logran aumentar el sentimiento de felicidad en las personas.

Hugo Fuchslocher:

Ha dedicado toda su vida a investigar y contribuir en el área de la salud a través de métodos naturales y medicina energética. Cuenta con más de 30 años en homeopatía, siendo uno de los más importantes especialistas de Chile en el área. Fue fundador del Colegio de Naturópatas de Chile y su presidente entre los años 1989 – 1990, También fundó el Centro Integral de Terapias y Tratamientos Naturales y Desarrollo Personal (CITN).

En Barranquilla muy pocos lugares  y médicos dedicados a la medicina homeopática, practican el tratamiento del iridiólogo chileno.

“Yo no practico ese tratamiento, pero tengo conocimiento de él y lo respeto. La homeopatía es muy diversa y cada experto puede desarrollar tratamientos personalizados para sanar a sus pacientes”, afirma la médica homeópata y nutricionista, Patricia Rico.

"Los ojos que han llorado ven mejor la realidad. Las lagrimas son la medicina propia y natural del ser humano”. - Hugo Fuchslocher, homeópata.

La lagrimaterapia, además de ser un tratamiento innovador, pretende un cambio radical en la mentalidad de las personas con respecto a la sanación, el cuerpo y la salud. Un cambio de consciencia donde se reconoce al ser humano como un organismo con cuerpo, mente, energía, sentimientos e integridad con el medio.

Jenny Barragán, psicóloga de pareja, especialista en maternidad, paternidad y crianza, enfatiza que lo importante es nunca reprimir el llanto porque perjudica la salud. “Llorar tienen una connotación de debilidad, principalmente en los hombres. Es crucial que desde la infancia se eduque a los niños para que expresen sus sentimientos”, agrega.

"El alivio que brindan las lagrimas se debe a que contienen leucina encefalina, elemento más poderoso que la morfina”. - Hugo Fuchslocher, homeópata.

La lagrimaterapia recoge los principios del hallazgo que el doctor William Frey, profesor de la Universidad de Minnesota, realizó en 1985. El académico estudió las lágrimas de un grupo de personas que lloraron por picar cebolla y otro por ver películas de alto contenido emocional. Frey descubrió que los dos tipos de lágrimas eran bioquímicamente distintas. Las primeras, solo cumplían la función de lubricar el ojo, mientras las segundas, contenían el neuromodulador producido por el hipotálamo, leucina encefalina, que actúa como analgésico. “La sociedad ha reprimido el llanto. No hemos tenido la oportunidad de probar lo que producen las lágrimas cuando hacemos un tratamiento consciente con ellas”, afirma Fuchslocher en su libro.

Correo: jose.rodriguez@elheraldo.co

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO