El id es:node/66526
Bienestar 08 de Mayo de 2012

¿Menopáusica yo? Jamás, ni de riesgos...

El usuario es:

Compartir:

Aunque la ciencia ha evolucionado lo suficiente para hacer que ciertas variaciones corporales sean asimiladas de una mejor manera, todavía hay mujeres que sienten pavor ante la simple mención de la palabra menopausia.

El mes de las madres es la oportunidad perfecta para tocar el tema, por eso revista M!ércoles te informa al respecto, con la orientación de la psicóloga María Mercedes Botero. Presta atención.

Experiencia vivida. Para empezar, esta profesional y también docente de la Universidad del Norte habla de su propia experiencia en este sentido, pues “por edad y señales hormonales diría que estoy en esta fase”, dice.

Según ella, al principio y debido a tanta desinformación y exageraciones, “no sabía qué hacer para tratarla, ni cuánto duraba o si debía usar medicamento alguno para el mismo fin”, agrega.

Sin embargo, María Mercedes cuenta que, en vez de huirle a algo tan natural en el género femenino, “decidí sentirme orgullosa de ser mujer y explorar con ganas todo lo que ocurría en mi organismo”, asegura.

En otras palabras, un día se levantó y dijo “me voy a gozar, sin prisa alguna, esta interesante etapa de la vida. Así que menopausia, bienvenida seas”.

Tanto positivismo y coraje para enfrentar algo que hasta ahora ha sido comparado con un ‘calvario’ es la razón por la que el próximo sábado 26 de mayo, de 11 a 12 del meridiano, la entrevistada estará dando una charla sobre todo lo concerniente a este aspecto, en el marco de la feria Mujer 2012 y es que muchas mamás, tías, hermanas, abuelas o amigas necesitan una actitud similar.

¿Qué es? La menopausia no es más que un desajuste hormonal que se da aproximadamente a los 50 años, el cual se ha vinculado de forma ligera y peyorativa con la incapacidad de procrear o de disfrute de la intimidad.

“Es cierto que habrá irritación, depresión, ganas de llorar e inapetencia sexual, pero “no es igual para todas las mujeres y los síntomas tampoco aparecen al mismo tiempo”, asegura.

De acuerdo con su explicación, tampoco es una enfermedad que se da en junio y termina al mes siguiente. Realmente, son claras señales de un cambio radical biológico y mental que indica maduración, jubilación de rol en la familia, ya que se “deja de cuidar a los hijos y empieza la concentración en los nietos”, señala la especialista.

¿Ventajas? Hay muchas, entre ellas “la última menstruación y es una dicha”, anticipa. En cuanto a los cambios de temperatura, “siendo del Caribe, hace tiempo que me adapté a vivir con ellos. Los problemas de sueño representan más tiempo para leer, estudiar o reflexionar y los cambios de humor, ¿quién no los tiene?”, pregunta.

La capacidad mental de una mujer en dicho período está en su tope, así como su potencial productivo. Lo mismo se puede decir de su disposición para relacionarse con los demás y de las funciones motoras o cognoscitivas, conforme la fuente.

“La única diferencia, es que se vuelve más receptiva, más sensible y nada de lo que está pasando es indicio de un mal que se esté incubando”, termina.

Algo adicional

Casos se han visto. Cuando la mujer tiene 55 años y aún menstrúa es una maravilla para ella y eso tiene que ver con el desarrollo tardío y con lo hereditario.

La edad ideal. Lo más sano es que llegue de los 50 en adelante, porque la mujer de 30 aún esta en ciclo reproductivo y su proceso podría dañarse al punto de no poder ser madre luego de la alteración.

Lo mejor. Que se hagan el chequeo semestral con el ginecólogo y solo por el temor del cáncer de cérvix sino también para revisar el riego hormonal.

Cuando es prematura

El estilo de vida actual de muchas mujeres jóvenes provoca un estrés causante de ciertos síntomas asociados a la menopausia. En algunas aparecen por la presión que a menudo ejerce el trabajo combinado con la maternidad y el liderazgo en el hogar. Podría darse la menopausia precoz en mujeres que sufren fallo ovárico prematuro antes de los 40 años, pudiendo incluso suceder en la adolescencia.

La psicóloga recomienda

Comprensión porque...
Todos los días son especiales en esta etapa. La mujer está en un punto en el que aún no es anciana, pero su cuerpo empieza a funcionar de otro modo.

No exageren, por favor
La familia no debería mirar distinto a una mamá en este momento. Debería ayudarla a asimilar el cambio como algo que no es el fin del mundo.

No a la falta de prudencia
A veces, es la misma mujer la que se pone una ‘pancarta’ para indicar que está pasando por un momento difícil. No debería dar tanta evidencia en este sentido.

Buen trato ante todo
Una mujer sigue siendo bella a los 50 años. Es la edad en la que más debería ser ponderada, pues está en el tope en muchos sentidos.

Texto: John Santana
jon.santanan@elheraldo.com.co

Temas tratados

Mensaje enviado Satisfactoriamente!
REPORTAR UN ERROR O SUGERENCIA
Ir a EL HERALDO